Revista Ciclismo

¿ Masaje o Electroestimulación que elegir si eres ciclista?

Por Rafael @merkabici

Sois muchos de vosotros los que me preguntáis por los tratamientos de electroestimulación muscular (EEM).

Hoy vamos a aclarar algunas cuestiones acerca de éstos aparatos tan de moda en el mundo de la rehabilitación deportiva.

Los aparatos de EEM ( en España el más conocido es Compex) funcionan provocando contracciones motoras en nuestros músculos en las que no interviene el cerebro. El músculo no distingue si estas contracciones vienen del cerebro o de un aparato externo. En resumen podemos decir que el conjunto de impulsos eléctricos previamente establecido harán que el músculo se relaje o trabaje para conseguir un mayor tono muscular.

Cuando hablamos de masaje, nos referimos al conjunto de tratamientos manuales e instrumentales que se pueden aplicar tales como tratamientos de tejidos blandos (músculos y fascias, ligamentos y tendones) así como a los estiramientos, movilizaciones articulares y drenaje que se aplican en un masaje propio de descarga.

La EEM tiene algunas ventajas respecto al tratamiento terapéutico llevado a cabo por un especialista, entre las que destacamos:

- No provoca fatiga nerviosa ni mental. A veces la intensidad de un tratamiento puede ser demasiado elevada y eso, nos puede provocar mental y físicamente estrés.

- No es invasivo (sólo se aplica a nivel externo) . Es difícil que cualquier tipo de tratamiento aplicado por EEM nos cause mas perjuicio que beneficio. Es más probable que no pase nada, a que pase algo malo en nuestros músculos. Esto se resume en que, no es probable que se tengan efectos secundarios no deseados con la aplicación de EEM.

- Es portátil, lo cual es muy útil en viajes. Se puede utilizar incluso en el propio viaje, en el avión, después de la prueba deportiva de camino de vuelta...En cualquier caso, hay que reconocer, que poder decidir, dónde y cómo, siempre es una ventaja.

El tratamiento terapéutico llevado a cabo por un especialista tiene otras ventajas respecto al EEM:

- Es personalizado. El terapeuta se adapta a las necesidades de cada músculo, articulación y por tanto, a cada deportista en función de su actividad deportiva.

- La intensidad del tratamiento viene definida por las necesidades exactas de cada paciente, de su lesión e incluso, de sus preferencias. Esto provocará que podamos sacar el máximo partido a cada uno de los tratamientos que apliquemos.

- Cada fisioterapeuta, osteópata, masajista o especialista puede aportarnos su experiencia personal lo cual siempre nos hará aprender de nosotros mismos.

Como podéis deducir, las ventajas de la aplicación de tratamientos llevados a cabo por un profesional, son razones de peso, para pensar que NO son sustituibles.

Por lo tanto podemos decir:

- ¿ Podemos sustituir nuestra visita al especialista por tratamientos con la EEM?

No. Como hemos visto nos aportan cosas diferentes.

- ¿ Es aconsejable utilizar la EEM?

Sí. Podemos utilizarla incluso todos los días. Siendo muy conscientes de que, no es la "panacea". No por utilizar la EEM, no vamos a necesitar tratamientos específicos llevados a cabo por un profesional.

- ¿ Podemos tratar una lesión con EEM?

No. Nunca podemos fiarnos de que los programas preestablecidos de los aparatos de EEM sean adecuados a nuestra lesión. Primero, debemos de ir a un médico especialista a que nos diagnostique la lesión para, previamente hablar con un fisioterapeuta que nos aconseje sobre el tratamiento a llevar a cabo. Sólo en el caso, en el que nos recomienden aplicar EEM debemos aplicarla y siempre, bajo un estricto control de, en este caso, nuestro fisioterapeuta.

- ¿ La EEM tiene contraindicaciones?

No. Siempre y cuando el programa que se aplique y su intensidad, sea el idóneo. Si no lo es, puede perjudicarnos pero, realmente, hay que ser muy "cafre" para que un aparato de EEM nos cause una lesión.

Nuestro Consejo:

Lo ideal sería, poder aplicar ambos tratamientos. De forma que, la EEM nos ayude, de forma más "casera" a llevar a cabo un mantenimiento mínimo diario y luego pudiésemos acudir a nuestro especialista a que nos ajustara las articulaciones que más sufren, nos relajara y liberara tensiones y contracturas musculares y tendinosas, garantizara la salud de nuestros ligamentos y nos hiciese un "chequeo" global del organismo, de forma que nos dé el visto bueno para poder continuar "machacándonos" en el gimnasio, en la carretera, en la piscina o en la pista.

No es comparable ni sustituible, el tratamiento que un profesional cualificado puede aportarnos con lo que un aparato estándar de EEM puede ayudarnos. En cualquier caso, se tratará de optimizar al máximo todos nuestros recursos.

El número de visitas semanales o mensuales a nuestro fisioterapeuta o masajista será en función de las necesidades individuales pero, sea cual sea vuestro nivel, recordad que la prevención, es siempre el mejor tratamiento.

¿Masaje o Electro estimulación que elegir si eres ciclista?


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas