Revista Comunicación

Los riesgos de las redes sociales

Publicado el 28 diciembre 2009 por Barracuda Comespam @comespam
Formar parte activa de una red social tiene sus riesgos. Eso lo sabemos todos, si pones fotos que forman parte de tu intimidad en un espacio social al que mucha gente tiene acceso puede pasar que lleven a verlas personas que, por el motivo que sea, no te interesa que tengan acceso. Respecto a esto, hay que reflexionar sobre los riesgos y problemáticas que pueden derivarse de esta pertenencia a redes sociales.
¿Qué tipo de archivos/textos son accesibles desde redes sociales?
  • Fotos: hay muchas personas que disfrutan poniendo las fotos que realizan habitualmente, fotos de una cena, las vacaciones, etc, etc.
  • Videos: también es habitual que se realicen videos y se cuelguen en facebook o twitter.
  • Datos personales: nuestro nombre, edad, incluso algunos incluyen teléfono y dirección, a qué nos dedicamos, si tenemos o no pareja o hijos, cuándo es nuestro cumpleaños o dónde trabajamos. Estos son algunos de los muchos datos personales que quien entre en nuestro perfil puede ver. Todo depende de la cantidad de información que nosotros queremos poner y si no tenemos cuidado esta información puede llegar a manos ajenas, que la pueden utilizar con múltiples propósitos, desde temas de phising hasta spam personalizado.

¿Qué riesgos implica el colgar estos contenidos en una red social?
Los riesgos que se derivan de colgar estos contenidos en una red social son mucho más amplios de lo que pudiera parecer. Hay una frase que me parece fundamental: si mientes, no muestres tu vida en facebook. Esta máxima puede parecer exagerada pero no hay que olvidar el alcance que tienen estas redes sociales y si estás haciendo algo que no debes, no parece la mejor idea exponerlo en un escaparate público al que un gran número de gente tiene acceso. Como mínimo, una buena idea es restringir el acceso a los datos de uno, de manera que solamente nuestros amigos puedan tener acceso a esta información, de esta manera minimizaremos el riesgo.
Algunas de las consecuencias que pueden derivarse del uso habitual de las redes sociales pueden ser éstas:
  • Riesgo de lesiones por invasión de la intimidad ajena. Puede parecer increíble pero recientemente ha aparecido una noticia en los diarios en que un individuo intentó ahorcar a su examigo porque este último había colgado unas fotos en que estaba siendo infiel a su novia con otras chicas. El infiel se quiso vengar de su antes amigo propinándole una paliza e intentando ahorcarle, ya que había arruinado su vida al haberlo dejado la novia por culpa de dichas instantáneas.
  • Riesgos laborales. Un caso curioso es el de una mujer que estaba de baja por depresión y subió a su facebook fotografías en que estaba riendo y feliz, en diversos escenarios diferentes. ¿Resultado? Su empresa la despidió alegando que no podía seguir de baja por depresión cuando se la veía tan feliz. Es posible que la mujer realmente estuviera depresiva y ese momento fuera uno de los pocos en que se encontraba bien (ya sabemos que todos tenemos momentos mejores y peores dentro de la misma enfermedad) pero realmente no debería haberlo subido a facebook porque la imagen que proyectaba no era esa. Otro caso puede ser una persona que se encuentra mal, con fiebre y muy cansada. Va a una cena un sábado por compromiso, no se encuentra demasiado bien pero sigue ahí por amistad. El domingo se queda en casa y el lunes no va a trabajar porque sigue mal. Ella no ha subido ninguna foto a facebook, pero una amiga decide subir las fotos del sábado y etiquetarla. Mucho cuidado con eso, la imagen que da a la empresa es que el fin de semana se lo pasa de juerga y el lunes tiene que descansar de la juerga, aunque eso no sea cierto…
  • Peligro de pérdida de datos confidenciales. Conseguir la información confidencial de una persona puede ser muy rápido y muy fácil a través de las redes sociales. Como ejemplo, una amiga mía está soltera desde hace mucho tiempo y decidió que en su perfil no tenía que aparecer más ese dato. Su intención era que no apareciera nada sobre si tenía o no pareja pero el resultado que se mostró en facebook fue “xxx ha dejado de estar soltera” con lo que recibió un montón de felicitaciones y de comentarios sobre su supuesta pareja. Al poner que había dejado de ser soltera todos sus amigos se pensaron que si no estaba soltera era porque tenía pareja. En este caso el daño fue mínimo pero el hecho de poner información confidencial (si tienes o no pareja, número de teléfono, dirección, edad, etc) puede ser peligroso si cae en manos equivocada.
  • Riesgo de robo. Cuando nos vamos de vacaciones, nuestra casa puede convertirse en un blanco fácil para los amigos de lo ajeno. Si ponemos que nos vamos de vacaciones de tal día a tal día (aunque pueda parecer mentira, hay mucha gente que lo hace y se expone a que le roben) y hemos puesto también nuestra dirección, facilitamos la tarea a los ladrones, que sabran cuándo tienen que ir a robarnos. Puede parecer que no hay nadie suficientemente inocente como para poner estos datos online pero hay mucha gente que no se da cuenta de que lo que pone en facebook es visible para cientos de personas si no ha habilitado correctamente sus opciones de privacidad y así ponen información confidencial alegremente.

Hay muchos más riesgos pero de momento creo que es suficiente. Todos estos casos son reales, les han pasado a mis amigos o los he escuchado en los medios de comunicación. Esta muy bien estar conectado y utilizar las redes sociales pero debe hacerse con cabeza si no queremos tener problemas insospechados.

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossier Paperblog