Revista Cultura y Ocio

Meditación

Por Natali Yager

“Sostenerse en el aire como el estado de Ser”
Ganesha Nath

I
¿CUÁL ES LA NECESIDAD? ¿QUÉ ESTAMOS BUSCANDO?


Paz interior. Felicidad. Seguridad siendo quienes somos. Honestidad. Actitud agradable, sentimiento
de agradecimiento. Relaciones armoniosas y de desarrollo mutuo con las demás personas . Disfrute,
risas y sonrisas. Calma mental. Decisiones conscientes y correctas. Construcción de nuestros objetivos y
el logro de crearlos en este plano. Encontrarnos y no confundirnos. Respeto y crecimiento como seres.
Reconocimiento y aceptación de nuestra naturaleza. Presente.
ANANDA es un término sánscrito que hace referencia al estado de felicidad junto al estado de paz
interior.


¿Por qué no estamos en ananda?


El estado de ananda es el contrario al estado de sufrimiento, sufrimos por crear expectativas que no
se cumplen, tenemos estas expectativas por percibir con distorsión la realidad, esta distorsión surge
cuando sentimos que lo que pasa afuera de nosotros condiciona nuestra manera de existir, y porque nos
identificamos con la creencia de estar separado del todo. División de polos, energético por un lado,
emocional en otro.
Tensiones innecesarias, gasto de energías mal encausadas, dirigidas al lado opuesto de eso que
decimos buscar. Creamos diálogos en nosotros mismos en un intento por resolver todo desde lo mental
sin descanso. Esto se traduce en un gasto de energía en lo físico, en la forma reducida de recibir oxígeno,
en movimientos poco flexibles, densos, débiles, en lo emocional se traduce en relaciones poco abiertas,
en la confianza desconfiada, una comunidad de seres individuales.
Nada de lo que pasa afuera condiciona realmente quienes somos y la concreción de nuestros
objetivos. Somos libres en esencia, aunque tenemos la tarea de limpiar y pulirnos de todos los excesos.
Encontrándonos en nuestro objetivo.
La creencia en que la realidad es lo que percibimos en lo general del mundo donde vivimos, es una
fantasía, porque es una fantasía lo que percibimos estando distorsionados. Si no estamos en estado de
ananda es porque hay distorsión que genera lo distinto a esto, que es lo que buscamos. Y un estado de
sufrimiento genera luego un estado de sufrimiento aún más intenso y luego otro aún más…
Necesitamos ser conscientes de que con cada uno de esos hilos de pensamientos o ideas que
dejamos que existan en nosotros, construimos lo que es nuestra vida como seres humanos. Ser
conscientes de que si esto que nos ocurre, ya sea en lo emocional, mental, relacional, físico, no está en
armonía con nuestra naturaleza más esencial, el foco entonces está en un lugar que no es correcto.
Necesitamos ser conscientes para ser y hacer lo que queremos, para estar en salud, lograr disfrutar y
estar en calma.


II
¿POR QUÉ MEDITAR? ¿QUÉ PRODUCE?

“Necesitamos meditar porque la meditación es el remedio” (G. Natha)


Es la técnica esencial en el camino hacia quienes somos y hacia nuestro bienestar. Nos permite ver
cada vez mejor la realidad tal cual es sin fantasías. En la medida en que vamos consiguiendo claridad
mental, entonces podemos no crear expectativas que luego no se cumplen.
En el momento en que estamos creando las expectativas, imaginando posibilidades, ideando y
manteniéndonos en la idea no estamos integrados como seres, luego de eso viene un pequeño malestar
que si no lo hacemos consciente y frenamos, limpiamos, se acumula como cualquier otra cosa.
Lo que existe fuera probablemente sea más difícil de transformar aún. Meditar ayuda a entrar en
armonía con la realidad que nos rodea.
El estado meditativo es un estado de conciencia expandida, penetramos mucho más en la red de la
realidad, nos conectamos y entendemos cuáles son las mejores decisiones a tomar.
Practicando la meditación nos entrenamos en percibir objetivamente las sensaciones, un
entrenamiento para estar en el presente, para desarrollar nuestro potencial latente. Nos ayuda a
integrar nuestra doble polaridad. Gestionamos mejor nuestras emociones, y nos desintoxicamos.
La práctica afecta luego la vida cotidiana, cada acto empieza a ser más consciente, cada actitud más
abierta, y la realidad más cercana a la realidad.

III
¿QUÉ HACER?


Lo primero es tener energía, estar despiertos, encontrar el mejor momento del día e intentar
practicar aproximadamente siempre dentro del mismo horario. Si hace falta lograr un equilibrio
energético adecuado se pueden practicar técnicas de respiración, físicas…
Lo segundo es enfocarse en pensamientos y actitud positiva.
Luego hay que encontrar una postura en la que podamos permanecer cómodos durante la
meditación. La postura se entrena con trabajo de asanas.
Enfocar en los contenidos de la mente, concentración.
Existen muchas técnicas de meditación, es decir, posibles caminos. La meditación es una sola. Cuando
alcanzamos este estado no hay algo que podamos estar haciendo, el estado de Dhyana sólo se puede
ser.
Debe ser constante para cumplir su efecto, la práctica diaria es la que genera el impulso, se busca
calidad antes de cantidad. El éxito en esta práctica se sostiene en el fuerte deseo de alcanzar el objetivo
(babhana). Si luego ya logra permanecer un buen tiempo en estado de dhyana se ingresa en Samadhi
(éxtasis) y se vivencia la unidad con conciencia.
Algunas técnicas:
. Meditación de un minuto. Concentrar la atención en un estado de contento a la vez que se observa
el proceso respiratorio.
. Meditación abstractiva. Se descartan los estímulos y procesos mentales.
. Meditación penetrativa. Observación atenta de todos los fenómenos, conciencia plena.
. Meditación penetrativa ambulante. Caminar atentamente.
. Se puede lograr a meditación en movimiento, ocurre cuando se trasciende la técnica.
. Meditación Vital. Primera etapa, Antar Mouna (silencio interior) – fase 1. “Toma de Conciencia de
las percepciones sensoriales” se abren al máximo los sentidos manteniendo conciencia testigo, se trata
de atender a los estímulos externos alternando con la conciencia en la respiración. Llega un momento en
que los estímulos pierden su influencia. – fase 2. “Observación del proceso de los pensamientos
espontáneos” se continúa en conciencia testigo, permitiendo el libre flujo de pensamientos, emociones,
imágenes, visualizaciones… se purifica la mente. En esta fase se alterna la observación de los
pensamientos espontáneos y la observación de Chidakasha (espacio mental donde se inter-conectan los
niveles consciente, subconsciente e inconsciente).
Segunda etapa, Ajapa Japa. Es la combinación del mantra y el flujo respiratorio. Japa significa
repetición consciente del mantra, se convierte en Ajapa cuando deviene espontánea. Cuando el mantra
va calando en la mente se puede explorar los contenidos y contactar conscientemente con las
impresiones mentales y los deseos profundamente arraigados. Se produce un proceso de purificación
mental aproximándose al núcleo, a la experiencia del Ser. Practicar con desapego.
. Meditación en el OM. Hacer tratak en una imagen del OM, asociar las ideas de eternidad, infinitud,
universo… repetir el mantra mentalmente con babhana.

BIBLIOGRAFÍA
. Shakti Natha (3 de Marzo de 2014) Como meditar en el mundo de hoy por Jorge Bidondo.
Recuperado de https://www.youtube.com/watch?v=S2IwkNsipsI&t=5s
. Shakti Natha (19 de Agosto de 2015) La esencia del Yoga por Jorge Bidondo. Recuperado de
https://www.youtube.com/watch?v=VxIzq9b_pOI&t=225s
. Shakti Natha (2 de Abril de 2014) Meditación Vital de un minuto por Jorge Bidondo – Meditation
Vital by Jorge Bidondo in one minute. Recuperado de https://www.youtube.com/watch?
v=ufguy652NTw&t=22s
. Shakti Natha (2 de Agosto de 2016) ¿Qué es Meditar? Parte 1. Recuperado de
https://www.youtube.com/watch?v=RP4f031ZB5U
. Bidondo, Jorge y Ríos, Paola (2011) Yoga Vital: Manual para la formación de Yoga Vital.
Río cuarto: Hamsa


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Sobre el autor


Natali Yager 17 veces
compartido
ver su perfil
ver su blog

El autor no ha compartido todavía su cuenta

Sus últimos artículos

Ver todos