Revista Cine

[OPINIÓN] El encanto de los dramas “british”

Publicado el 09 junio 2013 por Despiram @FrikArteWeb

La ficción británica ha ido ganándose terreno en mi corazoncito seriéfilo poco a poco. Tras cogerle el gustillo al estilo narrativo utilizado, hay pocas series british que no me llamen la atención. Su fotografía, su originalidad y sobre todo, sus intérpretes -me atrevo a decir que la cantera de actores ingleses es de las mejores en cuanto a actores europeos en TV-  me han hecho enamorarme de sus paisajes, sus historias y sus personajes. La calidad y el buen hacer que cadenas como la BBC están consiguiendo, están atrayendo a un público cada vez más amplio, elevando la calidad de las ficciones europeas. Es por ello, entre otras cosas,  que los dramas ingleses se han colado entre mis series favoritas. A continuación os dejo un ránking de los dramas british que más me han gustado hasta la fecha, dando un par de motivos para que le echéis un vistazo:

[OPINIÓN] El encanto de los dramas “british”
SKINS: La primera serie británica que me encandiló. Comencé a verla cuando emitían su segunda temporada y pese que al principio no me llamaba la atención porque creía que no era más que otro drama adolescente de instituto, la verdad es que a los dos episodios ya me tenía totalmente atrapada. Existen tres generaciones distintas de protagonistas y quizá sea por la personalidad de Cassie (Hannah Murray), el humor de Anwar (Dev Patel) o la ingenuidad de Chris (Joseph Dempsie) que la primera generación sea mi preferida. No es una serie en la que puedas preveer nada ya que si algo tiene Skins es que tratan temas de actualidad juvenil saliéndose de la tangente. A veces peca de exceso de dramatismo porque a veces exageran la falta de valores o el carácter de la mayoría de los jóvenes actuales, pero aun así es una de esas series que no puedes dejar de ver. Poseedora de dos premios BAFTA y una versión norteamericana es totalmente recomendable para aquellos que busquen dramas juveniles distintos, con un toque de humor inglés combinado con humor negro y para aquellos que quieran probar suerte con la ficción británica

DOWNTON ABBEY: La historia de los Crawley y sus sirvientes es uno de los dramas que más me ha atrapado en los últimos años. Tiene como punto fuerte la ambientación, que es perfecta y te adentra de lleno en los albores del siglo pasado consiguiendo transportarte a un mundo lleno de cambios políticos y económicos, donde señores y sirvientes deben ir adaptándose a los nuevos órdenes sociales. Pero no solo valoro su ambientación sino también las excepcionales interpretaciones, en especial la de Maggie Smith como madre del patriarca de la casa. Pese a sus toques culebronescos, los guiones son de gran calidad y el ritmo no se hace pesado para ser una serie de estas características. Recomendada a aquellos que disfrutan de los dramas de época y de series con tintes teatrales.

[OPINIÓN] El encanto de los dramas “british”
SHERLOCK: No podía dejar pasar la adaptación que la BBC ha realizado de la famosa obra de Sir Arthur Conan Doyle. Creada por el ingenio de Mark Gatiss y Steven Moffat y protagonizada por Benedict Cumberbatch y Martin Freeman, la serie es una adaptación libre de las novelas ambientadas en la actualidad. Con una fotografía digna de película, y un guión sublime las aventuras del excéntrico detective combina a la perfección acción, dosis de comedia y unas perfectas tramas repletas de intriga. Perfecta para aquellos que quieran disfrutar de una serie que a veces parece ser película y que se disfruta desde el minuto uno al último. Para mí, una de las joyas televisivas de los últimos años.

BLACK MIRROR: La serie menos convencional que jamás haya visto, tanto que se me hace difícil definirla porque bien puede ser un drama sobre la naturaleza del ser humano o bien un sátira elevada a la máxima potencia sobre la influencia de las tecnologías en nuestro día a día. En cualquier caso, Black Mirror más que una serie, es una experiencia audiovisual con episodios que te dejan literalmente sin saber qué decir o qué pensar, auténticas masterpiece con guiones absolutamente brillantes. Imprescindible para quienes tengan debilidad por los social media y la ciencia ficción.

UTOPÍA: Si Black Mirror es indescriptible, Utopía no se queda atrás. Vale sí, la trama trata de conspiraciones gubernamentales pero aun así calificar a Utopía como una serie sobre conspiraciones es quedarse muy corto. Con un cuidado técnico y visual envidiable, la fotografía de la serie es una maravilla audiovisual por su colorido. Impactante, dura y cruel, es perfecta para aquellos que tengan debilidad por las historias enrevesadas y que sobre todo tengan un estómago fuerte.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas