Revista Viajes

Madrid en el corazón

Por Javieragra

Del tiempo transcurrido este año dos mil diecinueve, he pasado diferentes épocas fuera de Madrid; ahora que regreso para permanecer más estable, si bien es verdad que con otras ausencias que aún vendrán, me acuerdo de su montaña y su sierra en el amplio Guadarrama que transciende los límites de su Comunidad.

Aquí quiero insertar una FOTOGRAFÍA con el comentario adjunto (de pronto la tecnología se niega a colaborar) La Sierra de Guadarrama está llena de escondidos rincones para serenar el corazón y ensanchar el alma, como este pequeño valle por debajo de Peñalara y del Refugio que está a sus pies.
El pensamiento es un vuelo de águilas que me transporta hasta la hermosura bulliciosa de Siete Picos, bulliciosa por el trasiego frecuente de quienes buscan sosiego y silencio en sus sinuosas cimas; desde sus cumbres el corazón palpita inmensidad de horizontes, desde sus alturas el aire moldea de sensibilidad el alma entre la variedad incontable de vegetación y de animales.
La Cuerda Larga de inagotable misterio, de sonrisa eterna entre el nombre amable de sus conocidas cumbres; el montañero camina durante varias horas por encima de dos mil metros, y eso es lo máximo a lo que se puede aspirar en Guadarrama y aún en el Sistema Central que lo sustenta. La respiración y el sudor van unidos al gozo sereno de la prolongada Cuerda Larga.
Aquí pretendo añadir una FOTOGRAFÍA con el comentario que sigue: Desde el Mirador de Javier, camino de la Laguna de Los Pájaros se divisa abajo la Laguna Grande de Peñalara, arriba Peñalara apunta hacia el cielo en constante invitación a construir la vida desde la tierra y desde la altura.
Peñalara, la cumbre de Madrid y de Segovia; la cumbre donde se dan cita la historia inmensa y la austeridad de nuestros pueblos; las cimas de la piedra y del sosiego, de la vegetación y del viento. Resumen de un día festivo porque en su base del Puerto de Cotos se agolpa ingente la multitud que ama la naturaleza, caminando hacia su cumbre por el camino que llega hasta las diferentes lagunas va descendiendo el número de paseantes hasta quedar solamente los montañeros camino de la Hoya de Pepehernando, de la Laguna de los Pájaros, de Los Claveles, de la Cima de Peñalara seguramente la más visitada de todas nuestras cumbres.
La Pedriza… El Montón de Trigo… La Mujer Muerta … La Peñota… 
Javier Agra.

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista