Revista Opinión

Momentos Que No Regresan

Publicado el 23 octubre 2019 por Carlosgu82

Esos momentos inolvidables que en algún pasaje de nuestras vidas hemos compartido con diferentes tipos de personas, entre las que clasifico a los amigos, familia y hasta personas que llegas a conocer un día cualquiera.
En mi caso uno de esos momentos muy especiales que no regresará jamás es la etapa escolar, la secundaria como tal. Justo allí cuando ya te crees grande, cuando realizas indiferentes actividades con tus compañeros de clase, salidas tardes del colegio por quedarse disputando un partido de fútbol, entre las apuestas estaba el el perdedor del encuentro tenía que comprar la gaseosa para el ganador, pero lo mejor de todo no era eso; lo más chistoso del momento era ver al perdedor tomar del trofeo, la gaseosa.
Estos momentos enmarcaron mucho mi vida, grato saber que de esos tiempos fui participe. Saber que cuando inicias la secundaria eres el principiante y los de respeto son los de último año, quienes la institución otorga responsabilidades entre ellas dar ejemplo a los que inician.
Uno cómo adolescente ver esos momentos desea estar pronto en último año, tener esas oportunidades entre otras. Lo mejor de todo es el proceso, lo que pasas mientras vas escalando a ese nivel, tus vivencias son únicas e inesperadas y solo te darás cuenta de todo lo vivido en esa parte de tu vida cuando ya estés fuera, te sentirás muy orgulloso de haber terminado la secundaria, pero de lo que no estarás tan feliz es de ver a tus amigos irse por caminos diferentes, de no saber cuándo será vuestro próximo encuentro.
Recuerdo tanto que en mi primer año de secundaria ninguno de muchos profesores quería dar clases al curso, éramos insoportables, traviesos y como jóvenes eso nos así sentir fuertes y seguros lo que nm o teníamos en mente era cuando hacían llamado a reunión de padres, la verdad es que allí cambiaba todo, puesto que venían los regaños y hasta sus buenos jalones de oreja por desobediencia en las clases.
Días en que el profesor te saca del aula por no prestar atención, una suspención por no hacer las cosas bien dentro de la institución y de paso, que tus padres no se dieran cuenta porque ya sabíamos que se venía detrás.
Cada día que pasaba al hablar con mis compañeros de clase no veíamos la hora de graduarnos, poder salir con nuestro diplomas y honores, lo que nuestras mentes e ingenuidad no nos mostraba un mundo fuera el cual ya teníamos que salir a enfrentar, saber que muchos de nosotros en sus casas no teníamos los recursos para salir directo a la universidad, a la mayoría de nosotros nos iba tocar salir a buscar un empleo, ayudar a nuestras familias de algún modo ya que los recursos no eran suficientes para la manutención de mis hermanos en este caso, estaba ya le necesidad de salir con los amigos, aparecen las amigas y entre ellas la chica que te gusta y quieres invitarle a comer ya sea un helado; todas estas situaciones ninguno de nosotros esperaba, pero bueno era la realidad que nos esperaba por la cual deberíamos luchar.
Algunos compañeros de clase lograron terminar la secundaria con título hasta el final y estar en la ceremonia, tristemente otros no tuvieron la suerte de disfrutar ese momento, un espacio único y especial decorado para aquellos que culminan su secundaria, la satisfacción de estudiantes y padres es inigualable ya que el orgullo de la familia y personalmente de cada quien no tiene precio.
La secundaria fue una de las mejores experiencias de mi vida, la disfrute al máximo y los recuerdos están intactos, ver qué aún muchos de los compañeros se reúnen para seguir compartiendo anécdotas, vivencias etc, recordar aquellos momentos, diversiones entre muchas cosas que cada uno tiene en su mente resguardado como un tesoro, saber que muchos de los amigos de clase ya no están por diversas razones. Cada quien tiene numerosas actividades que recordar por cada día vivido, lo gratificante es lo que se halla marcado tu vida, las cosas buenas deben prevalecer siempre, estás enormemente fuertes para apagar las acciones negativas para así nuestra sonrisa siempre este presente. Sonríe la vida es bella y por nada del mundo permitas que nadie se interponga.
"Momentos Que No Regresan"


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas