Revista Deportes

NFL en México 2017 – ¿Quién es Josh McDaniels?

Publicado el 17 noviembre 2017 por Primeroydiez @Primeroydiez

Tras de 10 años los Patriots volvieron a levantar un Lombardi en el Super Bowl XLIX de la temporada 2014. Si bien Bill Belichick es el arquitecto de los Patriots, Josh McDaniels es gran responsable del éxito de Tom Brady en esta etapa, la del ocaso de una carrera que no parece llegar.

Josh McDaniels heredó el football. Su padre, Thom McDaniels es una leyenda del High School football en su natal Ohio. Desde niño Josh acompañaba a su padre al campo para ver las prácticas de sus equipos, vivir en Canton es vivir en la cuna del football y él sabía que su vida estaría ligada al football como el oficio familiar.

McDaniels fue a Canton McKinley High School, donde al estilo del viejo football era el quarterback y el kicker del equipo, Josh no es precisamente una persona con el físico para ser quarterback, así cuando llegó a la John Carroll University fue vencido en la competencia en la posición de quarterback por otro nombre familiar, Nick Caserio, actual director de personal de los Patriots.

El primogénito de los McDaniels sabía que su futuro estaba en las laterales del campo y su padre utilizó sus conexiones para conseguirle un trabajo como asistente en Michigan State en 1999 cuando Nick Saban, viejo pupilo de Bill Belichick, era el head coach. En los Spartans Josh conoció a Brian Daboll actual coordinador ofensivo de Alabama y excoach de tight ends de los Patriots, y a otro joven asistente, Adam Gase, actual head coach de los Miami Dolphins.

🔥 🏈 🇲🇽 Llegó nuestra revista especial sobre el juego de NFL en México! descárgala aquí y compártela con todo mundo!
👇https://t.co/3EAgAhbhY7 pic.twitter.com/2JNre8Od2V

— Primero y Diez (@Primeroydiez) November 8, 2017

Hacia el siguiente año, McDaniels dejó un momento el football para trabajar en una compañía de plásticos, donde conoció a su esposa, Laura. Pero no tendría que esperar mucho para volver a su pasión: para su buena suerte, Brian Daboll se había unido a las filas de Belichick con los Patriots y recomendó al joven Josh, quien se incorporó en 2001 como asistente de personal.

Ahí inició el semillero de personal para Belichick, cuando conoció a McDaniels con quien seguramente se identificó. Recordemos que Bill es hijo de Steve Belichick, quien fue coach universitario. Belichick a su vez pidió una recomendación a McDaniels y así Nick Caserio se sumó a las filas de los Patriots, el resto es historia.

Las cosas en New England empezaron a ir de maravilla, campeones en 2001, 2003 y 2004 y con ello el personal, como pasa en todos los equipo,s empezó a ser contratado en otros lugares, por lo que se abren nuevas vacantes. En 2005 McDaniels obtuvo parte del rol de coordinador ofensivo en New England con la partida de Charlie Weis a la Universidad de Notre Dame.

Aunque McDaniels se desempeñó en 2005 como coach de quarterbacks, él mismo mandaba las llamadas, mientras que el rol de coordinador ofensivo quedó vacante. Fue hasta 2006 cuando Belichick le dio la responsabilidad como OC.

Así las cosas empezaron a cambiar en la ofensiva de los Patriots. Tom Brady ya era una superestrella pero para muchos aún no estaba a la altura de Peyton Manning o el gran Brett Favre, En 2007, con las armas necesarias, Josh McDaniels coordinó quizá la mejor ofensiva de todos los tiempos y fue gran responsable de que los Patriots tuvieran la famosa campaña en temporada regular de 16-0, misma que se vio opacada por el trágico final ante los Giants en el Super Bowl XLII y así fallar en coronarse como el mejor equipo de todos los tiempos.

Aunque el año 2007 había sido de éxito para McDaniels, en 2008 terminó de convencer a los general managers alrededor de la liga. Cuando los Patriots perdieron por toda la campaña a Tom Brady desde la primera semana, Los Patriots, Belichick y McDaniels confiaron en Matt Cassel, quien había sido suplente en USC y de milagro se quedó en el roster de los Patriots. El equipo no llegó a los Playoffs pero tuvieron una buena campaña que terminó con récord de 11-5 y Mc Daniels sabía que su hora había llegado para convertirse en coach de la NFL.

Se convirtió en el head coach de los Denver Broncos en 2009 y al estilo Belichick las decisiones controversiales no se hicieron esperar. Un fallido intento de trade por Matt Cassel provocó la molestia de Jay Cutler quien pidió su salida y terminó en Chicago a cambio de Kyle Orton, una primera y tercera ronda del Draft 2009 y una primera del Draft 2010.

En 2009 el inicio de los Broncos fue prometedor con seis victorias al hilo, incluyendo una sobre los Patriots de su mentor Belichick, sin embargo el equipo se desplomó y terminó con récord de 8-8 y con problemas en el vestidor que provocaron el trade de Brandon Marshall a los Miami Dolphins.

En 2010 las cosas no mejoraron y un escándalo de robo de señales desembocó en el despido de McDaniels, mientras que los Broncos terminaron 3-9. Así concluyó su primera y por el momento única experiencia como head coach en la NFL.

En 2011 se unió a Steve Spagnuolo, quien era el head coach de los St.Louis Rams e irónicamente un de la derrota de los Patriots en el Super Bowl XLII gracias a su plan defensivo. Las cosas en los Rams tampoco funcionaron y tras ser despedido Spagnuolo, McDaniels también tuvo que buscar empleo, esta vez en casa con los Patriots en su camino al Super Bowl XLVI, donde una vez más cayeron ante los Giants.

Luego de la triste historia sucedida en Penn State en 2011, cuando Joe Paterno fue despedido luego de casi medio siglo como entrenador por cubrir un escándalo de abuso sexual, el coordinador Bill O’Brien firmó como nuevo head coach del equipo, lo que permitió a McDaniels recuperar su trabajo como coordinador ofensivo de los Patriots.

En 2012 y 2013 los Patriots se quedaron a un juego del Super Bowl luego de caer en el juego de conferencia ante los Ravens y Broncos respectivamente pero finalmente en 2014 llegó el éxito para los Patriots y McDaniels, cuando lograron conquistar una vez más el Super Bowl frente a los Seattle Seahwks y la Legion of Boom con una buena actuación ofensiva y venir de atrás de un déficit de 10 puntos en el último cuarto, el más largo a la fecha en la historia del Super Bowl.

En 2015 los Patriots nuevamente perdieron en el juego de campeonato ante los Broncos, pero no tendrían que esperar mucho, pues apenas el año pasado, en la campaña del 2016 los Patriots lograron la máxima remontada en el Super Bowl ante los Falcons. New England consiguió su quinto Super Bowl, Bill Belichik hizo lo propio como head coach al igual que Tom Brady como el quarterback de la franquicia y Josh McDaniels, quien ha estado presente en la organización en distintos puestos desde 2001.

McDaniels es una de las mentes más prometedoras de la liga, y para muchos se ha ganado una segunda oportunidad como head coach, sin embargo todo apunta a que quiere permanecer en New England y posiblemente heredar el puesto de Bill Belichick, aunque la espera pueda ser muy larga.

La historia se repite y McDaniels parece el digno heredero de Belichik con su carácter insípido, hijo de un coach escalonando posiciones y a la sombra de un grande, como sucedió con Belichick y Bill Parcells; con un fracaso en su haber como head coach igual que Belichick con los Browns. Quizá McDaniels herede la posición a mediano plazo o quizá tome otro equipo. Lo cierto es que ha aprendido de sus errores y en su segunda etapa con New England ha madurado y adquirido mucha sabiduría, pero es probable que estemos ante la próximo gran estratega de la NFL.

Josh McDaniels y los Patriots están listos para enfrentar a los Oakland Raiders este 19 de noviembre en el Estadio Azteca, quizá en algunos años podamos presumir que alguna vez vimos en vivo al próximo gran head coach de la NFL.

Otras publicaciones sobre NFL en México 2017


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revista