Magazine

No le permitieron volar por su tamaño.

Publicado el 22 noviembre 2013 por Daniel Costa Lerena @costalerena
¿Discriminación o motivos razonables?
Kevin ChenaisTodo comenzó cuando la compañía aérea British Airways se negó a trasladar a un pasajero que padece obesidad mórbida, y cual requiere además de oxígeno atención médica regular. El francés Kevin Chenais de 230 kilos pudo volar sin inconvenientes a los Estados Unidos para recibir tratamiento médico, pero al momento de intentar volver luego de un año y medio con sus mismos 230 kilos lo tuvo más complicado.

Kevin Chenais había volado en British Airways 18 meses atrás con destino a Estados Unidos, el motivo era recibir tratamiento para el desorden hormonal que padece en la Clínica Mayo de Rochester, Minnesota. Luego de ser dado de alta, el joven de 22 años se dispuso a coger un vuelo de la misma compañía aérea para volar hacia Francia, país en dónde continuaría con su tratamiento y le permitiría estar más cerca de su casa.

Al momento de facturar en el aeropuerto de Chicago, el personal de British Airways impidió 

que Kevin Chenais cogiera su vuelo argumentado “problemas de inseguridad a causa de su tamaño”.

Vale decir que el problema de Chenais no solo son sus 230 kilos, también presenta serias limitaciones funcionales y grandes dificultades para caminar, por lo cual se traslada en un scooter.

British Airways alojó con todos los gastos pagados a la familia Chenais en un hotel durante una semana, y luego se trasladaron en tren hacia la ciudad de New York con la intención de coger un crucero rumbo a Francia, cosa que finalmente no harían.


discriminación
British Airways a través de un portavoz puntualizaba:
 
 "Nuestro equipo de servicio al cliente trabajó diligentemente para encontrar una solución y se han agotado todas las opciones. Por desgracia, no es posible dar cabida de forma segura al cliente en cualquiera de nuestras aeronaves y a la familia se le ha ofrecido un reembolso completo. El equipo de British Airways ha estado en contacto regular con la familia, ofreciéndoles orientación y apoyo, así como valorando otras opciones para viajar. También hemos proporcionado alojamiento en un hotel para toda la familia. Nosotros no discriminamos a los clientes por cualquier razón. Tratamos a todos los clientes de manera justa y en lo posible no restringimos opciones de asientos. Queremos ofrecer la opción de comprar un asiento adicional a cualquier persona que nos contacta con preocupaciones sobre el ancho del asiento. La comodidad y la seguridad de todos nuestros pasajeros es de vital importancia”.

Finalmente Virgin Atlantic permitió al joven que padece obesidad mórbida volar a Londres, y desde ahí se abría la posibilidad de ir hasta Francia en tren, aunque las dificultades tampoco terminarían ahí para Kevin Chenais ni mucho menos. La embajada francesa gestionó todo para que el joven cogiera un tren con destino a París, pero surgieron más dificultades cuando Eurostar se negó a transportarlo a causa de que se violaban sus normas de seguridad .


Eurostar y discriminación
Eurostar hacía público el siguiente comunicado en relación a los motivos por los cuales se negaba a trasportar al joven con obesidad mórbida:
“Esta es una situación terrible. Nuestro corazón está con el señor Chenais y su familia que están comprensiblemente desesperados por volver a casa después de estar colgados en América. Por desgracia, no había duda de que él hubiera sido capaz de viajar con Eurostar, pero debemos observar las normas de seguridad muy estrictas que rigen los viajes a través del Túnel del Canal. Esas disposiciones exigen que todos los pasajeros puedan ser evacuados en el túnel de la Mancha en caso de emergencia. Como consecuencia de la inmovilidad del señor Chenais esto simplemente no hubiera sido posible y habría supuesto un riesgo para la seguridad de sí mismo, nuestra tripulación y todos los pasajeros a bordo. Simplemente no podemos ignorar estas normas de seguridad , ni querríamos hacerlo. Hemos trabajado muy duro para ayudar al Sr. Chenais y su familia que fueron alojados durante la noche en el centro de Londres a costa nuestra y hemos puesto en contacto con nuestros diferentes socios para ayudar a identificar una solución y llegar a casa a Francia lo antes posible”.

Luego de tantas dificultades y obstáculos que se presentaron en el camino de Kevin Chenais llegó la solución; siendo trasladado en ambulancia desde Londres a Dover, en el sur de Inglaterra, en dónde cogió un ferry con destino a Calais en Francia, para desde ahí llegar en la misma ambulancia a su casa en Ferney-Voltaire, cerca de la frontera con Suiza.

En mi opinión personal hay varios factores interesantes de analizar relacionados a la historia vivida por Chenais; algunos son contradictorios, otros razonables y se entienden, aunque desde luego las opiniones estarán divididas los hechos son los hechos. Entiendo perfectamente las normas de seguridad, intentan protegernos de un modo u otro a todos, y por cierto me encanta que las hagan cumplir. Lo que me resulta sospechoso es que en ciertas circunstancias se aplican de modo estricto y en otras no.

Por otro lado, la situación vivida por Chenais se suma a sus propias dificultades, pues sospecho que tiene bastantes limitaciones y problemas como para además hacerlo pasar por tales circunstancias. ¿Lo discriminaron? Probablemente hubiera algo de ello, y también que si lo hicieron fueron muy selectivos en las circunstancias y las formas.

fuentes: Mirror Online / The Independent

Volver a la Portada de Logo Paperblog