Revista Educación

Nuestras relaciones

Por Sara Cobos @diferenziacoach
En todas las relaciones pasamos etapas difíciles, y nos sentimos inmersos en conflictos que no sabemos cómo resolver. En esos momentos, nos  surgen más dudas que certezas.
Ya sé que nos cuesta asumir esas experiencias que nos confrontan que nos  sentimos  perdidos y sentimos que esos  son los  peores  momentos que hemos vivido.
No es fácil mostrar fortaleza para   tratar de sentirnos bien,  para  seguir dando lo mejor de nosotros, cuando las cosas se nos ponen difíciles... pero  todo en la vida es TEMPORAL, lo malo y lo bueno  al final TERMINAN, aunque sintamos que a veces ciertas situaciones duran demasiado y nos cueste ver
el final. Comparto mi  inquietud por las relaciones contructivas; de alguna forma mis cercanos y mis amigos, han sufrido en vivo y en directo mi "obsesión"  por este tema , por hacer de la  CONVIVENCIA FAMILIAR, un espacio para compartir desde el respeto la confianza y la responsabilidad.
Hacer realidad ese entorno  saludable para el desarrollo, generar esa  fuente  de compromisos con objetivos comunes, crear espacios para dar acogida a los intereses y necesidades individuales armonizándolos con las necesidades  de cada una de las personas que formamos la familia.  Nuestra familia es nuestro  primer referente del mundo , donde aprendemos a conocernos y a saber  de nosotros  mismos,  y de todo lo que nos rodea. Dónde tomaos   modelo  para crear nuestra propia familia, donde aprendemos a emocionarnos, a comprometernos ya responsabilizarnos para hacer posible   aquello que valoramos y  consideramos  que queremos mantener  y para apartarnos de  aquello que  queremos dejar atrás.  Mi familia, mi gran aliada , la que  me  ha aportado ese modelo, de   la que formo parte. Testigo
de mi tiempo y de mi historia, conocedora de todas esas inquietudes mías de todos los momentos  buenos y otros no tan buenos, pero que doy por bien empleados   porque de todos esos momentos está hecha mi vida.  Coaching Familiar, confieso que algunas personas al  conocer mi dedicación, me han transmitido:
 "Pierdes el tiempo, los conflictos y los problemas familiares no tienen solución". Acepto su verdad , puede que  de alguna forma  comparta ese sentimiento, pero sigo creyendo que  aunque  no podamos solucionar todos nuestros conflictos, esos momentos en los  que nuestras fuerzas se han agotado, sin encontar respuestas  que nos sirvan, sin conseguir resultados que nos sirvan para  en nuestras relaciones...
 Siempre nos queda  ACEPTAR y me recuerdo a mi misma  que  aceptar no significa que estemos satisfechos o conformes con la situación, sino que aceptamos con humildad, sin resistencias, para  desde esa aceptación sanar esas heridas del alma  que  nos impiden disfrutar en la vida. Pienso que ese es un buen aprendizaje para la convivencia, aceptarnos y aceptar a los demás, respetarnos y respetar a los otros, responsabilizarnos de nuestras propias vidas, dejando libre  la responsabilidad de los  otros para vivir su propia vida según su criterio y necesidad, y en eso todos ganamos.  NUESTRAS RELACIONES No todos los conflictos tienen solución tampoco me dedico a dar soluciones. No tengo respuestas mágicas, ni consejos prácticos, ni creo que sea lo más indicado. Solamente comparto mi inquietud en mejorarnos a nosotros mismos para mejorar  nuestras relaciones.
Dar lo mejor de nosotros, especialmente en los momentos delicados,  estar abiertos a aceptar, a darnos permisos  para  admitir otras formas de percibir, de entender , de sentir  y  vivir la vida .
Estar dispuestos a abandonar  nuestras percepciones inflexibles y cerradas  que minan nuestras relaciones y marcan nuestras historias familiares.
Aprender a sentirnos bien a pesar de que habrá conflictos, que  por mucho que lo deseemos  no  podremos resolver...
Sara Cobos Coach Profesional y de Familia
www.diferenzia.com
Coaching Familiar

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossier Paperblog