Revista Comunicación

Más dura será la caída

Publicado el 02 noviembre 2017 por Albert Perez Novell
Más dura será la caída”,es el título que llevaba el archivo de las querellas contra Puigdemont y su gobierno, presentadas por Maza, el Fiscal General del Estado, para su difusión pública: otra versión, oficial en este caso, del “A por ellos” que se jaleaba a los guardias civiles y policías nacionales en su viaje para combatir la jornada del 1 de octubre.También es el título de la novela 1947 de Budd Schulberg guionista de “La ley del silencio” adaptada al cine por Philip Yordan y dirigida por Mark Robson 1956.Es evidente que Maza, espécimen jurídico, pre Montesquieu, en extinción en Europa y el mundo civilizado, no conoce la novela, ni la película.Porque ambas, son un alegato contra la corrupción y la manipulación de los medios de comunicación. Constituyen una descripción de un mundo donde todo esta en venta, y  lo que menos importa es la dignidad y la persona. Se critican los sobornos, la desinformación, el apolillamiento de quien no hace nada por cambiar las cosas,  el aprovechamiento del necesitado; y a la vez, se sitúa la acción en un marco de crisis económica, donde el poder se impone más, por fuerza, que por voluntad.De algo parecido, podemos dar fe, porque hemos sido testigos del tratamiento político y periodístico del llamado “procés”  por la mayoría de medios españoles y en boca de los políticos. Es cierto que los periodistas son unos asalariados que pueden perder su empleo y como le dice el promotor pugilístico encarnado por Rod Steiger a Humphrey Bogart, el periodista, …..de que te ha servido la dignidad si estas en el paro….y que a los políticos parece que los elijamos para mentir.Pero en Catalunya el combate no ha acabado, Puigdemont, por más que se empeñen en publicar los medios españoles, no ha caído por KO como , Toro el boxeador de la película, encarnado por Mike Lane. El Minotauro no ha ganado aún el combate, o es que: ¿alguien creyó que esto acababa con la declaración DUI y posterior convocatoria de una elecciones  “”””legales”””?.Es lamentable leer la prensa y escuchar declaraciones de lideres socialistas, como Montilla (también conocido como el “antepongui”) diciendo que se ha acabado el engaño. Pero ¿Quién ha engañado a quien?.Puigdemont ha cumplido con lo que dijo en su programa, que declararía la independencia y  así lo ha hecho. No confundamos más al personal, el verdadero engaño viene de lejos, la verdadera farsa es la que hemos vivido hasta ahora, haciéndonos creer que la autonomía nos empoderaba,  cuando con la activación de un simple decreto todo lo aparentemente conseguido en los últimos 40 años se fulminó en un instante.Las anteriores proclamaciones “con balcón incluido” de Macià y Companys correspondían a formas propias de otro lugar del espacio-tiempo histórico.¿Por qué no salió Puigdemont al balcón?: porque no es un simulacro lo que estamos haciendo, no es una farsa, una puesta en escena, esto va en serio.
!Por favor, que alguien haga callar a la Rahola, histérico “bulldog vigilatore” del procés y su obsesión por el balcón¡.A diferencia de las dos ultimas proclamaciones que acabaron, prácticamente, en el momento de su enunciación en el dichoso balcón, esta vez no es un punto final, sino un punto y seguido, de ahí la ausencia.
Más dura será la caídaAl final en la película Eddie, Humphrey Bogart, toma conciencia: Miles de nosotros, millares como yo, corrompidos y sin entrañas, vivíamos enriqueciéndonos con turbias e inconfesables actividades, y en nuestro afán de lucro consentíamos en comerciar suciamente, sin escrúpulos. ……………..
Se enfrenta a Nick, Rod Steiger, para denunciarlo ante la prensa, ultimo plano de Eddie tecleando en una maquina de escribir su articulo de denuncia, la novela es mucho mas dura y no consuela al lector con la toma de conciencia de Eddie y la denuncia periodística de la corrupción en el boxeo, acaba así:—Eddie, ¿qué te pasa? No luches contigo mismo, sea lo que sea, no te preocupes —me dijo Shirley con dulzura—. Vuelve a dormir ahora; te sentirás mejor cuando te levantes.Ya veremos como evolucionan los acontecimientos, ya comprobaremos si los partidos catalanes son capaces de entender que es necesario un frente común republicano, anti 155. O, como la historia nos reitera machaconamente, se dormirán para sentirse mejor al día siguiente, el día 22 de diciembre de 2017.
Albert Pérez Novell

Volver a la Portada de Logo Paperblog