Revista Coaching

PDA: una experiencia enriquecedora

Por Juan Carlos Valda @grandespymes

PDA: una experiencia enriquecedora

Una destacada psicóloga especialista en organizaciones describe su experiencia con PDA (Personal Development Analysis) y sus aplicaciones, para tener organizaciones más sólidas, cuyos integrantes sean conscientes de sus diferencias, y también de sus posibles sinergias. "Conócete a ti mismo".

Esa frase que estaba inscrita en el pórtico del templo de Apolo, en Delfos, fue adoptada por Sócrates como principio y fin de la sabiduría humana.

Sócrates pregonaba que antes de comprender al mundo, o conocer al otro, es elemental conocerse a sí mismo. Sócrates se refería a un conocimiento objetivo, realista en el que la persona se percibe a sí misma como es y no como quisiera ser, ya que sólo en la aceptación de sí misma, en el aquí y ahora, podrá formularse y llegar a ser lo que pueda y quiera llegar a ser. El autoconocimiento es el camino.

Para conocerse profundamente, potenciar las fortalezas y trabajar en los aspectos de mejora será necesario mirar hacia adentro, descubrirse y concientizarse.

Los líderes de hoy, en general, tienen capacidad y conocimientos, pero muchas veces no demuestran firmeza emocional para lidiar con la realidad de la organización o gestionar personas.

Cuando el líder se conoce, acepta y administra sus oportunidades de mejora, logra ser firme y justo con sus colaboradores.

El autoconocimiento es una poderosa herramienta para seguir evolucionando en la vida.

Por esa razón, en mi práctica profesional, en el área de consultoría de Personas, dentro de las empresas de familia, me valgo de una interesante herramienta: el PDA (Personal Development Analysis).

El PDA es una evaluación que, a través de una metodología simple, precisa y científicamente comprobada, permite describir y analizar el perfil conductual de las personas e identificar sus talentos, sus principales habilidades, sus motivaciones, fortalezas y áreas a desarrollar. Una de las principales aplicaciones es poder diseñar programas de acompañamiento y desarrollo de personas a medida de las necesidades personales de cada uno, en función de lo que su puesto requiere.

En el largo tiempo que vengo utilizando el PDA, en condición de Consultora Certificada, escuché este tipo de comentarios:

  • "Wow! es impresionante, es como si me conociera",
  • "Cómo puede ser que con algo tan simple me de toda esta información!",
  • "Realmente quedé impactado", "Ese soy yo!".

La experiencia PDA, me sigue resultando sorprendente.

De las devoluciones realizadas, prácticamente la totalidad logra identificar y ayuda a tomar conciencia acerca de aspectos que son fortalezas del consultante, pero también oportunidades de mejora, y ello permite diseñar estrategias y planes de acción para mejorar determinados aspectos que impactan en el desempeño laboral.

Básicamente, el PDA analiza cuatro ejes: la relación del sujeto con el riesgo, con las normas, su paciencia y su extroversión, y todos ellos a la luz de su capacidad de autocontrol.

La manera como se articulan estos ejes en cada persona en particular da como resultado una serie de observaciones y recomendaciones, que, en una etapa posterior, pueden analizarse en conjunto con otras personas de la organización, para entender cómo se generan los vínculos...y también los des-vínculos, las oposiciones, los conflictos, etc.

¿Por qué es tan importante conocerse?

A partir de entender el perfil natural de cada uno, y su perfil adaptado a las exigencias de la actividad laboral y profesional, es posible entender acciones a realizar para mejorar las relaciones, y obtener la mayor eficiencia por parte de cada uno.

El PDA ayuda a comprender, sin juzgar ni criticar, las diferentes formas de ser en el mundo, vinculando e integrando equipos de trabajo, y favoreciendo la construcción de relaciones más armónicas.

Es tan efectiva esta herramienta, que muchas empresas la utilizan también en los procesos de selección de personal e identificación de talentos.

Las empresas están cada vez más orientadas a implementar procesos de selección eficientes, dado que la selección del candidato inadecuado genera muchos gastos innecesarios e impacta en el clima laboral.

Incluir el PDA permite visualizar claramente a nivel conductual un posible candidato. Esto permite minimizar los tiempos y recursos en los procesos de selección, y agregar un enorme valor, al poder generar informes online de compatibilidad de candidatos contra las demandas conductuales de cada puesto.

Concluimos con una frase que, no por conocida, es menos necesario recordar: Conocerse es el primer paso para alcanzar resultados a otro nivel.

Fuente: https://www.temas-caps.com.ar/pda-una-experiencia-enriquecedora/


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas