Revista Creaciones

Mochilas portabebés

Por Kangutingo Fulares Y Tejidos @kangutingo

Todo sobre las MOCHILAS PORTA BEBÉS


Para entrar en calor te contamos algunas cositas a tener en cuenta.

<img alt="kangutingo, fulares, tejidos, crochet" height="500" itemprop="image" src="https://4.bp.blogspot.com/-yzOPW_ohMQA/WbddaaRUAkI/AAAAAAAAJag/6RhRfTLl3VMgWE89ldnssNW16kkwLYy5gCLcBGAs/s320/IMG_0109%2B%2528FILEminimizer%2529.JPG" />

Fisiología del bebé:


1. Pensamos que las necesidades fisico-emocionales que un fular puede dar a un bebé de 3 días de vida, difieren de las de un bebé de tres meses o uno de seis, etc
2. En los primeros días el bebé adquiere de forma natural la posición “fetal”, (la cual estuvo acostumbrado en el vientre de su madre) es decir, el bebé está pegadito en si mismo, con las rodillas muy por encima de la colita y la espalda muy curvada, a medida que pasan los meses, el bebé va desplegándose, (empezando a estirar sus extremidades)
3. Las piernas del bebé, aunque que están por encima de la cola las primeras semanas, no están abiertas “espatarradas”, (es un proceso que llevará varias semanas, y es algo muy natural y no hay que forzarlo en ningún momento) al igual que la espalda, poco a poco el bebé va abriendo toda la zona pélvica, pero requiere maduración.
La Tejetienda.
kangutingo, fulares en ..., tejidos, crochet

Características de la Mochila

1. Las mochilaslas o fulares son un tipo de portabebe muy practico, ergonómico y ajustable.
2. Este tipo de mochila suele venir con un reductor, es decir, su propia forma se adapta para que tu misma la ajustes al tamaño de tu bebé, para poder ser usadas desde el nacimiento hasta su compñeto desarrollo.

Conclusiones:


1. Un bebé recien nacido necesita ajuste “vértebra por vértebra” en su espalda cuando es porteado, pues no tiene tono muscular suficiente para soportar su propio peso. Además sus huesos/cartílagos están en plena formación siendo muy tiernos y vulnerables a esa edad por lo tanto una mochila NO ajustable no es la opción más adecuada para nuestro bebé
Como opción adecuada para nuestro bebé tendríamos cualquier tipo de fular, bandolera, meitai evolutivo, etc… También existen mochilas evolutivas en el mercado. Un fluar kangutingo solventa la parte de la apertura de las piernas, ya que gracias a él, el bebé no tiene que forzar su apertura, y al tener un panel ajustable, su espalda recibe el soporte adecuado con la tela cubriendo su costado.
2. Pies por dentro:
En esto debemos enfocarnos en la posición de "ranita", por no mencionar, que gracias al reflejo de marcha, al notar una superficie firme debajo de sus pies., el bebé tenderá a empujar hacia arriba, con todo lo que eso conlleva. Por lo tanto, hay que bascular muy bien la pelvis del bebé hacia tu barriga para que los pies no recaigan en “el suelo”, y si ya no caben, pueden salir por fuera sin problema.
¿Entonces, no es una mochila ergonómica?
¡Si! Si que lo es, y muchisimo mejor utilizar una ergonómica c que una mochila no ergonómica. Piensa que las mochilas NO ergonómicas no cumplen NINGUNO de los requisitos para portear de manera cómoda, práctica y segura, por lo tanto, aunque una mochila con reductor no es lo 100% óptimo, bien puesta y bien ajustada, pasa por delante de muchas otras opciones.
Bien, es importante comprar un buen portabebés y saber cómo usarlo correctamente, y gran parte del buen uso se basa en el ajuste.
Los fulares ergonómicos de kangutingo están muy bien diseñadas y tienen varios puntos de ajuste que además son muy sencillos de usar. Cada ajuste de la mochila es importante, por lo tanto, no se vale usar la mochila de la misma manera una parte u otra de la pareja.
1. El nudo del amarre de un fular debe colocarse en la cintura, no en la cadera. Justo debajo del hombligo, puesto que así el peso irá mucho mejor repartido por el cuerpo. Poniendo la mochila en la cadera lo único que conseguimos es que todo el peso recaiga en la parte superior de la espalda y además perdemos a nuestro bebé del campo de visión y el porteo se puede tornar inseguro.
2. La altura del bebé
También es muy importante donde queda nuestro bebé.
Debe quedar a la “altura de los besos” , es decir, que le pueda dar un beso en la cabeza sin esfuerzo. No debe quedar nunca por encima de nuestra barbilla pues nos quitaría ángulo de visión lo cual podría propiciar caídas ni tampoco por debajo del pecho, pues perderíamos el control de su carita y perderíamos en seguridad.
En la espalda, lo mismo, como más alto, además, menos nos pesará y más “controlado” estará.
Tambien puedes concultar otras referencias para la compra y uso del fular, así estarás más segura.
Si te ha gustado el post no te olvides seguirnos en las redes sociales y compartir!
Feliz Porteo!
Product #: @kangutingo 4.8 stars, based on 1089 reviews
$69.900 Fulares en Bucaramanga, Bogotá y Medellín Garantía: 100% Colombiano, 100% Artesanal Disponible! Pidelo ahora!

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :