Revista Deportes

Mantente joven y agil, entrena la flexibilidad

Publicado el 25 octubre 2014 por Gkolmerer

Para lograr un cuerpo joven y en forma, es importante encontrar un equilibrio entre los ejercicios aeróbicos como el cardio, la musculación como el levantamiento de pesas y la flexibilidad. Este último es un factor muy poco tenido en cuenta que a su vez aporta muchos beneficios y una sensación de bienestar muy elevada.

manten un cuerpo joven

Cuando hablo de entrenar la flexibilidad, no me refiero simplemente al hecho de estirar los músculos durante el calentamiento y enfriamiento de la rutina, si no en lograr que la flexibilidad llegue a tener al menos un día de entrenamiento dentro de tu rutina. Hace un par de años escuche de un entrenador personal de referencia que el tiempo que le dedicamos al estiramiento debería ser el mismo que al levantamiento de pesas cada día y lo interprete como una tontería, pero con el paso me he dado cuenta que, aunque cada día hacer 30 minutos de estiramientos me resulta excesivo, si veo bien realizar una clase o seguir una rutina de 45 minutos 1 vez a la semana dedicado a la flexibilidad. Para añadir este día en tu rutina, puedes realizar la actividad que mas te agrade, como una sesión de yoga, pilates o una clase estiramientos -mi opción preferida ahora mismo-

Beneficios de entrenar la flexibilidad

A corto plazo obtendrás un mayor rendimiento al entrenar ya que tendrás una mejor postura y a la vez podrás realizar un movimiento más amplio del ejercicio, limitado aveces por nuestra propia musculatura.

A largo plazo, es menos probable que nos lesionemos ya que nuestros músculos y articulaciones se vuelven más elásticas, también evitamos las contracturas y dolores molestos ya que todos nuestros músculos se encuentran activos.

¿Cuándo debemos entrenar la flexibilidad?

Lo ideal -dejando a un lado el entrenamiento- es realizar al menos una pequeña rutina de estiramientos cada mañana al despertarnos que dure 5 minutos para activar los músculos y otra antes de irnos a la cama para relajarlos (la misma rutina sirve)

Volviendo al entrenamiento -y esta vez, dejando a un lado una clase dirigida- debes realizar otra pequeña rutina de al menos 5 minutos como calentamiento y como enfriamiento, es básico ya que preparas los músculos para la tarea que va a realizar, la sesión de calentamiento debe ser de todo el cuerpo, mientras que la de enfriamiento se puede centrar en los músculos entrenados, para volver todo a su posición y disminuir las agujetas de los 2 días siguientes.

Ahora si, en el tema de sesiones dedicadas a la flexibilidad, lo recomendado son 3 sesiones semanales de 30 minutos, en la cual debemos realizar una serie de ejercicios entre 1 y 2 minutos cada uno. Sin embargo, yo no tengo demasiado tiempo de entrenamiento entre semana, por lo que he decidido ir a una clase de 50 minutos cada viernes y mantenerme cada día con pequeños estiramientos al despertarme e irme a dormir (son muy fáciles de hacer, los puedes realizar en tu casa y ni harás ruido!)

¿Cómo entrenar la flexibilidad?

Debemos realizar los ejercicios dejando que nuestro cuerpo se vaya deslizando suavemente hacia abajo, sin realizar ningún rebote. Notar una pequeña molestia y hasta un pequeño dolor es normal, pero si sientes un dolor intenso y fuerzas demasiado puedes llegar a sufrir alguna lesión al sobrepasar tu limite de flexibilidad.

Un factor clave para el correcto desarrollo del ejercicio es mantener la posición durante al menos 15 segundos -como dije antes, sin realizar rebotes- hasta unos 30 segundos y si tienes tiempo suficiente, repetir hasta que se cumpla el tiempo que tengas marcado por ejercicio.

Es importante no dejar a un lado este entrenamiento en ningún momento de nuestras vidas, la flexibilidad es algo que se va perdiendo con el paso de los años, aunque es recuperable en poco tiempo si eres constante, yo desde que comencé a ser estricto con los ejercicios de calentamiento y estiramientos y he comenzado a asistir a una clase dirigida, mi flexibilidad ha llegado a niveles que nunca en mi vida había tenido, y la verdad es que mi cuerpo se siente muy bien, en mejor forma y más descansado.

Una cosa más, la flexibilidad es un pilar fundamental para la calistenia, si sigues este tipo de practica, no te olvides de incluirla en tu rutina, veras como evolucionaras más rápido! Aquí te dejo una buena infografia para que te la imprimas y sepas por donde comenzar.

rutina de estiramientos visual


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revista