Revista Infancia

Peleas de hermanos

Por Papasehijos @papasehijos

Peleas de hermanos

por Papás e hijos 2.0

peleas de hermanos

Desde hace un tiempo no hago más que preguntarme si las peleas de hermanos, son más frecuentes en hij@s del mismo sexo o del sexo opuesto.

Yo tengo niño y niña, que se llevan casi 3 años y son cada vez más frecuentes las discusiones y peleas entre ellos. Así que mi marido y yo hemos hecho una muestra, que no es para nada representativa, pero nos ha válido para desahogarnos y sacar las siguientes conclusiones, según nos cuentan las familias que forman parte de nuestro pequeño estudio.

- Familias con hij@s de sexos opuestos, están de acuerdo en que discuten y lean mucho.
- Familias que dos niños, se quejan de peleas más que de discusiones.
- Mientras las familias con sólo niñas, dicen que juegan muy bien y casi no discuten ni pelean.

Un amigo nos comentaba que escuchó sobre un estudio, con más fiabilidad estadística que el nuestro, en el que afirmaban que las familias de sólo niñas se quejaban de menos peleas de hermanos.

En mi casa, suele empezar por una discusión que va subiendo de nivel a la vez que de volúmen, casi siempre por los gritos de mi hija, que vienen seguidos del golpe de su hermano y su respuesta inmediata por parte de ella. El caso es que siempre acaba con ella llorando y él enfadado.

El motivo de la discusión y el escenario es variable, pero siempre llegan los dos a las mismas conclusión “no es justo”, acompañado por “es mi herman@”.

Sabemos que las peleas de hermanos son muy normales, pero ahora que soy mamá las veo con otros ojos, porque aunque trato de mantener la calma, me ponen de los nervios…

Leyendo sobre el tema, me he encontrado con consejos como “Independientemente de la circunstancia que motive la discusión entre nuestros hijos, es imprescindible que nosotros, los padres, nos mantengamos al margen”. Esto es imposible en las edades de mis hij@s (9 y 6 años).

“Es normal que cuando la atención de los padres está dividida, los niños sientan rabia o envidia. Como están creciendo, buscan establecer una identidad y eso provoca riñas. De este modo, empiezan a defender sus espacios y de alguna forma, también aprenden a ceder”, opina la psicóloga Lizeth Bohórquez.

De este consejo sólo concluyo que los hermanos necesitan sus espacios y nosotros tratamos de fomentar la independencia de los dos, para que fortalezca sus personalidades.

Creo que las peleas de hermanos son etapas y cómo todas las etapas, pasarán y espero que sin mayores consecuencias, por lo cual intervendré, hasta que puedan solucionarlo por ellos mismos.

foto: mommytracked.com


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :