Revista Cine

Mud: recuperando aventuras perdidas. 7/10

Publicado el 16 febrero 2014 por Pabela
Mud: recuperando aventuras perdidas. 7/10
En estos tiempos de tanto cine mainstream es difícil ver historias sinceras pero cuando sucede, una sensación de lo más agradable nos invade y nos impulsa a creer que el cine no ha muerto. En Mud, última película de Jeff Nichols, la naturaleza vuelve a jugar un papel central como en Take shelter (trabajo anterior del director) pero esta vez su rol es de protección, no de perturbación. El protagonista de la historia es Ellis, un adolescente muy inteligente que al conocer a Mud, perderá la inocencia pero no sin sufrimiento. En medio del despertar sexual, tendrá que enfrentar, entre otras cosas, la destrucción del mito del amor verdadero y eterno. Y es ahí cuando la película se torna sincera, y también cuando no alardea de ser lo que no es, porque con una historia sencilla y sin necesidad de superficialidades logra atravesarnos y entretenernos. Mud: recuperando aventuras perdidas. 7/10
Todo sucede en Arkansas, un Estado sureño norteamericano, donde el río es además de un medio de vida, un testigo silencioso de llantos, secretos e ilusiones; Ellis está aferrado a él, a ese entorno, y no quiere irse de allí pero quizás eso sea algo que no pueda manejar. El film se toma el tiempo para denunciar el atraso de algunas leyes como las que deciden el derrumbamiento de una casa flotante porque su propietaria ya no vivirá más en ella; así la cinta denuncia como se arrasa fríamente con una forma de vivir, con tradiciones, en fin, con una historia. En un momento Mud dice: “Hay gente que se muda al río para trabajar y otra que se muda para que la dejen en paz”.
Mud podría traducirse como barro, y realmente es un título significativo ya que apunta al barro interior de los personajes, un barro que todavía no hay en Ellis; quien es admirado por Neck, su mejor amigo, por su valentía. Ellis, se topará con una rubia despampanante pero indefensa y triste: Juniper (Reese Witherspoon), con un vecino muy particular: Tom Blankenship (Sam Shepard) y con una joveninmadura: May Pearl. Un punto aparte merece el Mud interpretado por Matthew McConaughey (quien parece recibir sus mejores papeles a los 40 años ya que junto a este rol hay que mencionar su trabajo en Killer Joe de William Friedkin director de El exorcista), ya que encaja perfecto con este hombre misterioso pero buenazo y enamorado. Mud también habla de familias descompuestas y de familias adoptivas que se dan a veces por elección y otras no. Hay detalles muy valorables (como el de los tatuajes de Juniper -un ruiseñor- y Mud -una serpiente- y los toques de humor en los momentos justos) y escenas que hoy la correcta moral (al menos en Argentina) diría que no van (como las de mostrar a un chico atrás en una camioneta o a un adolescente manejando una moto y encima sin casco) pero son esas “incorrecciones” las que llenan la pantalla con el aire fresco de la vida pueblerina. En la deliciosa banda sonora se pueden escuchar el rock instrumental del trío australiano Dirthy three y las creaciones del compositor David Wingo (Take shelter, Un niñero sinverguenza). Ellis, sin querer queriendo, se va convirtiendo en Mud; si serán cosas del destino o embrujos del río, no lo sabemos pero lo que sí conocemos es que las aventuras que vive (que se extrañaban en la pantalla grande) no son sólo físicas sino también y por sobre todo, espirituales.
EL PLUS: podemos declararlo oficialmente: Jeff Nichols encontró en Michael Shannon (Revolutionary road, Boardwalk empire), que aquí tiene una breve participación, a su actor fetiche.
FICHA TÉCNICA Mud Estados Unidos. 2012. 130’ Dirección y guión: Jeff Nichols Intérpretes: Matthew McConaughey, Reese Witherspoon, Sam Shepard, Tye Sheridan, Michael Shannon, Sarah Paulson, Jacob LoflandMúsica: David Wingo Fotografía: Adam Stone

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista