Revista Opinión

Mitos y Leyendas … el Microondas

Publicado el 22 septiembre 2019 por Carlosgu82

Según lo que cuentan algunos programas de los que ve mi madre en la tele, una se podría imaginar que el microondas es una especie de arma de destrucción masiva, y su inventor debería ser juzgado en el Tribunal de La Haya por crímenes de lesa humanidad; y por ello, rompiendo una lanza a su favor, hoy quiero venir a contaros según mi impresión las calumnias y verdades que se cuentan sobre el microondas y qué alimentos se pueden procesar en su interior.

Yo acostumbro a cocinar mucho platos de cuchara a base de alimentos frescos como patatas, verduras o arroces como primeros, y segundos platos mayoritariamente en la placa de vitroceramica, incluso los estofados y paellas.

Pero es cierto que también uso a diario el microondas para calentar las infusiones, las leches vegetales, tés, cafés o cereales solubles

Cuando de las comidas anteriores te quedan sobras que no quieres tirar de paella, fideuá ,estofados ,canelones, o ensaladilla rusa, por ejemplo, en mi opinión conservan mucho más el sabor si los calientas en el microondas.

Para caprichos puntuales, o esos días con falta de tiempo para cocinar por la noche, en ocasiones puedo recurrir a una pizza (fresca versión micro) o esporádicamente a platos de comida preparada, o para esos días en que me encuentro con manifestaciones y que no puedo salir del trabajo para ir a casa a comer y lo caliento en el microondas que tenemos en el office de la empresa.

Para ciertas gestiones en el trabajo me traslado a una zona alejada de locales con comidas rápidas y estoy a cierta distancia de mi lugar de residencia. A veces preparo el fin de semana la comida más laboriosa y luego introduzco por raciones de una persona lo que se va a consumir en un recipiente especial y lo congelo.

Si se puede, la noche antes lo saco del congelador y lo pongo en la parte alta del frigorífico con un pequeño platito por debajo, y de esa forma no hace falta descongelar ese alimento en el microondas sino calentarlo levemente.

Aunque en 1941 Percy Spencer inventó las microondas, el aparato para calentar no se llegó a fabricar hasta los años 50, durante los años 70 llegaron a las viviendas de EE UU, y a finales de los 80 ya estaba presente en un 25 % de las casas. Hoy día está presente en un 90 % de los hogares, pero este casi octogenario continúa siendo un gran desconocido para [email protected] originando algunas polémicas.

Un popular centro de investigación en innovación tecnológica en hábitos alimenticios y en cocina nos aclara nuestras dudas de manera científica.

No es cierto que la comida cocinada o calentada en un horno microondas sea peligrosa, pues no altera la composición química de las comidas, excepto en las variaciones normales producidas a causa de otro tipo de ebullición.

Aunque sí es verdadero que no calienta por igual las comidas.

En absoluto es cierto que por usar este electrodoméstico vayas a enfermar.

Claudi Mans i Teixidó, profesor del departamento de ingeniería química de una popular universidad, comenta que sus ondas no producen mutaciones en los seres vivos ni afecta al ADN. Es falso que aumente la incidencia de tumores.

En el año 2005, la OMS difundió unas advertencias y consejos para saber cómo calentar y preparar los alimentos en el microondas.

Es importante recordar que es mejor usar para calentar líquidos ,recipientes con asa para evitar quemarnos la mano al retirarlo del microondas.

Cuando es el caso de alimentos sólidos, es bastante práctico usar una manopla o un agarrador para recoger la comida sin quemarnos las manos.

Como truco para acordarnos mejor es usar un agarrador con la imagen de nuestro personaje favorito o un dibujo en él que nos haga sentirnos más felices. Puede ser algo grato que nos recuerde acontecimientos de la infancia o la adolescencia.

Es falso que los microondas desintegren las vitaminas de los alimentos, y estas son igual de fiables que cuando los cocinados en la cocina tradicional o en los hornos convencionales.

Se puede calentar todo tipo de alimentos, pero hay que calcular para cada uno el tiempo a fin de evitar que éstos en vez de calentarse se cuezan, y usar los envases adecuados a ellos. No valen todos los envases vacíos para calentar la comida , y en las partes bajas de estos se suele indicar si es o no es un recipiente apto para usar en el microondas.

Si, por ejemplo, preparamos unas sardinas en una sartén, éstas se harán por igual, mientras con el microondas unas zonas estarán más cocinadas que otras.

Es fácil descongelar los alimentos en ellos cuando por la razón que sea tienes un imprevisto como la llegada de más personas a comer, o cualquier otro acontecimiento culinario urgente.

Es cierto que un huevo con cáscara pueda explotar dentro si no usas recipientes adecuados para cocerlo .

Si queremos fundir chocolate en el microondas para prepararlo a la taza debemos tener mucho cuidado porque éste contiene poco agua y se quema fácilmente. Cada 30 segundos se deberá sacar y remover para impedir se queme. Será más fácil si se añade un poco de leche para facilitar su cocción.

Solo se deben usar recipientes homologados confeccionados para resistir altas temperaturas, y el pirex y la silicona son algunos de los recipientes más recomendados.

¿Tienes costumbre de calentar los alimentos en el microondas?


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas