Revista Opinión

“Más grandes que JESUCRISTO”

Publicado el 08 marzo 2019 por Carlosgu82

Ésta frase histórica, que creó un revuelo y una controversia mundial, se remonta al año 1966 específicamente. Por esos años, el fenómeno Beatle estaba en su punto más alto y la fiebre de la “Beatlemanía” crecía día a día. El mundo se encontraba a los pies de cuatro muchachos de Liverpool, que con su carisma y su música cambiarían la historia para siempre.
Sin embargo, ésta impresionante aventura llena de gloria, sueños y fabulosas melodías, también poseía sombras, momentos para nada gratos. Uno de éstos momentos, entre tantos otros quizás, tuvo como protagonistas principales a John Lennon y a la Iglesia Católica, nada más y nada menos.

Ésta historia polémica, comenzó a desarrollarse de la siguiente manera: John y el grupo, en el Reino Unido, eran muy amigos de una periodista reconocida en el medio inglés, cuyo nombre era Maureen Cleave. Un día, dicha periodista llama a John y le ofrece realizar una entrevista que se basaba principalmente en saber como vivían los miembros del grupo y de algún modo lograr que el público observe cómo era la vida de un beatle y cuál era su filosofía. La entrevista se realizó en casa de John y el músico comenzó a contarle a dicha periodista que en ese momento estaba muy interesado en la religión y leía mucho acerca de ese tema.

Cleave afirma que espontáneamente, Lennon le dijo la siguiente frase: “En éste momento somos más grandes que Jesucristo. Jesús me parece un buen tipo, pero creo que sus discípulos son bobos y ordinarios. No sé realmente que desaparecerá primero, si el rock and roll o el cristianismo”. Claramente no lo decía en tono despectivo ni comparando a The Beatles con Jesús o Dios, sino que lo decía de acuerdo a la realidad y a la impresionante influencia hacia los jóvenes que tenía consigo The Beatles, que por esos años era mucho más fuerte que la influencia que poseía la Iglesia.

Maureen Cleave días más tarde publicó dicha entrevista en el periódico local inglés, pero todo fue tomado con calma y no ocasionó problema alguno.

El problema fue cuando meses más tarde, ésta misma entrevista fue publicada en una revista para adolescentes en los Estados Unidos. Las palabras del propio Lennon fueron sacadas de contexto y en la revista éstos dichos daban la impresión de que el grupo se comparaba y afirmaba ser mejor que Jesucristo y de alguna forma realizaba una crítica al cristianismo en general, minimizándolo y convirtiéndolo en una “cosa” que podría desaparecer antes que el rock and roll.

En ese momento, la Iglesia prácticamente le “declaró la guerra” al grupo. Miles y miles de jóvenes, pero también personas adultas y hasta niños, mayormente en Estados Unidos, pero también en Reino Unido y otros lugares del mundo, influenciados por la Iglesia Católica e invadidos por un profundo odio ante las palabras de Lennon, organizaban grandes fogatas en donde quemaban todo lo que tenga que ver con la banda de Liverpool. Además se la acusaba de profana, los medios de comunicación comenzaron a criticarlos y hablar mal de ellos y hasta el propio Ku Klux Klan defendiendo al cristianismo, los amenazaba de todas las maneras posibles y afirmaba que no dejaría que otorguen conciertos dentro de suelo americano.

“Más grandes que JESUCRISTO”

Lennon y el propio grupo se sintieron acorralados y temían por sus vidas. Para agregarle más “condimento” a la historia, solo faltaban dos semanas para que la banda comenzara lo que sería su tercera gira por el país anglosajón.

Las personas más allegadas a la banda (su representante Brian Epstein, su productor George Martin y su agente de prensa Tony Barrow), temían que alguien pudiera dispararle a John Lennon en el escenario y debieron prepararlo para un recibimiento hostil.
Rápidamente al llegar a los Estados Unidos y con el objetivo de “apaciguar las aguas”, en Chicago (lugar donde comenzaba la gira), el grupo organizó una rueda de prensa y John Lennon se retractó de lo que había dicho, afirmando que no era su intención criticar al cristianismo ni mucho menos comparar al grupo con la figura de Jesucristo, sino que sus palabras fueron sacadas de contexto y la gente que lo conoce sabe que él habla de esa forma, muy natural y se dieron cuenta enseguida que no pretendía minimizar al cristianismo o a la figura de Jesús.

El grupo seguía con temores, pero aún así siguieron adelante y todo se desarrolló de manera normal. Pero ese año significó el alejamiento de The Beatles de los escenarios, “cansados” en gran parte de esa presión constante y el desafío de ser la banda más famosa del mundo, con todo lo que eso significa y todas las consecuencias que trae consigo.
A partir de allí, se dedicaron al estudio y al lanzamiento de discos cada vez más impresionantes y con sonidos que hasta el día de hoy dan que hablar y lo seguirán haciendo…


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas