Revista Comunicación

Más Raritos no los Hay

Publicado el 14 agosto 2019 por Raúl Lopez Fernandez @raulfemel

Hay personas demasiado raras ya sean por sus manías o su forma de ser. [email protected] luná[email protected] son completamente impredecibles ya que tienen unos gustos que pueden llegar a dar incluso miedo. En toda familia hay un miembro llamado el rarito que hace cosas no muy normales. Hoy veremos los raritos que pueden llegar a ser seis personas muy diferentes.
Más Raritos no los Hay
La serie “Lunatics” de la cadena Netflix nos muestra a una serie de inadaptados que hacen las cosas a su manera sin prestar atención a los consejos que se les dan. Los personajes están bien, Keith Dick (Chris Lilley) es un prometedor diseñador de moda minorista que mantiene una relación amorosa con una caja registradora, Becky Douglas (Chris Lilley) es una altísima estudiante universitaria que se inscribe en la misma universidad que su hermana melliza.
Más Raritos no los Hay
Gavin McGregor (Chris Lilley) es el repelente heredero de una familia aristócrata inglesa que al tener doce años se comporta de una manera caprichosa, Jana Melhoopen-Jonks (Chris Lilley) es una excéntrica psicóloga de las mascotas de los famosos que desde que ha salido del armario se siente completa, Quentin Cook (Chris Lilley) es un incompetente agente inmobiliario que odia su trabajo ya que lo que él realmente desea es convertirse en un famoso DJ.
Más Raritos no los Hay
Joyce Jeffries (Chris Lilley) es una famosa ex estrella del cine para adultos que desde que se ha retirado colecciona todo lo que se encuentra en la calle, Lucy Douglas (Chloe Stout) es la perfecta hermana melliza de Becky que asiste a una universidad americana para poder salir de su Australia natal, Helen (Anne McCaffery-French) es la atractiva secretaria de Jana y continuamente le está tirando los trastos aunque se hace la tonta para no ser despedida.
Más Raritos no los Hay
La serie no ha cuajado entre la crítica recibiendo reseñas totalmente desastrosas. Lo que menos ha gustado ha sido su guión que resulta aburrido y demasiado extraño haciendo que los episodios se conviertan en una auténtica tortura. Tampoco ha gustado nada la trama sin sentido de cada personaje que no llega a interesar al espectador. Netflix sorprendentemente ha renovado la serie para una segunda temporada.
Os dejo esta pregunta de despedida ¿Tenéis alguna manía excéntrica?Raúl.

Volver a la Portada de Logo Paperblog