Revista Economía

Paradoja

Publicado el 18 febrero 2010 por Aygdiae
Vivimos en un mundo plagado de contrastes: las colas del paro estan llenas de gente con ganas de trabajar mientras que los puestos de trabajo estan llenos de gente con ganas de no hacerlo.
Estos dias visitando dos participadas he podido comprobar como esto es mas que una realidad. La primera es un start-up donde el entusiasmo se contagia. No voy a comentar que tal van, son momentos duros para todos los que no han llegado a un cash-flow libre positivo (break-even no es suficiente hoy en dia). Y todo el personal,  del primero al ultimo, tanto los claves como los que cuentan poco, estan luchando llenos de ilusion por sacar el proyecto adelante. Cobran menos de lo normal, meten muchas mas horas, piensan, trabajan y buscan soluciones para la empresa... sin pedir a cada momento el que hay de lo mio. Algunos estan nerviosos, es normal. Les preocupa que si los objetivos no llegan a cumplirse se pueda cerrar el proyecto en el que creen. No les preocupa su futuro, si no que la propiedad pueda ser lo suficientemente miope como para echarlo todo por la borda.
La otra es una empresa asentada en un sector tradicional. Estuvimos con el personal de un departamento determinado que tiene una problematica concreta. Gente mayor, con experiencia, de vuelta de muchas cosas. ¿Hacer algo nuevo? ¿Hacerlo de otra forma?. Tendras que pagarme mas. Mirada retadora señalando que casi gana mas dinero con la indemnizacion por despido y el paro posterior que con lo que le queda de vida laboral. Otra vez la vieja cantinela de me pagas por venir al trabajo, si ademas quieres que haga algo me tienes que pagar mas. ¿Y estos son los puestos de trabajo que hay que salvar?
La solucion obvia es cambiar a la gente que no quiere trabajar por la que si quiere. Ahora bien, decir esto en voz alta es ser mala persona. Y hacerlo es ser un hijp***. Seamos sinceros, hay gente inmotivable por mucho que nos digan lo contrario. El derecho a un puesto de trabajo hay que ganarselo todos los dias cumpliendo. Todos sabemos que en dinero es finito. Entonces ¿a que empresas hay que apoyar?.

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas