Revista Baloncesto

Mariona Teixidó: "¡No puedo pensar en el error antes de cometerlo!"

Publicado el 24 febrero 2020 por Toni_delgado @ToniDelgadoG
Cronómetro de Récords entrevista a la alero del Bàsquet Femení Sant Adrià

Mariona Teixidó tras la entrevista. Foto: Toni Delgado / Cronómetro de Récords. 


Toni Delgado (@ToniDelgadoG) / Sant Adrià de Besòs 
Mariona Teixidó (Manresa, 1995) parece de aquellas personas que cuando llegan a un grupo nuevo rompen el hielo generando vínculos: una sonrisa limpia y contagiosa, confianza, empatía y cintura. Por su persistencia, a la alero del Bàsquet Femení Sant Adrià le pega esa camiseta que se ata en la cabeza para la foto principal de la entrevista en un Marina Besòs vacío tras la victoria por 81-59 de su equipo, líder del grupo B de Liga Femenina 2, ante el Magec Tías.
—"Mariona siempre está preparada para hacerte reír y reír contigo cuando le haces una broma. Para mí, que soy muy pesada y siempre hago coñas, es genial", admite Cristina Pujol, escolta del Lima Horta Bàsquet. "Es imposible no reírse con ella", interviene Ariadna Pujol, escolta del Cadí La Seu. ¿Tu humor es amplio y generoso?[Risas]. ¡Sí! Me gusta mucho reírme de todo y con Ari [Ariadna Pujol] y Puji [Cristina Pujol] la vida es una fiesta muy divertida. Las situaciones más surrealistas me pasan siempre con ellas. 

—¿Cuál ha sido la última?[Coge aire y se ríe]. Nos cuesta un montón quedar las tres y hace unos días lo conseguimos... Puji subió a casa y me dijo: "Bueno, Mariona, que me tengo que ir...". Nos abrazamos y... ¡Se fue! [Risas]. Hace poco quedamos para comer y Cris, que siempre llega tarde, apareció... ¡45 minutos después de la hora! [Se ríe]. Y, claro, me enfadé muchísimo... Ari, que siempre es como una moderadora, en plan: "Mariona no le digas nada... No pasa nada". Somos como hermanas. —¿Quién es tu mejor amiga?Ari y Cris. —Una de las dos me ha dicho que tú. [Risas].La otra no... [Risas].—La otra no me ha comentado nada... Para Ariadna Pujol eres su mejor amiga. ¡Son lo mejor que me ha regalado el baloncesto! Hasta entonces no había salido de Manresa y en el UE Mataró coincidí con personas con mis intereses, como Ari y Puji. Fue una época muy bonita y dura. Necesitaba sacar buenas notas en segundo de Bachillerato, acumulaba muchos viajes por semana... Con Ari me he ido dos semanas de Inter Rail, la visité en su periplo en Estados Unidos... Las tres hemos creado un vínculo que no tengo con gente de toda la vida. Me las llevaría siempre conmigo y sé que son las primeras personas a las que puedo llamar cuando no estoy bien. Eso no tiene precio. —¿Por qué crees que la relación con Ariadna Pujol cambió cuando se fue a Estados Unidos?  La distancia o une mucho una relación o la destruye. Su primer año fue complicado y yo también estaba en una época de muchos movimientos... Cuando aprendes a estar bien con alguien desde la distancia, cerca todo es muy fácil. 

César Aneas y la entrevistada durante la presentación de los equipos en el partido. Foto: Toni Delgado / Cronómetro de Récords. 


—Desde entonces, cada dos años hacéis un viaje "guay".[Risas]. ¡Un viaje guay! ¡Con Ari he viajado mucho! A Menorca, de Inter Rail... Pasarte 15 días con alguien y que haya paz... Y mira que las dos tenemos mucho carácter... ¡Nos unimos más todavía! Este año toca otra escapada...—¿Cuándo te dijeron que doblarías con el primer equipo del Bàsquet Femení Sant Adrià? Cuando llegué tenía que jugar en el Copa Catalunya y entrenarme un día por semana con el sénior A, pero me lesioné y ya no volví a las pistas hasta Navidades. Se fue Julijana Vujinovic y César [Aneas] me llamó: "Mariona, a partir de ahora harás tres entrenamientos conmigo y uno con el Copa". No me lo esperaba... En Navidades realizamos prácticas conjuntas y los primeros días del 2020 me entrené con ellas y jugué.—Aunque en tu debut en Liga Femenina 2 ante el RACA Granada no se te veía nerviosa, supongo que sí que lo estabas... ¡Y mucho! ¡Era Liga Femenina 2! Ni me planteaba disputarla tras la lesión... César me entrenó dos años en el UE Mataró y ya sé qué es jugar con él. ¡Desde el primer día me sentí parte del grupo! ¡Cómo te acogen! Obviamente, en el primer equipo no tengo la misma confianza en la pista que con el Copa Catalunya, pero acepto el rol que me toca.—¿Siempre has sido así?Sí. Adaptarme al papel que me dan es mi mejor virtud como jugadora. En su momento pasé de base a 4. Tengo el físico para jugar por dentro, pero siempre he sido base... De hecho, hasta hoy siempre he jugado de 4 con el primer equipo. Con el Copa Catalunya lo hago de 3. 

La alero del Bàsquet Femení Sant Adrià, superada por Helmi Tulonen. Foto: Toni Delgado / Cronómetro de Récords. 


—¿Te pongo ala-pívot entonces?Buff... [Se ríe]. Pienso que soy alero, pero me siento muy cómoda de 4. Aunque mi debilidad es ser base. —Allí se hicieron una foto contigo las Teixi's Fan Club #eresnuestraamiga.[Risas]. ¡Mis compañeras del año pasado en el ASFE Sant Fruitós. Siempre las invitaba a venir y me ponían excusas como la distancia u otros compromisos. "Me han convocado con el primer equipo", les anuncié. "Mucha suerte, pero no podremos venir...", contestaron. Y, claro, verlas aquí, en el Marina Besòs, en un partido en el que no se sabía si jugaría o no... ¡Fue una pasada!  —¿Hubo algún momento del All Star de Copa Catalunya de Granollers en el que no os rierais las compañeras del sénior B del Bàsquet Femení Sant Adrià?¡Ninguno! [Risas]. Entre las pancartas que hicimos para Carla Grau, Paula Casadevall, Deva Bermejo y Toni Sáez, los ánimos y un largo etcétera creo nos lo pasamos mejor nosotras en la grada que las que disputaron el All Star. Con el equipo de Copa también se ha creado un ambiente fantástico. —¿Sigues como entrenadora en el ASFE Sant Fruitós?Bueno... Lo intento... El primer semestre, sí: estaba lesionada y no quería dejar mi equipo de niñas. Como muchos días tenía que ir al médico a Manresa, iba a entrenarlas y ahora, con tantos entrenos y temas... La semana que viene [por ésta] puedo ir al partido porque juegan en Barcelona. Me ha costado marcharme del Sant Fruitós porque es como mi casa. Incluso una de mis niñas ha venido a verme a un partido. —Valoras mucho las pequeñas cosas.Tanto lo que recibo como lo que doy. Los pequeños detalles te marcan. —¿Empezaste en jugar en el La Salle Joviat?Sí, en mi cole de toda la vida, hasta cadete. Jordi, mi padre, me entrenó muchos años. En esa época jugaba de base y de alero con las amigas de la escuela. Lo hacíamos todo juntas. ¿Sabes? Ari, Puji, [Laia] Flores y yo hablamos de que cada una haría su camino, pero que quizás nos reencontraríamos en un futuro. —¿Qué papel tenía cada una en aquel Big Four del UE Mataró?[Risas]. ¡No sabría decirte! Fue una época muy chula, la verdad. Son mis amigas y no las cambiaría por nada. Ahora el contacto con Laia [Flores] es más difícil porque está en Italia, en el Palermo. 

Una camiseta puede tener muchos usos.. Foto: Toni Delgado / Cronómetro de Récords. 


—¿Quién era la líder de las trastadas? [Se ríe]. La Puji, por su excelente humor. Las cuatro somos diferentes, pero nos unía mucho la dureza de combinar el júnior y el sénior del UE Mataró. También nos reíamos mucho. Y eso, sobre todo los días más difíciles, es oro puro. —¿Qué tiene de bueno y de malo conocer tanto a tu entrenador,  César Aneas, que te dirigió en el UE Mataró?Para mí lo negativo es que sé cuál será su reacción cuando me equivoque y mi cabeza ya va a 300 km/h. Es cosa mía... ¡No puedo pensar en el error antes de cometerlo! —¿Y qué puedes hacer para solucionarlo? Bueno... Necesito unos días... Hace dos meses que estoy en el primer equipo. Las circunstancias me dieron una oportunidad que tampoco me esperaba.—Has llegado a jugar veintitantos minutos en varios partidos. La realidad es un intermedio. César Aneas me hizo debutar en Copa Catalunya con el UE Mataró cuando era júnior y ahora me ha hecho estrenarme en Liga Femenina 2. Sé que César confía mucho en mí y también que hay cosas mías que le ponen muy nervioso que no sé gestionar todavía.—¿Cuáles? La defensa. Y le doy la razón, eh: mi defensa muchas veces es un drama. Además, estas júniors no paran de correr y no las atrapo. César no me deja pasar esos detalles y lo entiendo. Poco a poco mejoraré. —¿Qué queda de aquella Mariona del UE Mataró y cómo ha crecido?Allí sólo tiraba porque vi que necesitaba asumir un rol distinto al del resto. Perfeccioné mucho mi lanzamiento y crecí un montón mentalmente. Pasar de jugar en la escuela a un entrenador como César Aneas fue un cambio radical. Ahora soy una jugadora mucho más completa: no sólo tiro, puedo entrar, aguantar el contacto, jugar de 4... —¿Qué aprendiste de tu voluntariado en deporte adaptado?Una lección de vida. Esa experiencia y ser monitora de personas mayores me han hecho crecer tanto... El baloncesto es mi pasión, lo amo... Pero no es nada comparado con la vida. Aprendí a relativizar las cosas, como un tiro fallado.  —Estudiaste Ciencias de la Actividad Física y del Deporte y ahora estás cursando el máster en formación de profesorado en Educación Física. Sí, además, trabajo, tengo que hacer prácticas de educación... Mañana y tarde necesito estar de pie, alegre y hacer bromas... Hay días que llego al entreno y no puedo más. —¿Lo mejor que tiene el baloncesto son los masajes de Andrea Sánchez y de Miqui Calderón?[Risas]. Ostras, estaba muy apurada aquel día... [Risas]. ¡Me pillaste! Además, venía de un partido muy malo con el Copa Catalunya. Le dije: "Andrea, por favor, ayúdame...". ¡Y sirvió...! Te diría que sí, pero no. ¡Lo mejor del baloncesto son las personas! —Tus padres se han sacrificado mucho por ti. ¡Valen un imperio! Me llevaban a Mataró seis veces a la semana y a veces no jugaba ni un minuto con el sénior. ¡Y allí estaban! Me he perdido muchas cosas por el baloncesto, un sueño que me ha regalado, y lo sigue haciendo, muchos momentos para siempre... —Como acabar en una piscina con Laia Flores, Cristina Pujol y Ariadna Pujol tras ganar un partido...  Camino de los vestuarios vimos una piscina y nos dijimos: "Si ganamos, nos tiramos luego". Estábamos convencidas de que el resto del equipo nos seguiría... Y nos quedamos solas... Apareció el vigilante y nos metió una bronca... ¡Nos fuimos corriendo! 

Cristina Pujol, Ariadna Pujol, Mariona Teixidó y Laia Flores, eternas Big Four. Foto: Jesús Murat. 

—Mariona, te leo una queja de Cristina Pujol: "No ha habido ningún año, ninguno, que en Les Santes de Mataró Mariona no me haya dejado abandonada o perdida en la playa durante la noche con la firme convicción de que nos encontraríamos después. Lo hace sin remordimientos de ningún tipo". [Carcajadas]. Tiene razón... Cada año Ari y yo la dejamos... No lo hacemos expresamente... Una vez le dijimos: "Puji, ahora volvemos, ahora volvemos". ¡Y todavía nos busca! —¿Pero por qué se lo hacéis? Bueno... Las circunstancias... Una vez fuimos a comprar galletas y nos alejamos, hasta que pensamos: "¿Y la Puji?". ¡Y allí seguía! Después siempre nos reencontramos y dormimos en casa de Ari. 

Enlaces relacionados 
Cristina Pujol: "Poco a poco, sin lesiones y con minutos, Ariadna Pujol cogerá confianza y se saldrá porque es buenísima"

Ariadna Pujol: "Si eres optimista y realista, todo te va mejor"

Galería de escenas del Allstar de Copa Catalunya 2020 (primera parte)Galería de clics del Bàsquet Femení Sant Adrià-RACA Granada (Liga Femenina 2)Galería de escenas del Bàsquet Femení Sant Adrià-CB Jaris (Liga Femenina 2)Miljana Dzombeta: "Desde que llegué he intentado ser positiva y dejarme la piel por y para el equipo"

Laia Lamana: "De momento, he conseguido todo cuanto me he propuesto"

Txell Alarcón: "No me gusta nada el mal rollo. Me trago cosas con tal de no crearlo"

Miqui Calderón: "Un equipo transmite lo que es. Es difícil que dé una imagen que no se corresponda con la realidad"
Berta Dalmau: "De pequeña siempre me decían que estaba un poco en mi mundo"
Galería de clics del Bàsquet Femení Sant Adrià-Segle XXI (Liga Femenina 2)Helena López: "No tengo demasiados miedos"
Alba Orois: "Cuando le perdí el miedo al balón, el baloncesto se convirtió en mi vida"Cristina Hurtado: “No me ganaré la vida como jugadora y prefiero disfrutar del baloncesto en el Bàsquet Femení Sant Adrià”
Bojana Kovacevic: "Soy la única extranjera, aunque sólo de pasaporte, porque ninguna compañera me ve como tal"
“Ojalá pudiese prestarle mi pierna a Mireia Vila para que terminase la temporada”
Mireia Vila: “El baloncesto me permite ser yo misma”
Minata Keita: "A veces me falta confianza y el cuerpo técnico y las compañeras me ayudan a recuperarla"
Víctor Ciavattini: “Amo al Bàsquet Femení Sant Adrià por todo lo que me ha hecho vivir”
Raquel Carrera: “Cristina Cantero no me puede tratar diferente por ser la más pequeña”
Glòria Estopà: "Cuando las cosas no iban bien, puse mi cargo a disposición del club, que me dio su voto de confianza"
¿Qué es el ADN lila del Bàsquet Femení Sant Adrià?

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas