Revista Opinión

Nos han jodido, pero no oigo la protesta

Publicado el 24 marzo 2011 por Reven

En España, a los currantes, los han jodido y bien. Les han aumentado los requisitos y los años necesarios de trabajo para cobrar el total de las pensiones. Ya de por si pirricas y lamentables. Todo por que les dicen que “no se sostienen” y para “tranquilizar a los mercados“.

También les han hecho una reforma laboral que da un paso más, en una constante en este tipo de reformas, hacía el trabajo esclavo y que pone en cuestión la negociación colectiva (los convenios). Como dirían los más cercanos a la derecha: da más libertad a la negociación trabajador-empresario. Es decir, lo que pasa en estos casos es que bajan los salarios en general y aumenta la estratificación salarial (a la baja) con una prima al trabajador vendido de turno que le hace la pelota y que siempre será un sueldo menor al que obtendría por medio de un convenio.

Nos están privatizando las cajas de ahorros. “¿Pero una de las causas de la crisis del capitalismo en que estamos inmersos no fueron los desmanes de las entidades bancarias en manos privadas?” Se preguntarán nuestros más que ávidos lectores. “Pero nunca fue su intención sacarnos de la crisis sino robarnos aún más la renta a la gente de clase baja para transferirsela a los de alta” Podría responderle cualquier otra persona que haya mantenido los ojos bien abiertos a la actualidad en los últimos tiempos y que conserve su lucidez.

Otros con más lucidez (más tiempo libre) habrán mirado los beneficios que han obtenido la banca, las grandes empresas, los financieros y toda esa gentuza en los últimos tiempos. Una jartá. El Banco Santander sin ir más lejos obtuvo 8.943 millones de euros en 2009 y 8181 en el 2010 en plena crisis.

¿Cómo es posible?

Lo primero es que ningún gobierno les ha obligado a adoptar ningún cambio en su política, ni siquiera a poner algún texto de consolación para que cuando algún “pobre” mire sus actividades pueda ver alguna intención de enmienda. Ellos siguen haciendo inversiones que buscan la ganancia inmediata y rápida, fondos de alto riesgo.. sin además cambiar su obscenidad vital. El sobrepeso y la sobrevida -el gemelo guapo de la supervivencia- forman parte de su cultura.

Lo segundo es que han obtenido la titularidad de cientos de miles de bienes inmuebles por el aumento de la morosidad y el impago. Hipotecas impagadas que se convierten, para el cliente, en una pesadilla. Al dejar de pagar te echan de tu casa y el banco procede a subastarla, como es habitual la sobre-tasación de precios el pago que reciba el banco por tu casa será menor que la deuda -por un fallo ajeno a tí- y gracias a la maravillosa legislación española te encontrarás sin casa y con una deuda que asciende a la diferencia entre lo que el banco ha obtenido por tu casa y la deuda que contrajiste con ellos.

La tercera razón de sus beneficios es precisamente lo anterior; a pesar de haberse quedado tu vivienda ellos siguen cobrando la hipoteca.

La cuarta razón es que la ley les apoya en su saqueo. Mientras se te abandona a tu suerte cuando un empresario hace cancelación de pagos en la empresa donde trabajas dejándote en deuda meses de trabajo a un banquero nunca le sucede eso: los desahucios se hacen por las buenas -vía abogado- o por las malas -echándote a la fuerza con policía o antidisturbios si protestas-.

¿Se están haciendo progresos?

Es evidente que no. La excusa que están poniendo para tolerar esto es la “estabilidad del sistema bancario” un sistema que será todo lo estable que ellos quieran, pero que está poniendo en riesgo la estabilidad de lo más importante: la sociedad. Una sociedad donde cada vez es más difícil vivir sin la cruz de una deuda y con una vivienda digna.

Para lo primero todo es más sencillo, la deuda del estado es la excusa que usan los políticos conservadores que nos gobiernan desde la transición para recortar nuestros derechos sociales. Llevamos décadas endeudándonos para pagar los intereses de unas deudas que provenían también de habernos endeudado, es decir, se pedía dinero para seguir pagando los prestamos que el estado pedía. Esto se llama: deuda eterna. Y no hay intención de pagarla, simplemente es como un sueldo que reciben algunos inversores por no hacer nada. Es una bola que crece a razón de mantenerla. Y hay algunos que ya han obtenido bastantes beneficios. Con esta excusa se alega que no hay dinero para servicios sociales y todas estas cosas que mejorar la calidad de vida de la gente, la educación, la sanidad… todo. De esta manera se llevan a cabo privatizaciones de empresas y servicios públicos que compran estos mismos a los que damos dinero por “nuestra deuda“. ¿Cuando vamos a dejar de pagar intereses? ¿No hay gente que ya se ha beneficiado bastante? ¿No entenderán los defensores del libre mercado que en crisis el estado también puede hacer cancelación de pagos? Yo espero que se haga cancelación de pagos y el estado, en manos de alguien con valor, decida dejar de pagar la deuda y exigir a los bancos y las grandes empresas que dejen de sangrar al pueblo.

PD: Me gustaría que algunos columnistas de izquierdas que ya hubiesen montado 7 guerras si fuese el PP -merecidas eh- el que hubiese hecho y permitido todo esto hagan lo mismo con maese Zapatero. Nombre de digna profesión en apellido de indigna persona.

PD2: La viñeta de Vergara de hoy es bastante clara a este respecto:

Nos han jodido, pero no oigo la protesta


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas