Revista Cine

Nuestras mejores secuencias: Una noche en la opera

Publicado el 13 noviembre 2013 por Gcpg
Después de rodar sopa de ganso, los hermanos Marx finalizaban su contrato con la Paramount. Y el joven genio de la Metro, Irving Thalberg, se anticipó a cualquiera para hacerse con los servicios de los cómicos. A la hora de firmar contrato, Zeppo Marx en  menos gracioso, se quedó fuera de la formación.  Groucho, Chico y Harpo acordaron hacer varias películas para el estudio, al tiempo que la Metro les garantizaba la esponsorización de sus giras cómicas. Y el primer trabajo que los hermanos Marx hicieron con Thalberg fue "Una noche en la ópera", para muchos la mejor película de estos alocados personajes. A partir de un a idea original de James Kevin Mcguines, varios empleados del estudio colaboraron en la creación del guión. Incluso hay quien asegura que la celebre estrella del cine mudo Buster Keaton hizo algunas aportaciones a la historia. Los hermanos Marx también añadieron numerosos elementos de su propia cosecha. Y según parece algunos de los momentos mas hilarantes de la producción, como la famosa escena del camarote y el absurdo dialogo entre Groucho y Chico sobre "la parte contratante" estaban inspirados en algunos gags que los cómicos ya habían utilizado durante sus primeras actuaciones en público.
                        
 En su ultima etapa Paramount, la películas de los hermanos Marx habían perdido algo de público. Thalberg estaba seguro de saber lo que fallaba: El publico femenino. Las mujeres no soportaban el ritmo enloquecido de sus comedias, sus gritos, sus carreras. Era imprescindible, en opinión del productor, realizar una serie de cambios en sus producciones para reconquistar al publico femenino. "Yo haré con vosotros una película que provocará la mitad de las risas y será el doble de buena", llegó a afirmar Thalberg con toda seguridad. El productor, que supervisó personalmente el desarrollo del guión, limitó el numero de gags, incluyó algunos números musicales que sirvió para relajar un poco a los espectadores ordenó que toda la trama girase alrededor de una historia romántica. Él se mostró seguro de que con la música y el tono romántico las mujeres volverían a congraciarse con los hermanos Marx. Para la banda sonora de la película se incluyeron algunos fragmentos de las óperas I Pagliacci, de Ruggerio Leoncavallo e Il Trovatore, de Giuseppe Verdi. Asimismo se compusieron algunos temas expresamente para la cinta. Uno de ellos, "Alone", con música de Nacio Herb Brown y letra de Arthur Freed, se convirtió en una de las canciones mas conocidas de 1935 y fue todo un éxito de ventas.
                         
Irving Thalberg, demostró una vez más que poseía una magnifica intuición. La reordenación que le dio a la carrera de los hermanos Marx fue todo un éxito. Una noche en la ópera triunfó en la taquilla y proporcionó a los humoristas enorme popularidad. Desde entonces la película se encuentra entre las mejores obras del cine de humor y es, como acertadamente indicó algún crítico, un infalible remedio para combatir estados depresivos.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revista