Revista Cultura y Ocio

Opinión de maimón, ojos azules de juana cortés

Por Soycazadoradesombras @cazadoradesly
OPINIÓN DE MAIMÓN, OJOS AZULES DE JUANA CORTÉS

Nerea es una niña mimada, a causa de sus problemas de corazón. Una noche encuentra una pequeña sirena en la basura, que ha llegado hasta allí dentro del pescado que la familia ha cenado. El abuelo dice que deben llevársela a Maimón, Ojos Azules, la bruja del océano. Nerea decide escapar con la sirena para salvarla y, de paso, quedarse con ella. Porque, si ella la encontró, la sirena es suya. ¿O no?

Nerea es una niña que nació con una enfermedad cardíaca. Esto le impide hacer algunas cosas divertidas como correr con otros niños o montarse en las montañas rusas del parque de atracciones. Sus padres se desviven para protegerla y, claro, de vez en cuando le consienten determinadas cosas que no consienten a sus hermanos, por ejemplo no terminarse el pescado de la cena. Y justo, gracias a no terminarse un día la cena, Nerea se encuentra una diminuta sirena, no más grande que la palma de su mano.

El abuelo de Nerea, que es un hombre de mar, enseguida sugiere llevar a la criatura con Maimón, Ojos Azules, una anciana que vive junto al faro y a la que mucha gente conoce como la Bruja del Océano. Pero Nerea no quiere, porque es suya y además ya está harta de que sus hermanos la llamen caprichosa, así que decide escaparse para evitar que le roben a su sirena.

OPINIÓN DE MAIMÓN, OJOS AZULES DE JUANA CORTÉS

A partir de aquí comienza una fantástica aventura en la que aparecen un montón de gaviotas, una tortuga despistada, un gato detective, un montón de criaturas marinas que están preparando un gran acontecimiento musical y una mujer fascinante que conseguirá transformar el punto débil de Nerea en su fortaleza más valiosa, dándole un maravilloso nuevo rumbo a su vida.

Además, junto a Nerea y sus hermanos podemos aprender que la amistad no significa posesión, sino querer lo mejor para el otro, y a respetar a todas las criaturas, en especial a las que están más desprotegidas.

El libro trae algunas lindas ilustraciones a todo color, en las que Irene G. Lenguas nos presenta a algunos de los protagonistas y escenas de la historia.

Juana Cortés Amunarriz nos ofrece una lectura preciosa y mágica, un viaje entre la tierra y el fondo marino, lleno de ternura e inocencia, pero también de momentos divertidos y sorprendentes.

Recomendada para lectores a partir de ocho años.


Volver a la Portada de Logo Paperblog