Revista Opinión

Menos música, más producto consumible

Publicado el 07 marzo 2019 por Carlosgu82

Somos parte de una generación que está observando cómo se idolatra, incluso musicalmente hablando, a los productos microondas; esos singles o canciones que no tardan más allá de un mes en pensarse, componerse, crearse y luego comercializarse. No estamos siendo parte de ninguna solución, puesto que ahora, cada vez que consumimos más música carente de sentido, estamos diciéndole, indirectamente a la industria musical que “no queremos música de calidad, queremos algo pegajoso.”. No hay dudas de por qué algunos géneros están desapareciendo, o incluso por qué algunos artistas, que empezaron con un género distinto, están optando por “experimentar” en otros géneros, logrando así ser nuevamente reconocidos y, de cierta manera, olvidados de sus raíces.

Pero no hay que asustarse tanto, gracias a esto también han surgido los movimientos independiente. Aquellos que dejaron de esperar a una disquera, a un productor, a una persona con una chequera gorda que apostara por su proyecto y los llevara a la buena vida. Son cada vez más los músicos y artistas que pueden vivir de su arte: enseñando, produciendo, tocando, pintando, vendiendo su arte de una manera no dañina, y dejando de lado la posibilidad de estar dentro de un mercado que, en cierto punto de tu carrera, te pedirá que hagas algo que no querrás.

Y no está mal que la industria lo haya hecho de esa manera, después de todo, así funciona. Lo que está mal es creer que es la única música salvable, o la única música consumible del mundo, cuando al rededor del mundo, el blues, los cantos mongoles y otras expresiones artísticas están más vivas que nunca gracias al desarrollo de las redes, de la interconexión y de la respuesta inmediata. Es una buena época para ser músico, y es buena época para promocionar y vivir de la música; solo hay que saber arriesgarse, saber trabajar por el respeto al arte que uno tiene, y saber hacer las cosas de la mejor manera posible.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas