Revista Infancia

Parque, niños y perros, ¿combinación imposible?

Por Belen
Parque, niños y perros, ¿combinación imposible? Imagináos a este perro corriendo entre tu hijo y su mejor amigo. Un perro que no conocéis, ajeno a vosotros, y que de repente aparece correteando en dirección a vuestros hijos. ¿Qué pensaríais?, ¿Qué haríais?.
Esto sucedió ayer tarde en uno de los parques que frecuento de mi barrio. Un grupo de jóvenes, alrededor de 10 ó 15 con varios perros de tamaño importante, un Doberman, afortunadamente atado, y algunos otros perros medianos. De repente llegó este perro de la raza Pitbull.
Su dueño frecuenta el parque habitualmente. Os describo la escena de su llegada: Aparca su Volkswagen Golf en doble fila (aun habiendo sitio de sobra para aparcar correctamente), se baja del mismo con su chica, camisa rosa de manga corta, abierta de par en par (se le debieron caer los botones), la correa del perro al cuello y el animal corriendo desaforado delante de él, tal cual veis al perro de la foto (es igualito).
Hace dos días otra mamá, que por cierto también tiene perro, se fue a hablar con él y decirle que por favor atara a ese perro. Por varias razones evidentes, primero porque esos animales han de ir atados y con bozal. Y segundo porque el parque estaba hasta la bandera, con niños gritando y correteando. De muy malas maneras el amigo ató al animal.
Pero ayer se repite la escena. Mi primera reacción levantarme de donde estaba sentada. Mi hijo y su amigo estaban jugando con sus coches y correteando. La mamá del otro niño y yo sentadas en el banco y mi marido de pie por ahí. Mi marido se fue corriendo a interponerse en la trayectoria del perro porque iba directo a donde estaban los niños. ¿Sus intenciones? no las sabía, pero me asusté. El perro se dirigía a hacer pis a unos matorrales que había al lado.
Cuando le dije que atara al perro, me llamó de todo: "tocahuevos, ignorante, tengo seguro del perro. Va a hacer pis, cuando vuelva lo ato. ¿Que te crees que va a morder al niño?". Yo cogí a mi niño en brazos y me lo llevé de allí, el perro seguía suelto. MI marido fue a hablar con el dueño y un coleguita que se unió a la bronca. Se pusieron muy chulos con él, hasta tal punto que mi marido les tuvo que decir que no siguieran así porque podía denunciarles. Y entonces bajaron el tono. Le explicaron que el perro es buenísimo, que se ha críado con niños, y bla,bla, bla, bla......
Me parece fantástico por ellos que hayan criado a su animal así, pero es un animal que tiene que ir atado. Al final fuimos nosotros quienes nos fuimos a otra zona del parque.
Os saco un párrafo del enlace que os he puesto sobre la raza de perro Pitbull:


"El perro no distingue edades en el humano y por naturaleza es sociable con él independientemente de su edad. Podría llegar a atacar a un niño antes que a un adulto. Su tamaño pequeño y espontáneos movimientos, lo asemeja más a una presa motivando en el perro su instinto de caza. La ingenuidad de un niño le hace no temer al can y poder llegarlo a molestar en un momento dado. Dado que la consistencia física de un niño es más vulnerable que la de un adulto en caso de ataque, debemos asegurarnos al 100% sobre la seguridad del perro en concreto si es ajeno a nosotros y aún así extremar las precauciones si se trata de un animal potencialmente peligroso. Por otro lado, si niño y perro conviven en el mismo hogar, la posibilidad de ataque es menor".


Quienes me conocéis y quienes frecuentáis habitualmente mi blog sabéis que adoro a los animales, que tengo gatos, que me encantan los perros y cualquier animalillo. No impido a mi hijo jugar con perros, gatos, gallinas, o cualquier animal que se preste. Alguna amiga que tiene perro y se pasa de vez en cuando por aquí sabe que he llevado a mi hijo a su casa, con su perrita y que estoy encantada de que jueguen juntos. Pero hay ciertas razas de perros con las que debemos ser prudentes. Yo no sé cómo ese perro ha sido educado, adiestrado o criado. Sé que puedo recibir muchas críticas por esta opinión pero desde luego no voy a arriesgar la integridad de mi hijo y si vuelvo a ver un perro de esas características corriendo suelto y solo en dirección al niño actuaré igual.


Jamás he tenido ningún altercado o problema con los dueños de los muchos perros que son asiduos del parque. Los hay grandes, pequeños o medianos. Todos van con sus dueños, unos atados y otros sueltos. Pero todos van controlados.

Pero creo que un un parque lleno de niños corriendo y jugando no es el mejor sitio para pasear a este tipo de perros.


¿Cuál es vuestra opinión al respecto?


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossiers Paperblog