Revista Opinión

Oficio de vivir, oficio de poeta

Publicado el 22 mayo 2016 por Ferminapa


(Antes de nada, pedir disculpas a Cesare Pavese de quien he cogido prestado el título del artículo )
En verdad a mí siempre se me dio  bien la poesía, según me han contado, ya de muy pequeño, hacía el año de edad ya me hacía mis rimas y mis ritmos; también es verdad que yo hablar, lo que se dice hablar, lo hice tardíamente, empecé a decir palabras más o menos completas con casi cuatro años, hasta entonces mi universo se circunscribía al fonema ¨a¨, todo para mí era ¨a¨, de este modo construía ya las rimas asonantes y consonantes, bueno consonantes pocas, y como lo que sí tenía era mucho ritmo, con rima y ritmo me salían los poemas, así, de forma natural. Por ejemplo, para decir, ¨quiero pan y después leche condensada¨, yo decía ¨ a, a, a, a¨, acompañando la frase con un meneillo de todo el cuerpo desde la manta en el suelo donde me sentaban, y ya está, la poesía en estado puro.
Ya después,  entre que me hacían aprender de memoria poemas y canciones, y que, como se preguntaba Mari Trini, ¨¿quien con quince años no ha escrito un poema?¨, yo también escribí al amor y al desamor, más a lo segundo que a lo primero, creo que fui un adolescente que creció entre versos alejandrinos y ¨Margarita, esta linda la mar y el viento..¨
Estuve tentado más tarde en autoeditarme un libro de poemas, o poemario, como quieran llamarlo, pero no me salía más allá de un libreto de las ilegales, pero con mucho menos calidad y gracia. Yo lo intenté, lo confieso, el hacer de la poesía mi oficio, mi forma de vivir.., pero al final solo alguna colaboración en recitales colectivos...
El poeta Joan Margarit, durante la Feria del libro de Cádiz, en un momento determinado dirige la mirada a su libro que está encima de la mesa. Habla de lo que fue de la democratización de la cultura a partir de los años 70. Que fue  estupenda y algo muy importante para que todo el mundo tuviera acceso al cine, a la pintura, a los libros, en definitiva al arte. También  a la poesía, pero  sentencia,  que eso no significa que todo el mundo pueda ser poeta, que hace falta algo más que una técnica, es decir hace falta la inspiración, y eso no se aprende, se vive. Algo me suponía yo, pero.....

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas