Revista Baloncesto

Nunca subestimes el corazón de un verdadero campeón. (3-2) rumbo a boston.

Publicado el 12 mayo 2010 por Celticsblog
NUNCA SUBESTIMES EL CORAZÓN DE UN VERDADERO CAMPEÓN. (3-2) RUMBO A BOSTON.LosCeltics volvieron nuevamente a jugar otro partido más contra las cuerdas, como si se tratase del séptimo partido de la ronda, cómo si estuviesen a punto de ser eliminados y la verdad es que el quinto partido en Ohio significaba practicamente eso, ganar o tener todas consigo de perder en el Garden. Finalmente y de un no mejor modo posible los Boston Celtics, comandados por el Big Four y unos sensacionales Glen Davis y Tony Allen lograron hacerse con la victoria, recuperar el factor cancha y poner el 3-2 a la eliminatoria.
Quizás hayamos asistido al ultimo partido de LeBron James como local en el Quicken Loans Arena es lo que muchos se preguntaban tras el partido. LeBron jugó mal, muy mal. Su 3/14 en tiros de campo hablan por sí solos y que se haya quedado en 15 puntos tras 41 minutos lo mismo. LeBron sufrió lo que jamás había sufrido, provó su propia medicina, pero sin chulerías por parte de Boston. Nada de bailes, celebraciones (véase a Jamario Moon en el segundo cuarto) u otro tipo de festejos.
Manteniéndose al margen de todas esas provocaciones los Celtics se llevaron un partido importantísimo y nada menos que de 32 puntos. Infringiendo la derrota más dura a los Cavaliers desde que data su creación y viendo como el "King" James no pudo hacer nada ante una de sus mas penosas actuaciones en lo que lleva de carrera deportiva.
Afortunadamente (para ellos) Lebron tan sólo defendió a Rondo durante unos minutos de la primera parte, momento en el cuál Boston aún parecia no haber despertado. De haber seguido defendiendo a Rajon como aseguró el día anterior, la derrota podría haber sido aún más amplía.
En los Celtics, la aportación de el BigFour al completo fue decisiva y acabó con cualquier posibilidad de los Cavs ya en el tercer cuarto. El 40-25 de parcial en el cuarto período refleja lo que los C´s fueron anoche. Un auténtico martillo que golpeó constantemente sobre los de Ohio.
Paul Pierce como es comstumbre reapareció con un partidazo en el momento que más se le necesitaba, 21 puntos, 11 rebotes y 7 rebotes que saben a gloria tras varios partidos en los que parecia aquejar alguna molestia. Ray Allen no vio trabas a sus marcajes defensivos, tanto Parker como Williams resultaron ser muy poco para Sugar Ray quien se calvó dos triplazos seguidos espectaculares. Rajon Rondo, aunque hoy mucho más discreto como era de esperar, realizo un gran partido nuevamente con 16 puntos y 7 asistencias. Kevin Garnett quien no ve oposición en la defensa de Jamison, anotó 18 puntos, capturó 6 rebotes y colocó 2 tapones en 32 minutos de juego. Kendrick Perkins al igual que el Big Four realizó una gran encuentro, mostrándose duro en defensa y anotándose 10 puntos, 7 rebotes y 2 tapones.
NUNCA SUBESTIMES EL CORAZÓN DE UN VERDADERO CAMPEÓN. (3-2) RUMBO A BOSTON.
Glen Davis
sin duda también tuvo su noche con 15 puntos y 4 rebotes en 20 minutos, demostrando que a pesar de su escasa altura y elevado peso puede aportar al igual que el año pasado mucho en estos playoffs. La otra sorpresa, ¿he dicho sorpresa?. La verdad es que ya es casi habitual que Tony Allen se marque buenos partidos, un jugador que durante toda la temporada regular y durante años ha sido criticado por toda la afición de los Celtics pero que a día de hoy es una de nuestras principales referencias desde el banquillo.
Ante tal poderío ofensivo y defensivo los Cavaliers no dieron con la fórmula que detuviera la sangría y si ya de por sí había una herida, la victoria de ayer ahondó aún más en ella. El público asistente al estadio, silencioso y tembloroso publico, pudo haber presenciado quizás el último partido de LeBron como local. Sin duda, los abucheos que el equipo recibió fueron merecidos y la baja cualificacion de Mike Brown junto al egoísmo de LeBron James parece haber sentenciado una serie que por ahora se divisa como muy verde. Ojalá así sea y mañana en el sexto partido, ante nuestro ardiente público logremos el pase a la final de la conferencia este. No obstante no lancemos campanas al vuelo aún y esperemos a ver la reacción del equipo del elegido. Es previsible que los árbitros nos piten mucho en contra, más de lo que viene siendo habitual, todo sea por vender camisetas y darle el premio a ¿el rey?.
No obstante el título del artículo deja claro lo que los Celtics siguen y seguirán siendo, un equipo, un verdadero equipo, capaz de parar a las máximas individualidades de la liga y quizás frustrar el sueño nuevamente de ver a James en una final.
NUNCA SUBESTIMES EL CORAZÓN DE UN VERDADERO CAMPEÓN. (3-2) RUMBO A BOSTON.Prepotencia en estado puro.

VAMOS BOSTON

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revistas