Revista Cultura y Ocio

Opinión de la ruta de las abejas de jorge galán

Por Soycazadoradesombras @cazadoradesly
OPINIÓN DE LA RUTA DE LAS ABEJAS DE JORGE GALÁN

Lobías Rumin vive en Eldin Menor y, al contrario que el resto de sus habitantes, es un chico extraño y solitario. Pero la vida de Lobías da un giro inesperado en la víspera del equinoccio de primavera, cuando conoce a Nu y Lóriga, dos viajeros con la intención de llevar a cabo la empresa más descabellada posible: atravesar el Valle de las Nieblas. La bruma allí nunca se disipa y durante siglos nadie ha osado traspasarla. Los viajeros dicen seguir las instrucciones de un viejo libro para hallar un sendero que acompaña la ruta de las abejas Morneas a través de la niebla, y así llegar hasta el Árbol de Homa, el primero de los árboles del mundo. Sin pararse a pensarlo dos veces, Lobías acepta su invitación, pero lo que la expedición encuentra al otro lado de las nieblas es tan extraño como terrible: un mundo en guerra donde pueblos enteros huyen de un ejército que llega desde tierras lejanas y avanza, devastándolo todo.

Es un día cualquiera, en el que Lobías Rumin se dirige a la granja de su tío para comenzar una nueva y mediocre jornada de trabajo. Sin embargo, allí se encuentra con dos extraños que vienen de otra región y dicen estar siguiendo la ruta de unas raras abejas hasta el árbol más antiguo de todos los árboles, que esconde un libro que tiene todas las respuestas. Aquí comienza un viaje peligroso a través de la niebla, recorriendo territorios llenos de oscuridad y habitados por criaturas espeluznantes, donde además se cruzarán con una misteriosa chica con nombre de flor y se verán envueltos en una caravana de ciudadanos de distintos lugares que huyen de la terrible guerra que acaba de desatarse y ya está asolando todo lo que encuentra a su paso.

Nuestro protagonista es Lobías Rumin, un muchacho solitario, sin más propósitos en la vida que repartir leche cada mañana para ganarse el sustento. Desde pequeño, siempre le han marginado por culpa de una historia que jura que le sucedió de verdad, su única familia apenas le dirige la palabra, la chica que le gusta no le hace ni caso... en resumen, no pertenece a ningún sitio ni tiene a nadie que se preocupe por él. Quizá por este motivo, al sentirse por primera vez valorado y útil, no duda ni un instante en aceptar acompañar primero a los extraños viajeros y después seguir las palabras de esa extraña chica que se cruza en su camino. Lobías descubrirá que es mucho más de lo que siempre le habían hecho creer, más valiente, más listo y mucho más especial.

A los demás personajes apenas tenemos tiempo de conocerlos a fondo todavía, pero es evidente que todos tiene sus propios motivos para realizar este viaje. Incluso estoy segura de que Lobías esconde aún muchas cosas en su interior para mostrar.

Este primer tomo de El país de la niebla me ha parecido muy introductorio, un acercamiento que nos sitúa en el misterioso, complejo y oscuro mundo que ha creado Jorge Galán. Un mundo, por cierto, rico en historias y leyendas. Y es que si tuviera que definir en pocas palabrasLa ruta de las abejas, lo haría como "una historia tejida con historias".

El hilo conductor es el viaje del protagonista y sus compañeros hacia el Árbol de Homa, durante el que vamos visitando distintos lugares y conociendo a sus habitantes. Pero, además, alrededor de ese hilo se van enredando un montón de historias antiguas, leyendas y viejas supersticiones sobre las que se sostiene el mundo que los personajes van recorriendo.

Desde luego, esta trilogía promete.


Volver a la Portada de Logo Paperblog