Revista Opinión

Madrid: España nos roba

Publicado el 03 septiembre 2013 por Cronicasbarbaras

Campaña de CiU

1378119486_extras_ladillos_1_0

Aunque los políticos de la Comunidad de Madrid no lo digan públicamente, comentan que si razonaran igual que sus homólogos catalanes para exigir mayores fondos del Estado podrían amenazar con la secesión inventándose más motivos que ellos.

Para justificar su separatismo basándose en su lema de que “Espanya ens roba”, la Generalidad catalana explota a su favor datos parciales del Ministerio de Hacienda, los últimos, hechos públicos este verano, que indican que da más de lo que recibe.

Pero las cifras demuestran que, en un reparto ecuánime entre cotizantes, la riqueza catalana aporta menos de lo que dice la Generalidad, que recibe mucho más de lo que reconoce.

La Generalidad tapa como puede que Cataluña ocupó el tercer lugar en aportación de impuestos, y proclama haber entregado 19 puntos por encima de la media, pero obvia que Baleares aportó 21,7 puntos más, y Madrid, 34,2 puntos más.

En la redistribución Cataluña recibió proporcionalmente menos que otras nueve CC.AA., cierto.

Pero Madrid, pese a su aportación muy superior, obtuvo menos que otras once, entre ellas, precisamente, que esa región cuyos políticos llaman ladrones al resto de los españoles.

El desfalco es una falsedad: en un sistema progresivo pagan más los que tienen más, sean personas, empresas o empresarios, y no los territorios, como ocurre con Madrid, Baleares, Cataluña o el resto de España.

Cataluña, además, vive mayoritariamente de los compradores españoles de sus servicios y productos elaborados, y Baleares de su inmensa riqueza turística.

Últimamente Madrid crece al ser refugio de empresas que huyen del localismo y exceso de impuestos para sostener una Cataluña que era antes la España avanzada.

Ahora Madrid es la capital económica: se hizo cosmopolita, rechazó el localismo, y allí se hacen negocios, hasta en catalán.

----

SALAS Clásico

VACA - copia


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

  • Madrid suicidiolímpico

    Madrid suicidiolímpico

    El COI teme que los sindicatos de Metro de Madrid sean capaces de convertir unos JJ.OO. en su ciudad en un terrible caos. Leer el resto

    Por  Cronicasbarbaras
    OPINIÓN, POLÍTICA, SOCIEDAD
  • Madrid 2024

    Madrid 2024

    Que Madrid compita por cuarta vez para 2024 supone la lucha entre el cansancio del COI con los pesados españoles, o la nostalgia del centenario de París. Leer el resto

    Por  Cronicasbarbaras
    OPINIÓN, POLÍTICA, SOCIEDAD
  • El rotundo fracaso del sueño olímpico de Madrid 2020 demuestra que España es un...

    rotundo fracaso sueño olímpico Madrid 2020 demuestra España país insignificante, aislado amigos

    El rotundo fracaso del sueño olímpico español coloca a la sociedad española frente a una realidad que siempre le ha sido ocultada por el poder: España es un paí... Leer el resto

    Por  Franky
    OPINIÓN, POLÍTICA, SOCIEDAD
  • Madrid 2358

    Madrid 2358

    Madrid no organizara la olimpiada de 2020 ni ninguna otra porque no tiene suficiente dinero para comprar tanto voto, en una olimpiada se mueve mucho dinero y... Leer el resto

    Por  Fenix
    OPINIÓN, POLÍTICA, SOCIEDAD
  • España: pelagambas y pagagambas

    España: pelagambas pagagambas

    España es una sociedad de castas en la que hay dos grandes grupos: los "pelagambas" y los "pagagambas". Los "pelagambas" son los... Leer el resto

    Por  Franky
    OPINIÓN, POLÍTICA, SOCIEDAD
  • Tapas, marca España

    Tapas, marca España

    La palabra Tapa podría ser una vanguardia mundial de la Marca España, pero la aprovechan mejor los mexicanos o los chinos Leer el resto

    Por  Cronicasbarbaras
    OPINIÓN, POLÍTICA, SOCIEDAD
  • ¿Arde Madrid?

    ¿Arde Madrid?

    Los habitantes de este rincón del mundo, o culo del planeta, estamos viviendo un espectáculo putrefacto. Nos gobierna una asociación de malhechores que mienten... Leer el resto

    Por  Lulesi
    OPINIÓN, POLÍTICA, SOCIEDAD