Revista Coaching

Organizaciones que aprenden

Por Maikapujales

Muchas organizaciones están orientadas a la innovación  constante. Aunque generalmente entendemos por innovación, una mejora tecnológica, o una mejora de procesos, o diseño, sin embargo hay otro tipo de innovación, de la que también estoy oyendo hablar, que es la innovación en aprendizaje (Ángel Arbónies). Supone que la innovación radica en la manera que la organización tienen de aprender a hacer.

Para la mayoría de nosotros está bastante claro que uno más uno puede ser igual a tres (1+1=3), sin embargo llevar esto a la práctica no resulta tan sencillo, principalmente porque de forma   paradójica, no se practica.

El  conocimiento tiene un rendimiento creciente, lo que supone que cuando se comparte tiende a ampliarse, Cuánto más conoces más puntos de contacto tienes con lo desconocido.

Hu-Song, filosofo de Oriente, contó a sus discípulos la siguiente historia:

- “Varios hombres habían quedado encerrados por error en una oscura caverna donde no podían ver casi nada. Pasó algún tiempo, y uno de ellos logró encender una pequeña tea. Pero la luz que daba era tan escasa que aún así no se podía ver nada. Al hombre, sin embargo, se le ocurrió que con su luz podía ayudar a que cada uno de los demás prendieran su propia tea y así, compartiendo la llama con todos, la caverna se iluminó”.

Uno de los discípulos pregunto a Hu-Song:

- “¿Qué nos enseña, maestro, este relato?”

Y Hu-Song contestó:

- “Nos enseña que nuestra luz sigue siendo oscuridad si no la compartimos con el prójimo. Y también nos dice que el compartir nuestra luz no la desvanece, sino que por el contrario, la hace crecer.

Así pues , cuando realizamos la práctica de poner nuestros conocimientos, informaciones y prácticas en común, el efecto que se produce el el aprendizaje de todos los miembros de ese grupo.

En el libro de “Construcciones de Organización abierta al aprendizaje”,sus autores señalan,  bajo una perspectiva de coaching,  que para lograr organizaciones abiertas al aprendizaje es  esencial el diálogo y la discusión creativa.

El diálogo es entendido como el flujo constante de conocimientos, información, capaz de capturar, como si de una red sutil se tratara, significados sutiles de ese flujo de pensamiento.

Para alcanzar esa habilidad de dialogar  proponen  tres requisitos:

  1. Suspender los supuestos.
  2. Verse como compañeros.
  3. la intervención de un coach.

    También podría interesarte :

    Volver a la Portada de Logo Paperblog

    Quizás te interesen los siguientes artículos :

    Revistas