Revista Belleza

Mi rutina de belleza nocturna

Por Liliandkors @liliandkors
Como ya hemos oído y leído todas al menos un millón de veces, para tener una piel bonita es necesario tener constancia y una gran dosis de fuerza de voluntad, ambas indispensables para obligarnos a nosotras mismas a seguir una rutina de cuidados diaria.
La piel necesita respirar y, aunque no nos hayamos maquillado, es necesario que eliminemos el sudor y la contaminación que se acumulan en nuestros poros, obstruyéndolos, impidiendo que los productos de tratamiento penetren correctamente y provocando un aspecto apagado.
La parte negativa de las rutinas diarias, y la dificultad para su cumplimiento, es que sean precisamente eso: diarias. Mañana y noche, noche y mañana, ayer, hoy y al día siguiente, y así hasta un infinito interminable. Por algo las llaman rutinas. La parte positiva es que si eres constante, tu piel lo agradece enseguida, especialmente si utilizas los productos adecuados.
Yo, desde hace unos años, creo haber encontrado la rutina ideal para mi piel mixta, sensible, con tendencia a la deshidratación, y tan fina y clara que tiende irremediablemente a la flacidez (ayudada por la edad, claro está, que los 40 es una edad muy buena, pero también muy mala para según qué cosas).
Empiezo contándoos en qué consiste mi rutina nocturna para rostro, cuello y escote, que está principalmente encaminada a hidratar, matificar, tensar y revitalizar la piel.
Mi rutina de belleza nocturna
Los productos que utilizo son de Biologique Recherche, una marca francesa creada en 1968 que elabora una cosmética especial y diferente y que únicamente se vende en centros de estética. Esta marca emplea concentraciones de extractos vegetales, biomarinos y biológicos muy elevadas (por encima del 20% en la mayoría de los productos) y lo más puras posibles. Además, la mayoría de los productos se elaboran en frío para conservar las estructuras originales de los ingredientes activos.
Otra de sus características es la ausencia de perfumes, con el fin de conservar la integridad de las fórmulas y evitar intolerancias y alergias. Esto hace que el olor de los productos sea francamente indefinible, tirando a desagradable, pero desaparece a los cinco minutos de aplicar el producto y enseguida te acostumbras a él. A mí, al menos, no me costó demasiado acostumbrarme.
Mi rutina de belleza nocturnaEmpiezo embadurnándome con Lait Vip O2, una leche oxigenante para todo tipo de pieles que, además de limpiar y desmaquillar, unifica el tono, hidrata y calma la piel. Está compuesta por un complejo oxigenante específico y oligopéptidos celulares. No sé muy bien qué son, pero lo que sí sé es que nunca antes una leche limpiadora me había hidratado tanto como lo hace esta.
La aplico realizando un masaje circular ascendente, empezando por el escote y el cuello y terminando en las sienes y la frente. Es muy fácil de extender y penetra increíblemente bien en la piel, dejándola muy jugosa y resplandeciente. No solo es una leche limpiadora, sino un producto de tratamiento más que deja un aspecto de buena cara inmediato.
 A continuación la retiro con la toallita Sponge Chief de Kanebo (un auténtico descubrimiento que me ayuda a que la limpieza sea mucho más profunda), y me pulverizo el rostro con agua termal de Avène.
Mi rutina de belleza nocturnaContinúo aplicando unas gotas de Lotion P50W a pequeños toquecitos con ayuda de un algodón. Es una loción exfoliante vitaminada que purifica, matifica, hidrata y favorece el mantenimiento del pH ácido de la piel. Además, tiene un ligero efecto tensor, que nunca está de más. Mi P50W es específica para pieles finas y/o reactivas. Contiene extracto de árnica y un complejo poly-alfa-beta-hidroxiácido específico de la marca.
Sigo con el sérum Elastine Pure, un suero de elastina vegetal que trata las arrugas y mejora la elasticidad de la piel, recomendado para pieles deshidratadas y/o maduras. De momento, solamente me lo aplico en el contorno de los ojos y la boca y en las pequeñas arruguitas del entrecejo.
Mi rutina de belleza nocturnaPara terminar, me aplico la crème GS 99, una crema muy tonificante con efecto energético y regenerante, compuesta por suero Grand Millésime y extractos de ginseng y centella.
Mi rutina de belleza nocturnaSu color, su textura y su olor no se parecen en nada a los productos de tratamiento habituales, ya que no lleva ingredientes innecesarios que la hagan atractiva para los sentidos. Para decirlo sin rodeos: es fea y su olor no es demasiado agradable, pero aporta una luminosidad a la piel que ya la querrían para ellas otras marcas más comerciales.
Una parte importante de la filosofía de esta marca radica en la atención personalizada, por lo que únicamente se vende en determinados centros de estética que cuenten con un profesional que tenga formación en los productos y después de que este haya realizado un diagnóstico exhaustivo de tu piel.
Antes podían encontrarse en alguna tienda online, pero debido al requisito de atención personalizada, la marca lo ha prohibido. Por si estáis interesadas, os dejo aquí una página en la que podréis encontrar los centros de estética de vuestra ciudad que la comercializan.
Para que os hagáis una idea del precio, acabo de reponer mi P50W y el bote de 250 ml me ha costado 68,82 €. No son los productos más económicos del mercado, pero para mí merecen cada céntimo que cuestan. Además, debido a sus altas concentraciones de principios activos, basta con aplicar una dosis muy pequeña de producto, por lo que suelen durarme de media ente ocho y diez meses. A la larga, compensa totalmente.
¿Y vosotras?, ¿conocéis algún producto de esta marca?

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossiers Paperblog

Revistas