Revista Opinión

Los tres reyes (o reinas), magos (o magas), o lo que sean.

Publicado el 07 enero 2018 por Santiagomiro
Los tres reyes (o reinas), magos (o magas), o lo que sean.
Hablemos de reyes y reinas, de magos y magas. En 2016, varios concejales de Madrid decidieron incluir en las cabalgatas de reyes de sus distritos la figura de la reina maga. En lugar de los tres reyes magos bíblicos, habría dos reyes y una reina. No precisaron cómo iban a llamar a la reina maga, si Melchora, Gaspara o Baltasara. Lo que sí dejaron claro es que lo hacían para no incurrir en comportamientos machistas. Si triunfaba este nuevo criterio, tendríamos que ir pensando en cambiar de sexo no solo a los reyes magos, sino a la Biblia entera. Así, deberíamos hablar de Salomona y el Rey de Saba, de Santa José y el Virgen, de las doce apóstolas, etcétera. No era el primer intento de cambiar de sexo a todo lo que se mueve; hace años ya tuvimos una ministra de Igualdad que quiso transmutar los personajes de los cuentos para que hubiese equidad entre varones y hembras, por ejemplo: “Las tres cerditas y el lobo feroz”.  “Corrió el rumor –escribe Rafael Fenoy en ‘Reyes o Reinas Magos o Magas’, publicado en Agecirasnoticias.com– de que, en la cabalgata de reyes de algún distrito madrileño, uno de los tradicionales reyes magos sería una reina. ¡Y no veas la que se lió!... Días después se aclaró que seguirían siendo tres reyes magos, pero uno de estos personajes sería encarnado por una mujer. En fin, un lio de no te menees y a todo esto la fecha del 28 de diciembre, día comúnmente conocido como de los “inocentes” planeaba en la mente de más de una y de uno…La cuestión esencial residía en que la real condición de los magos de oriente, no aparece en el evangelio por ningún lado y tampoco su número. Tardarían unos siglos en concretar el número de magos (que no reyes) y sus nombres… De otras leyendas, mucho más rocambolescas, se ha nutrido el imaginario colectivo llegando incluso a relatar la conversión (año 70), el martirio de estos magos de oriente. Y que sus reliquias desde el S XII fueron depositadas por un emperador alemán, en la Catedral de Colonia (Alemania), donde vienen siendo explotadas, turísticamente hablando, desde esa fecha. Lo de la realeza viene a consolidarse con las tres coronas áureas, depositadas como regalo, sobre el 1200, por otro emperador en esa misma catedral. ¡Qué enorme interés el convertir a los magos en reyes! Llamar la atención sobre los comportamientos discriminatorios o machistas es necesario; pero el remedio elegido va a ser peor que la enfermedad. Me explico. Si ponemos una reina maga junto a dos reyes magos, estamos cometiendo una notoria discriminación: la única reina queda en clara minoría frente a los dos reyes. A la inversa, poner dos reinas y un rey sería discriminar al varón, que tampoco es plan. La única solución equitativa sería poner un rey, una reina, y una persona que fuese medio hombre, medio mujer, es decir, un hermafrodita. Por otra parte, los pajes de los reyes también deberían ser pajes y pajas para no discriminar. El problema va a ser tratar de convencer a los niños que asisten a la cabalgata de que esos tres reyes-reinas, con sus pajes y pajas, todos igualitarios, son los tres reyes magos que llevaron regalos a Jesús de Nazaret”.
Los tres reyes (o reinas), magos (o magas), o lo que sean.Marina Heredia y Mariola Cantarero, con Lorente y Eric detrás, y Diana Navarro, en Granada.La cabalgata de Reyes de Granada tuvo por primera vez tres 'Reinas Magas'. Las cantantes Marina Heredia, Mariola Cantarero y Diana Navarro hicieron de 'Reinas Magas', mientras que los Reyes estuvieron encarnados por el investigador y catedrático de Medicina Legal de la Universidad de Granada, José Antonio Lorente (Gaspar), Devin Wright (Baltasar), jugador del Fundación CB Granada, y por Eric de Los Planetas, y el músico Ernesto Jiménez, más conocido como Eric de Los Planetas (Melchor). Para el alcalde, esta importante novedad, evidenciaba la apuesta y el compromiso del Ayuntamiento con la necesaria igualdad real en todos los ámbitos de la vida municipal. “Las emisarias de Sus Majestades –dijo Francisco Cuenca– encarnaron a la perfección algunos de los valores de Granada, muy vinculados al mundo de la cultura y de esfuerzo personal que las sitúa en un ámbito que supera nuestras fronteras, llevando el nombre de Granada por toda España y el mundo”. Del mismo modo, se refirió a los representantes de los reyes Melchor, Gaspar y Baltasar, “que no sólo encarnan los sueños de los niños y niñas, sino las aspiraciones de esta ciudad; una ciudad solidaria, comprometida con las personas; una ciudad del conocimiento y la música, que aspira a ser Capital Europea de la Cultura; una ciudad saludable en la que el deporte base, los grandes eventos, el deporte para todos y en todos los barrios, juega un papel primordial”.
Los tres reyes (o reinas), magos (o magas), o lo que sean. El alcalde de Valencia (Compromís) recibió en el Ayuntamiento a tres 'reinas magas' de una cabalgata republicana.
Reyes magos y/o reinas magas’, titulaba hace dos años Bel Carrasco un artículo en El Mundo en el que decía: “Por la tranquilidad de los infantes más pequeños, espero que no se hayan enterado de la resurrección de las Reinas Magas que irrumpieron en otro día en el Ayuntamiento agasajadas por Ribó tras participar en una cabalgata organizada por El Micalet que recreaba una fugaz celebración del gobierno de la República en 1936. Los peperos más ultramontanos están que trinan por el ‘empobrecimiento’ de las tradiciones, dicen. Pobres críos, ya tienen bastante dilema con elegir entre Papá Noel y los monarcas de Oriente, y ahora, además, les sale un tercer contendiente en lid. Menuda competencia. Tres opulentas señoras vestidas de época. ¡Reinas Magas! Me pregunto, si estas figuras son de inspiración republicana, ¿cómo se les ocurre llamarlas reinas? ¿No sería más lógico denominarlas hadas magas, brujas magas, damas magas, mozas magas...o algo así? Bueno, creo que su título original era de Magas de Enero. Qué guay. Como feminista, doy la bienvenida a ese trío de damas de buen año y buen ver. Hay que renovarse o morir. Si no se resetean, los del camello lo tienen crudo.Necesitan con urgencia una pátina de modernidad. Melchor debe ser un refugiado sirio, Gaspar un gay fugitivo de un país islámico y Baltasar un niño soldado redimido por una oenegé. A nuevos tiempos, magos nuevos. Y cuantos más vengan, mejor. Para empezar el año con buen pie y llevarlo a buen término, necesitamos toda la magia que podamos conseguir. Triple dosis y por partida doble”.Los tres reyes (o reinas), magos (o magas), o lo que sean.Las reinas magas.“Creemos que los niños son gilipollas –escribe Arturo Pérez-Reverte en ‘Reyes magos y reinas magas’– Que no se enteran. Que podemos engañarlos con facilidad, haciéndolos cómplices de nuestros prejuicios, torpezas y limitaciones. Pero nos equivocamos. Esos diminutos seres con cara de panoli son formidables desarrollando intuiciones magistrales y conclusiones perspicaces. Su capacidad de observación, de intuición extrema y casi animal, su honradez intelectual incontaminada por las convenciones sociales que más tarde acabarán atrapándolos, son asombrosas. Nadie tan coherente, recto y tenaz como ellos al construir mundos propios y defenderlos, aplicar el sentido común, ilusionarse con desafíos, razonar sobre evidencias. Tan consecuentes y honrados, a veces hasta la crueldad, con el mundo que ven o creen ver. Tan próximos todavía a las reglas naturales de la vida; a esas realidades inexorables que los adultos aún no hemos podido hacerles olvidar, ni enmascarar y manipular estúpidamente para ellos. O más bien para nosotros. Para nuestra comodidad y sosiego. Me hace pensar en esto una moda reciente relacionada con la cabalgata de la noche de Reyes: confiar el papel de Melchor, Gaspar o Baltasar a una mujer. Todo, naturalmente, como cuota políticamente correcta: un tercio de sus majestades de Oriente, para cumplir con el qué dirán. Lo que se traduce en señoras disfrazadas de varón, con barba, corona y demás parafernalia. En los días siguientes al último de Reyes, algunos lectores y amigos me hicieron llegar cartas con sus opiniones sobre la cosa; y algunos, incluso, recortes de prensa con otras cartas publicadas en periódicos locales. Comentarios jocosos o indignados, según el talante de cada cual: mucha chufla y algún cabreo, como el de esa madre cuyo hijo de seis años, embozado con bufanda y gorro de lana bajo los que sólo podían verse sus ojos atónitos, le zarandeaba una mano gritando: ‘¡Mami, mami, ese rey es una mujer!’… Y como los pequeños cabroncetes no tienen un pelo de tontos, en cuanto pasa por delante la carroza, huelen la tostada. Y se les fastidia así la fiesta, la ilusión, la fe en algunas cosas que, para bien de la Humanidad, es conveniente conserven durante el mayor tiempo posible, antes de que la vida les demuestre lo que hay bajo el cartón y el falso armiño de cada rey, mago o no mago. Y así, subida en una carroza, la reina Gaspara, o como se llame, puede que haga un favor enorme a la visibilización de la mujer; pero también estará reventando la ilusión, en su noche más hermosa del año, a millares de criaturas que, sintiéndose estafadas, se volverán a sus padres para denunciar, con justa indignación: ‘¡Papi, ese rey con barba es una chica!’. Así que ya pueden despedirse de la magia, nuestras criaturas. Darse por fastidiadas. En este país acomplejado y cobarde donde no caben un tonto, un sinvergüenza, un oportunista más, cualquier nueva idiotez triunfa que da gusto. Habrá polémica, claro. Sentido común versus matonismo ultrarradical. Acusaciones de machista intransigente a quien no trague. En consecuencia, las autoridades dispondrán cada vez más cabalgatas con la cuota adecuada de reyes y reinas, magos y magas, camellos y camellas, pajes y pajas. Todo sea por no discrepar. Y a los niños, pues bueno, pues vale, pues me alegro. A ésos, que les vayan dando”.    Los tres reyes (o reinas), magos (o magas), o lo que sean.La carroza de la Mesa de la Igualdad desfila por el barrio madrileño.
Dnoé Lamiss, la actriz Roma Calderón y la drag queen, la Prohibida, fueron las tres reinas magas en el barrio madrileño de Vallecas. Desde la asociación Orgullo Vallekano, organizadora de la cabalgata, explicaron que se trata de una “propuesta inclusiva” y que, en todo momento, contaron con el “apoyo” del Ejecutivo municipal,  liderado por Manuela Carmena. [email protected] somos las reinas de nuestras vidas fue el lema para un desfile en el que las reinas magas estuvieron acompañadas de una familia formada por “dos mamás”. Una cabalgata que no estuvo exenta de polémica, recibiendo críticas por incluir a tres mujeres como Reyes Magos, algo que, según los detractores, “rompía con la tradición”. Carmena apostó en su momento por vestimentas pintorescas para los Reyes, con trajes reciclados y alejados de la costumbre. Quisieron que esta carroza del 'Orgullo Vallekano' fuera un testimonio de diversidad social para que los niños fueran teniendo contacto con el colectivo LGTBI. La Liga Española Pro Derechos Humanos solicitó al Juzgado de Instrucción en funciones de guardia de Madrid que adoptase medidas cautelares urgentes para impedir la concurrencia de la carroza con la temática LGTBI. Y, en un escrito, reclamaron que esa carroza “perjudica altamente el interés general, a los niños en su ilusión y tradición, además del interés legítimo de la Iglesia Católica por la irreverente y ofensiva imagen que afecta a uno de sus principales símbolos”. El documento comienza asegurando que en dicha Cabalgata se va a sustituir la tradicional por una carroza de “reinas”, lo que a su juicio iba en contra “del arraigo de las tradiciones católicas y la inalterabilidad de las instituciones bíblicas. Más aún, cuando se trata de fiestas religiosas dirigidas hacia la inocencia de los niños”. Explicaron que, con la presencia de las “Reinas Magas”, se cambiaba “el criterio por el cual existen los Belenes y la imagen de quienes adoran al Niño Dios a pocos días de su nacimiento”. Y concluían recordando que las “Reinas Maga” no existen en la tradición religiosa, y que los Reyes Magos “no son personajes sino citas bíblicas de las cuales el Ayuntamiento de Madrid no es titular. Por ello no puede alterar la inalterabilidad dogmática de la Iglesia Católica durante milenios”. Pero José María Abad Liceras,  titular del Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 18 de Madrid, rechazó adoptar la medida “cautelarísima” de apartar a la carroza LGTBI de la cabalgata de Reyes, como le había solicitado la Liga Pro Derechos Humanos. El juez no entra a juzgar los argumentos presentados por la asociación ultra, pero rechaza que tenga “legitimación activa” para ejercer “una acción pública a nivel procesal respecto a la actuación municipal para la que solicitó la suspensión que, por los motivos expuestos, no puede concederse”.
Los tres reyes (o reinas), magos (o magas), o lo que sean.
En enero de 2016, Manuela Carmena inauguraba su primera cabalgata como alcaldesa de Madrid con una fuerte polémica debido a las ya famosas 'reinas magas', unos trajes poco tradicionales y la ya famosa frase de la ex del PP Cayetana Álvarez de Toledo de que no se lo perdonaría “jamás” por traumatizar a sus hijos con esa 'terrible' imagen. Desde entonces, parece que la alcaldesa de Ahora Madrid intentó evitar cualquier polémica, pero cierta prensa buscó donde encontrar una noticia para atacarla. Y aprovechó  lo ocurrido en Vallecas. “Una 'drag queen', en la cabalgata de los Reyes Magos de Vallecas”, tituló en portada el diario 'El Mundo', asegurando que habría “una carroza llena de color, purpurina, decorada con la bandera arcoíris y con tres artistas invitadas (la 'drag queen', La Prohibida, la actriz y bailarina de cabaret, Roma Calderón, y la hiphopera, Dnoé Lamiss) que hacen las veces de reinas magas”. Y afirmó: “Parece más típico de un desfile del Orgullo Gay pero esta carroza formará parte de la comitiva que acompañará a Sus Majestades de Oriente en la cabalgata del distrito de Puente de Vallecas, el próximo 5 de enero”. El Ayuntamiento negó que fueran a desfilar 'drags' en la cabalgata de Vallecas aunque sí que habría una carroza del colectivo LGTBI para concienciar a la sociedad y “normalizar” sobre sus derechos. El concejal y presidente del distrito de Puente de Vallecas, Francisco Pérez, aclaró que “la organización tiene especial cuidado con las tradiciones y con los sentimientos infantiles”. Y sentenció: “Tengo que desmentir la participación de una carroza drag quen”. El portavoz del PP en el Ayuntamiento, José Luis Martínez-Almeida, pidió no confundir a los niños con mensajes ajenos a la Navidad y  Begoña Villacís, de Ciudadanos, remarcó que era un acto para “niños”. Orgullo Vallekano anunció su participación en la cabalgata del distrito con una carroza llena de color, diversidad e igualdad. “¡Por que [email protected] somos las reinas de nuestras vidas! Con la participación de La Prohibida, Roma Calderón y Dnoe Lamiss. Nuestras reinas absolutas”. 
Los tres reyes (o reinas), magos (o magas), o lo que sean.Carmena lamenta que la cabalgata se haya convertido en “un escándalo que partió de una noticia absolutamente falsa”Pese a todo, los grupos municipales de PP y Ciudadanos criticaron que se intente “desnaturalizar” la Navidad, ya que no es el momento más apropiado para “mezclar” porque podría confundir a los niños, y hay otras ocasiones para luchar por la diversidad. Así lo señalaba la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, que ha considerado que querer aprovechar los eventos de la Navidad para plantear cuestiones reivindicativas no solo confunde a los más pequeños, sino que supone “confundirse de escenario, de fechas y de objetivo”. En idénticos términos se expresó José Luis Martínez Almeida, portavoz del Partido Popular en el ayuntamiento de Madrid. Manuela Carmena lamenta el “poco tacto” de algunos grupos, en referencia al PP y Ciudadanos, por convertir en un “escándalo” lo que en realidad eran “exageraciones” a raíz de una “noticia absolutamente falsa”. A preguntas de los periodistas, la alcaldesa celebra que tras la “confusión” haya quedado todo aclarado, y lamenta que se hayan “deducido cuestiones que no son ciertas” y que se hayan “dicho muchas exageraciones” que “indican qué poco tacto tenemos muchas veces los representantes políticos”, en alusión a las críticas de estos días. Critica, en este sentido, que “una iniciativa tan bonita como que en la cabalgata puedan participar las carrozas de todos los que quieran” se convirtiera “en un escándalo que partió de una noticia absolutamente falsa”.
Los tres reyes (o reinas), magos (o magas), o lo que sean.       Los reyes catalanes, de amarillo.Y, mientras en Madrid la polémica giraba en torno a la carroza LBTGBI en la cabalgata de Reyes de Vallecas, en Cataluña, el 'procés' se colaba en la cabalgata de Manresa, la localidad elegida por TV3 para retransmitir este año la llegada de sus 'majestades de Oriente'. Las entidades soberanistas, ANC y Òmnium Cultural, cuyos líderes, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart se encuentran en prisión por su papel en el 'procés' independentista, lanzaron un llamamiento para acudir a la cabalgata de Reyes de Manresa “con ropa amarilla o algún símbolo amarillo” para mostrar la solidaridad con los presos soberanistas. A través de Twitter, la ANC de Manresa y Òmnium de Bages (Barcelona), pidieron “recibir la cabalgata de Reyes de amarillo”. Las cuentas de Twitter de la ANC de Manresa y Òmnium de Bages (Barcelona) compartieron sendos tuits, acompañados de una imagen de los Reyes Magos portando el lazo amarillo, símbolo de las reivindicaciones de libertad para los dirigentes catalanes y líderes de las entidades soberanistas que se encuentran en prisión. “Hacemos un llamamiento –rezaba el comunicado publicado en la web, 'Manresa per la República'–, para acudir a la cabalgata de reyes con ropa amarilla o algún símbolo amarillo, en el que quede constancia, una vez más, de la reclamación de libertad de los presos políticos y el retorno de los políticos exiliados”. El año pasado fue polémica la iniciativa de la ANC y Òmnium Cultural en Vic (Barcelona), ya que pidieron acudir a la cabalgata de este municipio con farolillos con la 'estelada', la bandera independentista. En aquella ocasión la ciudad elegida fue Vic porque también fue el municipio que TV3 eligió para su retransmisión anual de la cabalgata de reyes.
Los tres reyes (o reinas), magos (o magas), o lo que sean.Imagen de una de las cabalgatas de reyes magos de Alcoy.Laura Martínez, escribe en Eldiario.es: “Las cabalgatas de los reyes magos reabren desde hace años el debate sobre las tradiciones y la discriminación. Diversos colectivos se preguntan si de verdad es necesario embadurnar las caras de personas blancas para representar a un rey africano y a sus pajes. Hacer de un color de piel un disfraz y una caricatura es denigrante, consideran. En la representación de la localidad alicantina de Alcoi, con más de un siglo de tradición, hay una categoría de pajes que forman parte de la cabalgata y reparten los regalos con escaleras por las casas de quienes han pagado para ello. Estos criados de los reyes magos, doscientos cada año, están representados por personas blancas pintadas de negro como el betún y con unos acusados labios rojos. Coloquialmente, a los integrantes de esta comitiva los llaman ‘els negrets’. La de Alcoi se reivindica como la cabalgata más antigua del Estado español, con 133 años a cuestas, y está declarada Bien de Interés Cultural y Fiesta de Interés Turístico Nacional. Además, aspira al reconocimiento de la Unesco desde 2011 y Televisión Española suele conectar en directo en su cobertura de la noche de reyes. Este es el principal argumento de la defensa del municipio ante las acusaciones de racismo por parte de varias ONG y colectivos: la tradición y la candidatura de la Unesco. El colectivo  para mujeres afrodescendientes, que pelea por inculcar la perspectiva racial en el feminismo, inició hace semanas una campaña de crítica a la cabalgata”.
Los tres reyes (o reinas), magos (o magas), o lo que sean.El rey Baltasar, un blanco con betún, en la cabalgata de Igualada.
Un año más, diferentes cabalgatas de los Reyes Magos repartidas por toda España han continuado con la costumbre de pintar a una persona blanca de negro para hacer el papel de Baltasar o de pajes. Una práctica que, como se explica en un vídeo del final, es racista y tiene su origen en episodios históricos como la esclavitud. Mostramos algunas de las representaciones de Baltasar o de sus pajes que, hoy en día, todavía se sirven del betún para repartir ilusión, regalos y reparten alguna que otra mancha en las mejillas de los más pequeños. En Girona, una de las ciudades más grandes de Catalunya todavía mantiene a una persona blanca haciendo el papel de rey Baltasar. En Alcoy, se pinta de negro tanto a Baltasar como a centenares de pajes, llamados allí como 'negrets', que acompañan al rey en su cometido. En  Igualada pintan de negro y con labios rojos a los personajes. Igualmente, en Parla, Chiclana, Valdemoro y en otros lugares, se elige a un blanco para que haga de negro. Y, así, continúan un año más pintando a personas blancas de negro que hacen los papeles de Baltasar o de pajes en las cabalgatas. Colectivos antirracistas han criticado esta práctica que consideran “una más de tantas y tantas mofas racistas”.
Los tres reyes (o reinas), magos (o magas), o lo que sean.
Aníbal Malvar, en Público “Reyes Magos vs. drag-reinas”: “Anda nuestra España de sotana y No-do muy disgustada porque en Vallecas van a sacar una cabalgata de reyes con tres drag queens, cuyas gracias artísticas son Roma Calderón, La Prohibida y Dnoé Lamiss. Los activistas retro de Familia y Dignidad Humana calificaron la idea como una ‘ofensa a los cristianos en un acto infantil con dinero de todos los contribuyentes’. El concejal del PP José Luis Martínez Almeida se quejaba en twitter en estos términos: ‘Los Reyes Magos de Vallecas son un intento más de Manuela Carmena por desnaturalizar la Navidad. Apoyamos el día del Orgullo Gay y el resto de celebraciones, pero creemos que el Día de Reyes se ha de respetar como se respetaría cualquier festividad de otra religión’. Está claro que a Manuela Carmena se le atragantan más los reyes magos que el mismísimo e interventor Cristóbal Montoro. Aún resuena en la España carpetovetónica el lamento de Cayetana Álvarez de Toledo cuando la alcaldesa vistió a sus primeros reyes magos con look casual: ‘No te lo perdonaré jamás, Carmena, jamás’, escribió esta noble española de la FAES tras sufrir sus hijos un colapso intelectual al ver los adefesios. Pues habrá que decir que quienes más traicionan la tradición y cultura cristianas son esos clásicos reyes magos del jo, jo, jo y los caramelos, pues nada se dice en la Biblia de que los señores que llevaron oro, incienso y mirra a Jesús fueran tres ni se tratara de reyes. Esto último de coronar a estas figuras sí es una ofensa a todos los católicos republicanos. Solo existe una alusión bíblica a estos personajes en el evangelio de Mateo (pefiero el disco de Bach al libro), y los más eruditos exégetas del santo texto interpretan que eran sabios astrólogos. Así que, si queremos tradición de verdad, deberíamos contratar para las carrozas a investigadores precarios, así al menos por un mes alcanzarían la condición de mileuristas (…) La cabalgata LGTBI de Vallekas –a la que no tienes que acudir obligatoriamente, por cierto– viene también de esa estela inconformista que inspiró a los de las uvas en Sol. No hay que olvidar que, como escribió mi querido Shangay Lily en su testamento literario Adiós, Chueca (Ed. Foca) la drag es ‘un hombre que se viste de mujer con fines políticos, para cuestionar los géneros, la homofobia y el heterocentrismo’. O sea, nada que ver con travestis, transformistas o transexuales, igual de respetables pero ajenos a la veleidad ideológica. Pero esto tampoco lo saben quienes defienden cual cruzados enfadadísimos esta tradición que no es tradición ni nada, pues solo es un invento tardío y marcadamente consumista. A los sabios que viajaron al portal de Belén siguiendo una estrella, por cierto, los tatarabuelos de ese catolicismo rancio que hoy se indigna los hubieran quemado en las hogueras de la Inquisición. Por brujos. Buena ha sido siempre la iglesia con la ciencia, ay, Galileo”.
Los tres reyes (o reinas), magos (o magas), o lo que sean.
La periodista, Cristina Fallarás, titula “La máquina del odio en Reyes”, un crítico artículo en el que, entre otras, cosas dice: “En la Cabalgata de Reyes de Madrid desfilan, además de los llamados Tres Reyes Magos, carrozas de varios centros comerciales, diversos canales de televisión, los promotores de series infantiles, un grupo nutrido de personajes de la Guerra de las Galaxias, marcas de alimentación, Pocoyó y Bob Esponja, entre otros. Nadie sabe si el ser humano que va dentro de, pongamos, Darth Vader es hombre o mujer, monja o pariente de Ruiz Gallardón, a quien aún se recuerda con la cara pintada de negro. Y a nadie parece importarle. Sin embargo, se ha montado un repugnante barullo político porque tres integrantes de un colectivo de la Asociación de Vecinos de Puente de Vallecas, pertenecientes a la Mesa de Igualdad del distrito, van a unirse al desfile que tendrá lugar en esa zona madrileña. Se ha montado porque se trata de las artistas y activistas LGTB Roma Calderón, La Prohibida y Dnoé Lamiss. El portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento de Madrid, José Luis Martínez Almeida, aprovechando para meterle un dedo en el ojo a Carmena, ha publicado en su cuenta de tuiter: ‘Los Reyes Magos de Vallecas son un intento más de @ManuelaCarmena por desnaturalizar la Navidad. Apoyamos el día del Orgullo Gay y el resto de celebraciones, pero creemos que el Día de Reyes se ha de respetar como se respetaría cualquier festividad de otra religión’. Poco después se han sumado a su protesta, además de varias asociaciones ultracatólicas, la concejala de Ciudadanos, Begoña Villacís y hasta la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes. ‘Hay muchos foros para reivindicar derechos, pero los niños lo que quieren ver en la cabalgata es a los reyes magos, nada más’, declaró Villacís. Y la presidenta Cifuentes dio un paso más lejos: ‘Yo siempre he apoyado las reivindicaciones del colectivo LGTBI a lo largo de toda mi vida, pero las navidades son las navidades, y las cabalgatas son cabalgatas, y el portal de Belén es la Virgen, San José, el niño… y si acaso la mula y el buey’.
Los tres reyes (o reinas), magos (o magas), o lo que sean.
“No es cierto –añade Fallarás– que las navidades sean solo esos cinco personajes que nombra Cifuentes o ‘los-Reyes-Magos-nada-más’ de Villacís, y mucho menos que sean ellos los únicos que desfilan en la Cabalgata de Reyes. Dicho desfile compone un nutrido y relativamente cutre muestrario de consumo infantil donde lo que menos aparece es la pretendida ‘espiritualidad’ cristiana en teoría propia de estas fechas. ¿Les ha preocupado a estas gentes del PP, Ciudadanos y la Iglesia católica, en algún momento, que los canales infantiles de las televisiones, El Corte Inglés, personajes como los militares de la Guerra de las Galaxias o Bob Esponja tengan su propia carroza? Jamás. ¿Entonces? Lo que les preocupa es saber que, dentro de unos animales de peluche de una caravana de un distrito como Vallecas, en cuyo desfile jamás habían reparado, aniden tres personas que defienden la igualdad LGTBI. O sea, que se trata de un acto, el del PP y Ciudadanos en el Ayuntamiento, y el de la presidenta Cifuentes, abiertamente homófobo. Y lo cierto es que empezamos riéndonos de lo que consideramos una bobadita ultraconservadora, pero el asunto pronto dejó de hacer gracia. Así funcionan las cosas ahora: unos señalan el objetivo y otros disparan sus insultos y amenazas. Nadie es inocente en este juego y nadie lo ignora. Las declaraciones de Cifuentes, Villacís o Martínez Almeida pusieron en marcha algo que ellos conocen muy bien, y desgraciadamente nosotras también: La máquina del odio. Ahora se cuentan por millares los ataques y las muestras de violencia contra la caravana de Vallecas. El mal está hecho. Ese mal no es precisamente que todos los sectores sociales tengan cabida en una caravana, y no solo los comerciales. Ese mal consiste en señalar a aquellos a quienes consideran indeseables, indeseables para lo que sea, en este caso un desfile comercial. Ese mal consiste en poner en marcha la máquina del odio. Y ahora solo nos queda esperar que no suceda nada de lo que tengan que arrepentirse”.
Los fotomontajes de la semana:
Los tres reyes (o reinas), magos (o magas), o lo que sean. Geishas, cruzados y toreros en Vespa. Así era la cabalgata madrileña de Reyes en tiempo del franquismo. Los tres reyes (o reinas), magos (o magas), o lo que sean.Y así, como puede apreciarse, el paseo de los Reyes de Oriente. 
Los tres reyes (o reinas), magos (o magas), o lo que sean.
Los tres reyes (o reinas), magos (o magas), o lo que sean.
Los tres reyes (o reinas), magos (o magas), o lo que sean.
Los tres reyes (o reinas), magos (o magas), o lo que sean.
Los tres reyes (o reinas), magos (o magas), o lo que sean. Una de las viñetas del año pasado, publicada en el influyente semanario @POLITICOEurope
Los tres reyes (o reinas), magos (o magas), o lo que sean.
Los tres reyes (o reinas), magos (o magas), o lo que sean.
Los tres reyes (o reinas), magos (o magas), o lo que sean.
La Iglesia, una institución machista. “Para nada” contestan los prelados, sorprendidos....
Los tres reyes (o reinas), magos (o magas), o lo que sean.
Los tres reyes (o reinas), magos (o magas), o lo que sean.
Los tres reyes (o reinas), magos (o magas), o lo que sean.
El pasado miércoles llegaba El Jueves, con un dibujo en portada sobre la división entre la derecha después de las elecciones de Cataluña. El éxito de Ciudadanos, junto al estrepitoso fracaso del Partido Popular, desató las peleas en la derecha, algo “histórico” para la revista. Por primera vez en mucho tiempo, la que está dividida y se lleva a matar no es la izquierda, sino la derecha. 
Los tres reyes (o reinas), magos (o magas), o lo que sean.
Los tres reyes (o reinas), magos (o magas), o lo que sean.
Los tres reyes (o reinas), magos (o magas), o lo que sean.Los reyes, saltando la verja de Melilla.
El humor, en la prensa de esta semana:  El Roto, Forges, Peridis, Padylla, Vergara,  Pat. Manel F. Pat, Atxe, Eneko, La Boca del Logo, Capdevila, J. R. Mora…
Los tres reyes (o reinas), magos (o magas), o lo que sean.
Los tres reyes (o reinas), magos (o magas), o lo que sean.
Los tres reyes (o reinas), magos (o magas), o lo que sean.
Los tres reyes (o reinas), magos (o magas), o lo que sean.
Los tres reyes (o reinas), magos (o magas), o lo que sean.
Los tres reyes (o reinas), magos (o magas), o lo que sean.
Los tres reyes (o reinas), magos (o magas), o lo que sean.
Los tres reyes (o reinas), magos (o magas), o lo que sean.
Los tres reyes (o reinas), magos (o magas), o lo que sean.
Los tres reyes (o reinas), magos (o magas), o lo que sean.
Los tres reyes (o reinas), magos (o magas), o lo que sean.
Los tres reyes (o reinas), magos (o magas), o lo que sean.
Los tres reyes (o reinas), magos (o magas), o lo que sean.
Los tres reyes (o reinas), magos (o magas), o lo que sean.
Los tres reyes (o reinas), magos (o magas), o lo que sean.Las batalla definitiva.
Los tres reyes (o reinas), magos (o magas), o lo que sean.Los reyes. Los tres reyes (o reinas), magos (o magas), o lo que sean.
Los tres reyes (o reinas), magos (o magas), o lo que sean.
Los tres reyes (o reinas), magos (o magas), o lo que sean.EnekoLos tres reyes (o reinas), magos (o magas), o lo que sean.
Los tres reyes (o reinas), magos (o magas), o lo que sean. La estrella de Oriente Medio, La Boca del Logo.Los tres reyes (o reinas), magos (o magas), o lo que sean.
Los tres reyes (o reinas), magos (o magas), o lo que sean.
Los tres reyes (o reinas), magos (o magas), o lo que sean.
Pep Roig, desde Mallorca, nos deja: Regalos reales, En un país multicolor, España desoye, La vida es bella, Moralidad Nacional…
Los tres reyes (o reinas), magos (o magas), o lo que sean.
Los tres reyes (o reinas), magos (o magas), o lo que sean.
Los tres reyes (o reinas), magos (o magas), o lo que sean.
Los tres reyes (o reinas), magos (o magas), o lo que sean.
Los tres reyes (o reinas), magos (o magas), o lo que sean.
Reyes Magos Madrid 2018 Una 'drag queen' en la carroza de los Reyes Magos de Vallecas Cabalgata de Reyes Magos de Alcalá de Guadaira 2018 por Calle Alonso Gascón, adelantada al día 4 de enero del 2018 ante la previsión de lluvias para el día 5. Ante la llegada de las cabalgatas de los Reyes Magos, Moha Gerehou nos explica el origen racista que tiene la práctica de pintarse de negro para representar al rey Baltasar o a cualquier personaje negro y su relación con episodios de la Historia como la esclavitud Por qué pintarse de negro para hacer de Baltasar es racista FORMENTERA JAZZ FESTIVAL 2017 Polònia - Els barrufets del PP Polònia - Qui fa el missatge de cap d'any?

Volver a la Portada de Logo Paperblog