Revista Arquitectura

Paneles aislantes de cámaras frigoríficas

Por Luissantalla

Existe una gran cantidad de procesos relacionados con el sector primario y terciario, que tienen que ver directamente con la alimentación, donde se requieren las cámaras frigoríficas. Primero vamos a hablar de cuáles son los procesos y los espacios que requieren de este tipo de espacios donde se controla la temperatura, siempre por debajo de la temperatura ambiente; y después hablaremos sobre las propiedades de los paneles y de su proceso de montaje.

Los ambientes en los que se utilizan este tipo de paneles podemos reducirlos a estos:

– Salas de procesos y almacenes refrigerados. En estos ambientes existen desde maquinarias, equipos y también personal trabajador, generalmente especializado en el procesamiento de productos para la alimentación. En estos espacios, la temperatura se baja hasta unos 10º centígrados.

– Cámaras frigoríficas de conservación, muy próximas a la congelación. Se trata de un tipo de recinto climatizado para el almacenamiento de alimentos y otros productos. En concreto, se emplea para la conservación de carnes frescas. En este tipo de espacio se alcanca una temperatura bajo cero, generalmente se baja hasta los -2º.

– Cámaras de congelación en las que ya sí se congelan los productos alimenticios, muy utilizados en la industria cárnica, pesquera, porcina, avícola, etc. En esta situación, la temperatura de funcionamiento baja hasta los -25°C. Para acceder a estos espacios es frecuente encontrase un espacio previo llamado antecámara. Utilizando este espacio se evita que aumente la humedad en la cámara de congelación durante la apertura de puertas a la vez que, lógicamente, esta antecámara ayuda a reducir la pérdida de frío dentro de la cámara principal.

– Cámaras de descongelación. En el momento que se quiere invertir el proceso de congelación, se utilizan este tipo de cámaras vinculadas a las cámaras de congelación. Sirven de transición a los productos que están congelados. Su principal función es la de guardar productos que van a descongelarse poco a poco.

– Cámara de expedición de congelados. En este tipo de cámara se almacena el producto congelado, justo antes de su expedición.

Ahora bien, ya que conocemos las temperaturas interiores ¿Qué paneles usar? ¿Cómo influye el espacio existente en donde se van a instalar las cámaras?

Paneles aislantes de cámaras frigoríficasfuente: isocold

¿Cómo son los paneles de las cámaras frigoríficas industriales?

El panel frigorífico siempre va a ser el mismo. Dependiendo del espesor se utilizará para cámaras en positivo o para cámaras en negativo. Por ello, aproximadamente el margen de 60 a 100 mm es para cámaras en positivo; y a partir de 120, para cámaras en negativo. Los espesores de los paneles fríos suelen ser altos (entre 40 y 200 mm) para un mejor aislamiento térmico. En definitiva, dependiendo del espesor conseguiremos diferentes temperaturas.

Panel Sándwich 0° positivo: para cámaras de conservación y cámaras frigoríficas por encima de los 0º.

Panel Sándwich BT negativo: para cámaras de congelación, túneles de congelación y cámaras frigoríficas que necesitan temperaturas por debajo de los 0º.

Los paneles para cámaras frigoríficas industriales, con su ensamblaje machihembrado, crean espacios con temperatura y humedad controlada. Así garantizan los máximos niveles de higiene y control sanitario. Además, el panel frigorífico industrial es muy parecido al que usamos para revestir fachadas o cerrar cubiertas. Aunque con ligeras diferencias en las uniones para mejorar el aislamiento térmico.

En este sentido, hay dos tipos de juntas: machihembrada y con gancho excéntrico. En definitiva, la utilización de junta seca para la unión de paneles asegura un espacio sellado y estanco. De esta forma, se destaca el acabado sanitario del panel sándwich de frío y el forrado con PVC. Así logramos compartimientos libres de contaminación y perfectamente controlados.

Propiedades del panel sándwich frigorífico
Su principal cometido es que tienen un importante poder como aislante térmico. Si tenemos en cuenta su resistencia mecánica podemos decir que son paneles ligeros y autoportantes. Su acabado facilita la limpieza, impidiendo que se acumule la suciedad. Los remates y la estructura de las cámaras hace que sean espacios sanitarios muy controlados, asépticos.

Son paneles fáciles de desmontar y manipular por profesionales. En el caso de que sea necesaria cualquier variación estructural, esta operación suele ser siempre viable. Puede aplicarse en todo tipo de instalaciones industriales. El diseño de las juntas de estos paneles garantizan la estanqueidad a la vez que mejoran la impermeabilización.

Paneles aislantes de cámaras frigoríficas Paneles aislantes de cámaras frigoríficas

Material aislante en los paneles frigoríficos

El poliuretano rígido es el material aislante térmico más eficiente y duradero. Su baja conductividad térmica conferida por su estructura celular cerrada y su innovadora tecnología de fabricación lo han puesto a la cabeza de los productos que colaboran en el ahorro de energía a través del aislamiento térmico. Es el material aislante por excelencia en múltiples aplicaciones industriales y sin duda es el producto más utilizado en el aislamiento de los edificios industriales y residenciales por su eficiencia energética.

Panel Sandwich de Poliisocianurato (de color verde) con los dos paramentos recubiertos de un folio de aluminio gofrado. De 3000 x 1200 y espesor de 20 mm. generalmente, aunque se fabrica cualquier longitud bajo pedido. Se utiliza en conductos de aire acondicionado y ventilación, extracciones de aire e instalaciones térmicas industriales.

Sandwich de poliuretano autoextinguible con los dos paramentos de papel embreado o kraft de 180 grs/m2. Para aislamientos e impermeabilización de cubiertas industriales, aislamiento de terrazas planas, etc. Densidades habituales: de 35, 40, 55, 70 y 100 kg/m3. Medidas habituales: de 2000 x 1000 y espesores de 20 a 80 mm.

La construcción de las cámaras frigoríficas industriales

Las cámaras frigoríficas son espacios físicos cerrados, unas cámaras acondicionadas y climatizadas. Es decir, son recintos preparados para el almacenamiento, conservación y congelación. Por esa razón debe de ajustarse la construcción.

Los instaladores establecen una serie de pasos para la ejecución, que deben de seguirse paso a paso:

  1. El suelo sobre el que se montará la cámara frigorífica. Debe estar nivelado, limpio y liso.
  2. Comprobar la verticalidad y la horizontalidad de paredes y techo tras montarse.
  3. Las paneles de las paredes se unen por un sistema de presión de ganchos excéntricos.
  4. Comprobar el correcto ajuste entre paneles a través del sistema machihembrado.
  5. Comprobar a priori detalles como longitudes, sobrecargas, tensiones, etc.
  6. Los equipos de refrigeración no se colgarán nunca de los paneles.
  7. Contrastar y confirmar la ubicación del evaporador y válvulas.
  8. El trazado de las tuberías debe ser diseñado y verificado por profesionales.
  9. El sistema de aireación o calefacción del suelo es clave en cámaras en negativo.
  10. Evitar desperdicios como virutas de metal que puede generar oxidación.
  11. Quitar la protección plástica de los paneles una vez instalados.
  12. Comprobar el correcto sellado de todos las zonas delicadas y especiales.
  13. Comprobación de la estanqueidad de las puertas y juntas.
  14. Comprobar pasos de luz o entrada de aire que afecten al producto.
  15. Verificar todas las mediciones.
  16. Limpieza y mantenimiento periódico.
Paneles aislantes de cámaras frigoríficas

Volver a la Portada de Logo Paperblog