Revista Maternidad

Nacer con dignidad, cuestión de derechos humanos

Por Juntoatudoula
Nacer con dignidad, cuestión de derechos humanos
Bajo este lema celebramos hoy el 14 Día de los Derechos del Nacimiento. Un día para concienciar a la sociedad sobre la importancia de recibir a nuestros hijos con amor y respeto, ya que de la bienvenida que reciban dependerá, en gran medida, su percepción del mundo.
La Plataforma Pro-Derechos del Nacimiento lleva años trabajando para promover un  parto-nacimiento  humanizado, favorecer el vínculo madre-hijo y defender el derecho del recién nacido a tener el mejor de los recibimientos. Además ha elaborado un decálogo, que resume a la perfección los principios fundamentales a aplicar en un momento tan crucial como el nacimiento.
10 Derechos del Nacimiento

Primero: El bebé tiene derecho al reconocimiento de su capacidad física y emocional, en su vida intrauterina y extrauterina y, especialmente, durante el tránsito entre ambas.
Segundo: El bebé intraútero tiene derecho a que el bienestar emocional de su madre no sea alterado por un exceso y abuso de controles durante la gestación.
Tercero: El bebé y su madre tienen derecho a que se respeten el momento, ritmo, ambiente y compañía en el parto-nacimiento y a que el mismo transcurra de forma fisiológica. Un bebé y madre sanos tienen derecho a no ser tratados como enfermos.
Cuarto: El bebé y su madre tienen derecho a intimidad y respeto antes, durante y después del nacimiento-parto.
Quinto: El bebé y su madre tienen derecho a permanecer juntos en las horas y días siguientes al nacimiento. Ninguna exploración ni estancia hospitalaria justifica la separación de ambos.
Sexto: El bebé tiene derecho a disfrutar de lactancia materna a demanda, al menos, durante el primer año. A que durante su estancia en hospital se respeten los “10 pasos para una lactancia feliz” establecidos por UNICEF y la OMS y recomendados por la Asociación Española de Pediatría.
Séptimo: El bebé tiene derecho a ser atendido personalmente por su madre, como mínimo, durante el primer año. La madre tiene derecho a disfrutar del contacto íntimo con su bebé cuanto crea necesario.
Octavo: El bebé prematuro tiene derecho a permanecer pegado al cuerpo de su madre hasta que adquiera el peso y las condiciones optimas de salud. Ninguna unidad de neonatología es más saludable para el bebé que la piel materna.
Noveno: El bebé tiene derecho a permanecer pegado al cuerpo de su madre durante los primeros meses de vida extrauterina. El contacto cuerpo a cuerpo es vital para instaurar en el la seguridad y la confianza.
Décimo: El bebé tiene derecho a que sean sus padres quienes personalmente tomen las decisiones y quienes para ello busquen la información relacionada con su bienestar

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista