Revista Coaching

No dejes que te hundan los costes hundidos

Por Jcvalda @grandespymes

NO DEJES QUE TE HUNDAN LOS COSTES HUNDIDOS

El sábado pasado volvía de hacer algo tan exótico como comprar huevos (y de paso un montón de cosas más que me encargaron mis hijos) cuando me encontré a un buen amigo que estaba disfrutando de un café en una agradable terraza.

Como hacía tiempo que no nos veíamos me invitó a sentarme con él para ponernos al día.

Tras hablar de lo divino y de lo humano me comentó que estaba pasando por un momento delicado en su empresa ya que tenía que decidir que hacer con un proyecto que no solo no estaba obteniendo los resultados esperados sino que, además, se estaba convirtiendo en un auténtico quebradero de cabeza.

Logicamente le dije que si el proyecto era tan desastroso que lo abandonara, a lo que me contestó que es que había invertido mucho dinero y esfuerzo en el mismo ....

Entiendo, le dije,... déjame que te cuente una historia ....

Una vez vi unos zapatos que me gustaron y, a pesar de que no eran precisamente baratos sino más bien caros, raudo y veloz me los compré. El primer día que me los puse me destrozaron literalmente los pies (rozaduras, ampollas... un desastre).... Al cabo de una semana, cuando ya me había recuperado, volví a ponérmelos con idénticos resultados..... No contento con el resultado, insistí una tercera vez.... con el mismo desastroso resultado. Tomé conciencia de que jamás los domaría y, obviamente, no me los he vuelto a poner y ahí están, en el armario, cogiendo polvo.... desde hace 5 años ....

Mi amigo me miró, y tras hacerme saber con su mirada que estaba convencido de que definitivamente me había vuelto tonto, me dijo que por qué había insistido en seguir poniéndomelos si me destrozaban los pies y, más aún, por qué los guardaba ...

Mi respuesta fue clara: ¡Porque me costaron una pasta!!!!

Su respuesta, más clara aún: ¡ Eso es una gilipollez!!!! Si no te valen, no te valen y nunca lo van a hacer. Guardarlos es una soberana estupidez.

Mi turno: Sin duda, igual que la tuya de no cancelar un proyecto ruinoso que te está amargando la existencia. tú y yo somos víctimas de lo que los economistas llaman "costes hundidos". Es decir, costes en los que ya has incurrido y que no puedes recuperar y que no deberían ser relevantes a la hora de tomar decisiones respecto al futuro.
Yo no tiro unos zapatos que sé que no me volveré a poner jamás porque me gasté una pasta en ellos. Tú no cancelas tu proyecto porque llevas mucho invertido en él.... Yo mantengo mis zapatos, tú mantienes tu proyecto, cuando lo inteligente sería tirar los zapatos y abandonar el proyecto.
Que tú le sigas metiendo pasta a un proyecto que ya sabes que es fallido es como si yo le comprará unos cordones nuevos a mis zapatos ... perder miserablemente el tiempo (y el dinero...).

Pero no te preocupes... no es que seamos gilipollas, es que somos humanos...
Fuente : http://www.managementcanalla.com/2018/10/no-dejes-que-te-hundan-los-costes.html

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas