Revista Política

Luz y Tiempo, por Hugo Novotny

Publicado el 14 diciembre 2017 por Gabrielvl @gabrielvl05

http://parquecarcarana.org/wp-content/uploads/2013/02/Luz-y-tiempo-HN-2017.pdf
"Estamos atravesando, en la primera mitad de este siglo XXI, un momento extremadamente paradójico de la humanidad en el que subsiste una parte todavía importante de la sociedad planetaria aferrada, por convicción o por engaño, al geocentrismo y su soberbia enceguecedora, a los “restos no resueltos del Cromagnon” y sus comportamientos visceralmente agresivos, a la imposición violenta en todas sus formas. En un desesperado intento de perpetuarse frente a su irremisible desintegración, este sistema de creencias y comportamientos primitivos ocupa todavía el centro de la escena social, contaminándola de contradicciones, violencia, injusticias y destrucción.
Al mismo tiempo que surge y se va configurando un nuevo paisaje de “viajeros de lo profundo”, del cosmos y de la mente, que en su exploración hacia los orígenes del universo y las fuentes de la vida están descubriendo poco a poco la conciencia, la mirada interna y la intencionalidad creadora que la impulsa. Viajeros que comienzan a encontrar en su interior las referencias necesarias para el camino, la inspiración y la luz que los ilumine, mientras buscan formas nuevas de comunicación, coexistencia y construcción social, más justas y no-violentas. Evidentemente, en la medida en que la mirada se internaliza y gana conciencia de sí misma, el ser humano comienza a comprender el espacio y el tiempo como configuraciones de conciencia y avanza en la activación de las capas más profundas de su espacio interno, hacia el pleno despliegue de su intencionalidad y el contacto directo con el sentido que pone la Mente en todo fenómeno de la propia conciencia y la propia vida. Comienza a acariciar con fe su más elevada aspiración: la inmortalidad espiritual. Intuyéndolo posible no sólo para algunos individuos con características “suprahumanas” o aplicados fervientemente a un camino místico-espiritual, como ha sucedido ya en la historia, sino para todo el que lo intente con verdad interna.
Así, avanzando con resolución, este osado y curioso viajero estelar llegará hasta su interno y luminoso Centro y podrá comenzar a irradiar la luz del espíritu hacia los cuatro confines del universo. Este es el núcleo, creo, del nuevo Mito sagrado universal que está naciendo, del Mensaje de Silo; con su mirada interna, su guía del camino interno y su moral interna; con la experiencia de la Fuerza que emana de lo Profundo y el Centro Luminoso; con su Camino trascendente hacia los infinitos mundos."

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas