Revista Salud y Bienestar

¿Me puedo vacunar?

Por Javier Rojo @blogtueii

Hola a tod@s!!

Como muchos ya sabéis uno de los tratamientos principales para la Colitis Ulcerosa y la Enfermedad de Crohn es el tratamiento inmunosupresor.

El estar inmunodeprimido es una de las posibles contraindicaciones que existen para administrar ciertos tratamientos/medicamentos, como por ejemplo las vacunas.

Algunos de vosotros tendréis la duda de que vacunas se pueden, o no se pueden administrar en el caso de estar con tratamiento inmunosupresor. Por ello, os voy a hacer un breve resumen de unos conceptos básicos respecto a este temilla.

Las vacunas, entre otras muchas clasificaciones, se pueden clasificar en función de su actividad inmunizante, y habría tres tipos de vacunas:

   • VIVAS ATENUADAS: Esto quiere decir que el virus/bacteria que compone la vacuna está vivo aunque ligeramente “atontado” por lo que su virulencia es algo menor. De este tipo de vacunas se necesitarán menor numero de dosis para lograr la inmunización. Ejemplos de estas vacunas son la del sarampión, rubéola, viruela, polio (vacuna oral), BCG (tuberculosis), fiebre amarilla y parotiditis.

   • MUERTAS O INACTIVADAS: En este caso el virus/bacteria que  compone la vacuna esta muerto y por tanto su acción inmunizante es bastante menor, por lo que serán necesarias mayor número de dosis para lograr la inmunización. Ejemplo de estas vacunas son la de la tos ferina, polio (vacuna inyectable), cólera, gripe, rabia y fiebre tifoidea.

   • VACUNAS TOXOIDES: Su acción es similar a la vacuna muerta o inactivada, solo que en este caso la acción inmunizante la produce una toxina del componente (virus/bacteria). Ejemplo de estas vacunas son la antidifteria y la antitetanica.

Por lo tanto las personas inmunodeprimidas debemos evitar las vacunas del tipo vivas atenuadas, porque al no tener nuestro sistema inmunológico en condiciones normales, si nos administran esa vacuna desarrollaríamos la enfermedad.

Respecto a las otros dos tipos de vacunas, se pueden administrar pero manteniendo unos 15-20 días de espera después de la administración del tratamiento inmunosupresor.

Espero haber resuelto vuestras dudas respecto a este tema, aún así cualquier duda no dudéis en preguntarme al correo de la Sección de Enfermeria del blog (enfermeriatueii@gmail.com)

Hasta la próxima guerrer@s!

Estefanía Valdueza.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :