Revista Belleza

No renuncies al helado: trucos para cuidar tu línea

Por Lydiachicnfit @chicnfit

helado sin perder la linea¿Te vuelve loca el helado pero no lo comes por miedo a poner en peligro tu silueta? Los helados han sido erronéamente tachados como enemigos  en nuestra dieta,  un mito que estoy dispuesta a desterrar  para demostraros una vez más  que todo en su justa medida está permitido. ¡Y no te prives de los placeres del verano!


El calor influye mucho en la hora de comer, nuestro cuerpo nos pide cositas fresquitas y ligeras que no lo comprometan a trabajar mucho en la digestión y poder así soportar mejor las altas temperaturas, por ello, aunque existen excepciones, nuestra dieta primaveril-veraniega se centra sobre todo en ensaladas, pescados y frutas algo que nuestro cuerpo ya de por sí agradece pues le ayuda a descansar del tan largo invierno donde algún que otro exceso de grasa se ha cometido.

Uno de los protagonistas del verano es el helado aunque muchas personas lo eliminan de su dieta por su alto contenido calórico. ¡Pero esto siempre depende de cual eligamos! claro que si te comes un maxibon o un cornetto triple chocolate todos los días tu linea se resienta, pero hoy en día existen mil tipos de variedades que no ponen en compromiso tu tan merecido cuerpazo.



Mi  primer consejo es eliminar de tu congelador todos los helados que son light o bajos en azúcar. Como ya sabréis,  mi ley de nutrición es que si boicoteas la dieta hazlo bien, y si te quieres comer un bombón almendrado (algo que puedes hacer tranquilamente una vez a la semana, máximo dos) hazlo con todo su sabor y cómete el original. ¿Qué es eso de comerse uno que no sabe a nada y que engorda poquísimo menos? pues lo dicho, a disfrutar del momento sin pensar en las calorías.

Helado hielo dieta

El resto de los días no es que no podáis comer helado, claro que si, pero debéis elegir los más ligeros, como son los de fruta –  entre ellos los mejores son los de fresa o frutas del bosque y el de piña– , que son muy nutritivos y que,  sobretodo, no llevan leche. De los polos de hielo,  granizados  y sorbetes podréis disfrutar todos los días y tomarlos como  resfrescantes tentempiés sin poner en peligro vuestra figura.

Además para aseguraros de que sus ingredientes sean naturales y frescos podéis hacerlos vosotras mismas! o incluso un truco muy fácil que hago yo para quitarme el capricho es congelar con un palito – o cucharita-  los yogures de frutas o de sabores golosos,  se convierte en un postre ligero y fresquito que puede sustituir perfectamente a un helado porque se convierte en uno de ellos!

¡Y después de esto me voy corriendo a la heladería que me estoy muriendo de calor!


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :