Revista Cine

Mil veces buenas noches (2013)

Publicado el 12 agosto 2014 por Rugoleor @rugoleor

Valoración: Note: There is a rating embedded within this post, please visit this post to rate it.

Rebecca (Juliette Binoche) es una fotoperiodista que se ha ganado fama mundial por su trabajo. No es habitual que una mujer decida vivir en Kabul, una de las ciudades más peligrosas del mundo, para fotografiar el horror de la guerra en primer plano. Un día, Rebecca está a punto de morir tras tomar una imagen de una terrorista suicida. Su familia ya no aguanta más y le plantean un ultimátum. La decisión parece clara, pero… Rebecca no es una mujer cualquiera. Quiere a su familia, pero su pasión es su trabajo. Y no piensa renunciar así como así.

Calificación: 7,100.

Tráiler de la Película

Ficha:

Título Original: Tusen ganger god natt.
Director: Erik Poppe.
Guionistas: Erik Poppe, Harald Rosenløw Eeg.
Intérpretes: Juliette Binoche, Nikolaj Coster-Waldau, Maria Doyle Kennedy, Larry Mullen Jr., Chloë Annett, Lauryn Canny, Eve Macklin, Mads Ousdal, Denise McCormack, Carl Shaaban, Bush Moukarzel, Stephen Mullan, Anna Leah Thorseth Poppe.
Productores: Finn Gjerdrum, Stein B. Kvae.
Fotografía: John Christian Rosenlund.
Música: Armand Amar.
Montaje: Sofia Lindgren.
Diseño de Producción: Eleanor Wood.
Diseño de Vestuario: Judith Williams.
Países: Noruega, Irlanda, Suecia.
Lugares de Rodaje: Irlanda, Marruecos, Kenya, Afganistán.
Fechas de Rodaje: De 22-10-2012 a 17-12-2012.
Año: 2013.
Duración: 117 minutos.
Edad: No recomendada para menores de 16 años.
Género: Drama.
Estreno: 08-08-2014.
DVD (Venta):
Distribuidora: Golem Distribución, S. L.
WEB Oficial: Web Oficial de la película en España, Sitio Oficial.
Espectadores: 0.
Recaudación: 0 €.
Visitas: 0.

Fotograma: Mil veces buenas noches (2013)

Crítica:

12-08-2014 – ANTÓN MERIKAETXEBARRIA

Fotógrafos de guerra

La entregada interpretación de la hipersensible actriz francesa Juliette Binoche realza “Mil veces buenas noches”: duro drama de la vida cotidiana, protagonizado por una fotógrafa de guerra, dividida entre la pasión que siente por su trabajo y el amor que profesa a su desatendida familia. Lo cual da paso a una considerable película realista, enmarcada en Irlanda, Kenya y Afganistán, que guarda ciertas semejanzas con títulos al estilo de “Bajo el fuego” (Roger Spottiswoode, 1983), “Territorio comanche” (Gerardo Herrero, 1996) o “Las flores de Harrison” (Elie Chouraqui, 2000).

Desde el primer momento, el objetivo, que enfoca directamente a Juliette, la intrépida reportera, se convierte en el ojo del espectador, porque la mayor parte de los trágicos acontecimientos descritos los veremos a través de una cámara que hace las veces de testigo de anónimas personas en sangrientos conflictos donde la vida no vale nada. De ahí que el filme apriete asimismo las tuercas a muchos medios de comunicación, más interesados en publicar fotografías de Paris Hilton saliendo sin bragas de un coche, que en mostrar el sufrimiento humano a escala mundial.

Al horror de lo que esa cámara registra en tantas guerras santas, donde no hay bando beligerante que no crea tener el cielo de su parte, se contraponen las relaciones familiares de su protagonista, donde la vertiente sentimental prima sobre cualquier otra consideración. Esa segunda mitad es lo menos conseguido de la película, firmada por el director noruego Erik Poppe con la visceralidad y el intimismo que exigen las dos caras de la historia. Y lo lleva a cabo con pericia, fluidez y corrección, al tiempo que rinde homenaje a tantos reporteros que dieron su vida en el ejercicio de su profesión, incluidos Christián Poveda (asesinado en El Salvador), Remi Ochlik (en Siria) y el portugalujo Juantxu Rodríguez (en Panamá).


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista