Revista Salud y Bienestar

No des la espalda

Por Sportfactor @sportfactor

No hace falta ser deportista para haber sufrido dolor de espalda. Basta con una mala postura a la hora de levantar una caja pesada del suelo para que nos pasemos todo el día frotando nuestra zona lumbar y maldiciendo ese momento.

El dolor de espalda aparece, normalmente, como el resultado de una falta de equilibrio y coordinación entre fuerza y flexibilidad mostrada por los músculos de la parte dorsal del tronco y la exhibida por la parte anterior, abdominal, en el momento de elevar un peso, de mantener una posición incorrecta o, simplemente, como consecuencia de una sobrecarga.

No des la espalda

En su día hablamos del dolor de espalda y el reposo, pero hoy nos vamos a centrar en el fucionamiento mécanico y su anatomía.

La columna vertebral

Está formada por 33 vértebras.

  • Las 7 cervicales, 12 dorsales y 5 lumbares están separadas por los 23 discos intervertebrales correspondientes.
  • Las 5 sacras están soldadas, al igual que las 4 coxígeas.

Los discos intervertebrales son una especie de almohadillas que evitan el contacto directo de las propias vértebras además de amortiguar los impactos. En su interior hay fluidos que van saliendo poco a poco a lo largo del día, por el peso que han de soportar, y se reabsorben durante la noche mientras estás acostado en posición horizontal. Esto hace que al acabar el día seas unos milímetros más bajo.

No des la espalda

La disposición especial de las vértebras, describiendo varias curvas, hace que la columna sea muy resistente a las cargas en dirección vertical: 17 veces que si fuera totalmente recta. Ante cargas importantes las curvaturas pueden aumentar de forma transitoria amortiguando la presión que sufren las vértebras. Por eso, en algunos países, es tradicional aún llevar cargas pesadas sobre la cabeza, de esta forma se mantiene el centro de gravedad en el eje de la columna, por lo que curiosamente la musculatura de la espalda apenas trabaja.

Las curvas en el plano lateral son las llamadas lordosis y cifosis.

  • Hay una lordosis cervical y otra lumbar (concavidades hacia atrás)
  • Hay una cifosis dorsal y tora sacra (convexidades hacia atrás)

En el plano frontal, la columna sana es prácticamente recta, sin embargo a menudo se encuentran ligeras curvaturas hacia los lados, que son las llamadas escoliosis, que suelen ser patogénicas.

Funcionamiento.

Sostiene el cuerpo y permite que se mueva sin dificultad.

Para poder sostener el peso del cuerpo la espalda tiene que ser sólida. Esta compuesta por huesos muy resistentes y músculos potentes. Para permitir el movimiento, la columna vertebral tiene que ser flexible, por eso está compuesta por 33 vértebras separadas, dispuestas una encima de otra y sostenidas por un sistema de músculos y ligamentos que permiten movimientos realmente complejos.

No des la espalda

Contribuye a mantener estable el centro de gravedad tanto en reposo como en movimiento.

Se puede mejorar el equilibrio, la espalda ayuda a mantener estable el centro de gravedad. La contracción de la musculatura de la espalda actúa como un contrapeso, realizando pequeños desplazamientos adelante, atrás o a los lados que compensan y equilibran los movimientos del resto del cuerpo.

Protege la médula espinal.

Las vértebras tienen una forma especial, con un agujero en el centro por donde discurre la médula. La columna forma así una especie de “armadura” de protección medular.

Ahora ya conoces un poco mejor nuestro eje.

Es posible trabajar una rutina especifícica para la espalda en 20 minutos, y tener así una espalda de nadador.

Move Your World

Este artículo tiene algunos derechos reservados

Para reproducir el artículo, debes citar el autor y la fuente con un enlace hacia la red social del deporte


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :