Revista Salud y Bienestar

Ortodoncia lingual

Por Sramosa @sramosa

ortodoncia lingual

La ortodoncia lingual es una ortodoncia invisible que corrige la malposición dental sin que se note que se lleva ortodoncia. El Dr. Juan Carlos Pérez Varela explica las principales características de la ortodoncia lingual.

La primera impresión cuenta mucho, y buena parte de la imagen que proyectamos a los demás la provoca nuestra sonrisa. Cada vez son más innovadoras las técnicas para conseguir una sonrisa amplia que, según los expertos, son las que más gustan.

Multitud de estudios han demostrado la influencia de una sonrisa. Por ejemplo, cuando un empleado sonríe, aumentan las ventas. Hoy es un valor añadido tener una sonrisa bonita. A todos nos gusta rodearnos de gente que sonríe porque nos transmiten felicidad y energía positiva.

Se camina hacia una ortodoncia más estética: invisible, con aparatos que se vean cada vez menos, más rápidos y que el paciente los note lo menos posible.

Por eso las tendencias van hacia ortodoncias que resulten inapreciables para los demás, como la ortodoncia lingual o las férulas transparentes.

La Doctora Beatriz Iglesias Sánchez, especialista en ortodoncia lingual, asegura que ésta “ofrece la misma estabilidad que cualquier otro tipo de ortodoncia, pero sin necesidad de que nadie sepa que lo llevas y, además, sin problemas como salir a cenar y estar preocupado porque se te queda comida entre los brackets y los demás lo vean”.

La ortodoncia lingual puede corregir todo tipo de desviaciones de los dientes. Incluso casos que parecen imposibles de tratar, pueden ser corregidos con éxito.

Características de la ortodoncia lingual

Los brackets se fabrican a medida, de forma personalizada para cada paciente y se usan en combinación con arcos individualizados de gran precisión. Cada bracket se adapta a las irregularidades de cada diente del paciente porque cada pieza se fabrica milimétricamente con una tecnología tridimensional con base en una impresión exacta de las arcadas superior e inferior del paciente. Eso garantiza que se adapten a los dientes y las molestias son mucho menores. Se fijan a la parte interior del diente, por eso no se ven al sonreír o al hablar.

Son de oro, ya que es material muy maleable. Además están exentos de cualquier contenido de níquel y acero inoxidable, materiales que, en algunos pacientes pueden provocar alergias.

Según la Doctora Iglesias Sánchez la limpieza de estos brackets es incluso más fácil que la del tratamiento convencional, ya que al estar en constante contacto con la lengua, hay menos retención de comida. Además, la salivación constante reduce la acumulación de sarro y masa, que produce descalcificación en los pacientes menos cuidadosos.

Su índice de fricción es muchísimo menor que la del acero inoxidable y el movimiento es suave. Eso implica que los tratamientos con ortodoncia lingual son más rápidos y más cortos gracias a la gran precisión de los brackets en comparación con otras técnicas invisibles.

Para los que no quieren llevar brackets, característicos de la ortodoncia lingual, pero quieren corregir su dentadura sin que se note, existe la alternativa de una ortodoncia transparente invisible. Son unas férulas secuenciadas translúcidas que se pueden quitar y poner, ya que no van pegadas al diente. Se trata de un tipo de corrector muy avanzado, pero cada dos semanas hay que reajustarlo.

El uso de ortodoncia cada vez se utiliza en más adultos, no son exclusivos de la infancia y la adolescencia.

Algunos de los problemas que se suelen tratar a partir de los 17 años son: estéticos, espacios entre dientes, pérdida de piezas dentales, espacios para implantes y ruidos o dolor mandibular.

También se puede utilizar ortodoncia para tratar deformidades dentofaciales que suelen ser tratamientos combinados con cirugía ortognática.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :