Revista Deportes

Operación Galgo

Publicado el 09 diciembre 2010 por Pberraondo

La Operación Galgo abofetea de nuevo al deporte español. El atletismo es el deporte que debe presentar cuentas y, después de la chapuza de la Operación Puerto, que llegó a debilitar sobremanera el pelotón ciclista nacional, acusando a nombres que luego nada tenían que ver con el dopaje, uno no puede más que coger con cautela todas las informaciones que llegan desde la Guardia Civil.

El secretario de Estado para el deporte, Jaime Lissavetzky, se la juega. No puede permitirse que el resto del mundo vuelva reírse de España. Si vuelve a fracasar alguien deberá depurar responsabilidades, y ese es el Ministro de Deporte, José Luis Rodríguez Zapatero.

Si alguien se ha dopado o ha fomentado el dopping o se ha lucrado con prácticas ilícitas relacionadas con productos ilegales que aumentan el rendimiento en competición, que pague por ello. Se llame como se llame. En esta ocasión parece que ha caído la mamá, Marta Domínguez. La atleta palentina ha sido detenida en el marco de esta Operación Galgo. Y su nombre se ha manchado porque se ha ligado a otros como el de Eufemiano Fuentes, ese médico centrado en acabar con los grandes deportistas españoles y no en salvar vidas.

Que paguen con su carrera, que se les retiren todos sus títulos, que sus becas, sus ayudas y sus patrocinadores no vuelvan a reflejarse en sus camisetas, que se les baje del altar al que un día fueron subidos y que pasen a engrosar la lista de la vergüenza nacional. Pero que se aclare todo, que se justifiquen las sanciones, que se argumenten en condiciones las acusaciones. Hasta que un juez no diga lo contrario, todos los detenidos son inocentes y como tal hay que tratarles, aunque me temo que el juicio público ya ha comenzado y el jurado popular de la calle no tardará en dictar sentencia.

Farmacia Domínguez

 


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista