Revista Espiritualidad

Microrelato ( el valle de los huesos secos)

Por Davidjorge

   The valley of broken bones


   Aún se estaba recuperando de sus espasmos y convulsiones. Su ultima visión rozó la esquizofrenia. Hundido en su soledad, en su depresión, solo sabía mantenerse en pie y cumplir con el Oráculo Divino.
   Yechezqe no asimilaba bien las costumbres de su entorno. Los de Ka2dingir. eran demasiado diferentes. Con unas costumbres que no acaban de asimilar en los suyos. Pero su soberanía sobre ellos no podía ponerse en duda. Los consejos de su padre, el sabio jerosimilitano de Saroc, Buzi no eran consuelo para la situación que estaban viviendo.
    La adivinación y Magia encandilaba y los designios de Marduk para cada ser, a principios de año eran deseados como el maná antiguo. Los relatos de la creación venerados, destruían la esencia de los pensadores cautivos.
  Sin duda, el peso de la cautividad empezaba a erosionar a su pueblo. Las practicas idólatras consumía y envenenaba a los suyos. Pero nada podían hacer, solo esperar el resurgir de los cabecillas los cuales eran muy controlados por los Mesopotámicos. Vivir en el destierro no era fácil, pero aun menos incentivar a los desterrados.
   Años después, el libro de Baruc delató todas las abominaciones acaecidas en aquel tiempo.
    Los anhelados vientos proféticos no acababan de cautivar a las personas. Ya que los cumplimientos a veces resultaban eternos. Pero, debía de hacer honor al significado de su nombre  "Aquel que tiene la fuerza de Dios". Algo que bien supo dosificar. Primero para soportar la muerte de su amada esposa y el segundo para resistir el olvido, en el destierro.
   CONTINUARÁ
  
  
  

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :