Revista Libros

Los sabores perdidos (Raquel Martos)

Publicado el 11 diciembre 2019 por Bookworm
Los sabores perdidos (Raquel Martos)TÍTULO: Los sabores perdidos
AUTOR: Raquel Martos
EDITORIAL: Ediciones B
Sinopsis Editorial:



¿Cuál es el sabor de los recuerdos?

Esta es la pregunta que buscan responder los siete alumnos que acuden durante un fin de semana a un Curso de Cocina Emocional en una casa en el campo. Una tarta de cumpleaños para alguien que nunca volverá, un guiso que nos devuelve a la infancia...

A través de las recetas, los protagonistas irán desgranando los momentos que marcaron sus vidas y, así, los sabores y la vida se fundirán en esta peculiar cocina que se irá pareciendo, cada vez más, a una caja llena de recuerdos inolvidables.

Raquel Martos nos regala una novela repleta de emoción y sorpresas que conecta el paladar y el corazón. Y es que las historias de los alumnos -y también de la enigmática profesora- son, de algún modo, las de todos nosotros.

«En un plato de comida caben la alegría, el disfrute, la melancolía y el erotismo: en los sabores cabe la vida entera. 

Hoy os traigo al blog una novela deliciosa y ya os digo que nunca ha estado mejor empleado ese adjetivo, pero voy a empezar haciendo dos confesiones:
1º) Tardé mucho en decidirme a leer este libro. Cuando conozco a un autor más por su faceta televisiva (aunque hace ya años que no veo a Raquel en televisión) o por su trabajo en la radio, me cuesta más animarme a leer lo que escriben. Reconozco que muchos televisivos se han subido al carro de la "literatura" y que medir a todos por el mismo rasero es injusto, pero a veces cuesta. Está claro que aprovechando momentos de "fama" puntual o continua se publica de todo, pero lo que también está claro es que para opinar hay que leer y es cuestión de filtrar muy bien todas las opciones a nuestro alcance. Esta no es la primera novela de Raquel, aunque sí la primera que yo leo y desde luego no será la última.
2º) Mi madre es una gran cocinera, pero yo odio cocinar. Es superior a mí. Sin embargo como no puedo alimentarme de lecturas no me queda otro remedio que hacerlo casi cada día, y las cuatro cosas que hago, lo cierto es que están bastante ricas. Pero igual que no me gusta cocinar, me encantan programas como "Masterchef" o "Top Chef" ¿alguien lo puede entender? Pues del mismo modo me atraen las novelas en las que la cocina tiene un peso importante y esta es una de esas novelas.
En "Los sabores perdidos" se habla de cocina y contiene fabulosas recetas, cierto, pero también es mucho más. Os cuento...

Los sabores perdidos (Raquel Martos)

Raquel Martos y Gabriella Tassile

Mayte imparte clases de cocina en su casa de campo y durante un fin de semana, siete personas muy diferentes entre sí, se han apuntado a su primer curso de Cocina Emocional. El elenco de alumnos será tan variado como las recetas que cada uno de ellos lleva al curso y es que Mayte les ha pedido piensen en un plato, un sabor que sea especial para ellos. Gracias a esto nos deleitaremos con recetas muy diferentes, desde unas deliciosas croquetas, pasando por potajes, pasta, una receta vegana o una maravillosa tarta de cumpleaños. Y si diferentes son las recetas, más lo son los alumnos a los que iremos descubriendo poco a poco a medida que Mayte les va preguntando por ese plato y por la historia que lo hace tan especial.
Parece una historia sencilla y en el fondo lo es, pero a veces las historias más sencillas son las que esconden más emociones, y otra cosa no, pero emocionante es un rato. Cuando leí las primeras 180 páginas, ya me había reído un montón y llorado otro tanto.
Cada alumno, irá contando el por qué del plato que ha elegido, a veces serán platos que cocinaban personas que ya no están, o que sin remedio dejarán de estar pronto, platos que evocan felicidad, reuniones familiares, que desde el momento en que se probaron por primera vez se convirtieron en una parte importante de alguien, platos que desean reproducir para no olvidarse de ellos, de esos sabores que les hacen viajar y volver a conectar con sus recuerdos.
...a veces, la vida te da algo inesperado cuando has desesperado del todo.
A algunos les costará más abrirse que a otros. Elvira por ejemplo es muy tímida  e introvertida, todo lo contrario que Mikele, extrovertido y siempre haciendo un chiste de todo, Luz, pareja de Mikele, es muy natural, es luchadora y tiene cierta tendencia a los accidentes en la cocina aunque siempre lo vuelve a intentar, Rafa, es el más "salao" del grupo, simpático, empático y dispuesto a ayudar a cualquiera, Loreto es el personaje más frío, es práctica pero distante, siempre con un ojo en su tablet y la oreja en el teléfono, Amina tiene el corazón dividido por su dos países, Marruecos y España, es muy generosa y respetuosa y Arturo es el "abuelete" del grupo, un hombre con experiencia en la vida, es encantador y sabe calmar las aguas cuando se empiezan a revolver. A medida que las historias van surgiendo también nace una intimidad entre todos que va creciendo con cada receta y que al principio no parecía posible debido a lo diferentes que son unos de otros. Igualmente al lector le costará no empatizar al menos con alguno o algunos ya que es fácil reconocerse en ellos o reconocer a alguien de tu entorno lo que hace que conectes todavía más con la lectura.
... si nos estrelláramos un día en el mismo vuelo [...] y sobreviviéramos juntos en una isla desierta como en aquella serie de televisión, Lost, seguramente encontraríamos algunos elementos comunes con aquellos a los que nunca habríamos elegido como vecino de asiento en la vida y, asimismo, diferencias con los que, en principio, piensan muy parecido a nosotros.

Los sabores perdidos (Raquel Martos)

Fotografía de Diegocoquillat.com

Y si sus historias son muy interesantes, no lo son menos las historias de las recetas. Después de que cada alumno cuente qué lo conecta con ese sabor en concreto, Mayte elabora la receta y nos cuenta el origen de la misma, la procedencia de los ingredientes, las variantes a la hora de prepararlas... haciendo la lectura tan cautivadora que por momentos se te hace la boca agua y lo digo yo que suponía que leería las recetas en "vertical" porque cuando me enfrento a las recetas generalmente o hay ingredientes que no me suenan de nada o bien elaboraciones que me parecen imposibles y en este caso me las he leído de cabo a rabo... aunque no, NO he cocinado ninguna.
"Los sabores perdidos" me ha encantado, de verdad. Me ha gustado la historia, mejor dicho las historias de todos ellos, eso incluye a Mayte, la profesora y a la propia Raquel y a Gabriela Tassile, la creadora de todas estas recetas. Me ha gustado como está escrito porque se ve que Raquel ha volcado su corazón en este libro y no hace falta llegar a la historia de su "sabor perdido" para darse cuenta. He disfrutado muchísimo de la lectura y os la recomiendo sin dudar. De nuevo este es un libro del que no he leído reseñas previas, así que he ido sin expectativas y de verdad ha sido un descubrimiento, culinario y literario.
Por cierto, mientras leía, yo también pensaba en mis "sabores perdidos", pero como le dije a ella vía Instagram, más que en los perdidos en los que seguramente acabe perdiendo en algún momento, y no son pocos, así que seguiré saboreándolos mientras pueda e intentaré conseguir esas recetas que aunque no sea capaz de replicar, al menos me harán recordar a quienes las elaboraban.
Raquel, alhaja, ha sido un placer conocerte literariamente con este libro. Volveremos a encontrarnos entre letras en algún momento. Eso seguro.
Hay ciertos elementos que contribuyen a generar un determinado clima. Al igual que el fuego de una chimenea convierte una estancia fría en cálida, no solo en el sentido literal, la música, la buena comida y el vino ejercen ese extraño poder en las reuniones sociales.

Podéis empezar a leer esta novela AQUÍ, o si tenéis un kindle descargar una muestra gratuita, que por cierto es bastante completita y que a mí fue lo que me animó definitivamente a leer este libro.

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista