Revista Cine

Películas con título de canción Vol.1

Publicado el 24 julio 2013 por Maresssss @cineyear

blue-velvet-blue-velvet-31086597-1920-1080

Un autor no solamente se enfrenta al díficil momento del folio en blanco, también existe el problema de como titular su obra. Debe tener ese algo que enganche, que resuma lo que se quiere contar y que incluso si se puede que sea original. Hay mucha gente con gran maestría a la hora de nombrar sus películas, como es el caso de Isabel Coixet (no entraremos en debate si son mejor los títulos que las propias películas),  pero a veces, ya sea por comodidad o porque le viene como anillo se elige el título de una canción.

A continuación se nombrarán algunos de estos “préstamos” a la hora de nombrar algunas películas. En esta clasificación no valen los biopics musicales que elijen un éxito del autor para titular la obra (como en el caso de la maravillosa ‘Let´s get lost’ sobre el artista de jazz Chet Baker) o cintas que hablen de personajes a los que ya se ha dedicado alguna canción (El ‘Man on the Moon’ de R.E.M. ya hablaba del mismo Andy Kauffman que la película de Milos Forman que se realizó años después). Aquí solo valen los títulos que en principio no tienen relación alguna con esas canciones, aunque luego nos demos cuenta que sin esos nombres no hubiera sido lo mismo.

Como la lista es casi interminable aquí dejamos a modo de disco de “grandes éxitos” el primer volumen de estas películas con títulos de canción.

‘Stand by me’ (Rob Reiner 1986)

Sí, es la que estábais pensando. Es imposible no empezar esta lista con este clásico. Este éxito de 1961 de Ben E. King no puede venir mejor para ambientar la época en la que transcurre este canto a la amistad que es este film. Además de ser un éxito de taquilla también supuso un regreso al top 10 de Estados Unidos de la canción (e incluso se uso para un anuncio de una conocida marca de vaqueros).

‘My girl’ (Howard Zieff 1991)

Seamos sinceros, muchó mejor llamar a esta película como este temazo de The Tempations que titularla como ‘El verano que me enamoré por primera vez y morí por las picaduras de unas abejas’. En este caso se repite la formula de ‘Stand by me’ a la hora de titular esta historia sobre primeros amores y el dolor que puede conllevar. Si sois de esa generación nacida en los primeros ’80 estoy seguro de que es la primera película con la que llorasteis en una sala de cine.

Blue Velvet (David Lynch 1986)

Como leí en una ocasión el fantasma de la nostalgia de una Ámerica perdida reaparece una y otra vez en la filmografía del genial David Lynch Esa inocencia añorada es la de esos años ’50 y ’60, y que mejor forma que revindicar en el título de la cinta este tema atemporal. Con el paso de los años ‘Blue Velvet’ se ha ido asociando más al mundo del cine que al de la canción. Curioso por lo menos. Como yo, al igual que Ross Geller de Friends, también metería a Isabella Rossellini en mi lista de mujeres favoritas opto por dejar en enlace con la citada canción dentro del film, y no la versión original de ésta.

‘Boys don´t cry’ (Kimberly Peirce 1999)

El título de la película que dió su Oscar más merecido a Hilary Swank es uno de los primeros éxitos del gran grupo inglés The Cure. Y la verdad que no se me ocurre nombre mejor para una historia sobre la búsqueda de la sexualidad propia y los injustos problemas que puede conllevar.

‘Just like heaven’ (Mark Waters 2005)

Al bueno de Robert Smith no solamente le iban a usurpar títulos para buenas películas como es el caso de ‘Boys don´t cry’, a veces los guionistas de comediías románticas ramplonas también se fijan en la genial obra de The Cure a la hora de titular. En España se tradujo como ‘Ojalá fuera cierto’. Sí señor.

‘Punch-drunk love’ (Paul Thomas Anderson 2002)

Tras la obra maestra de ‘Magnolina’ Paul Thomas Anderson prometió una película sencilla con dos o tres personajes. Después de dos obras corales con multitud de personajes nos costaba un poco creer lo que nos decía, pero no nos mintió. Esta sencilla y bizarra película, además de conseguir reflejar el amor de una forma tan brutal y sencilla, consigue que Adam Sandler deje de ser un cretino y haga algo bueno. No sabemos si aquí surgió la historia profesional entre Paul y Radiohead (su guitarrista Johnny Greenwood compone sus últimas bandas sonoras), lo que si sabemos es que el título de esta canción salió de aquí.

‘American pie’ (Paul Weitz 1999)

Tranquilos…calma…no me olvido de ésta. Pues eso, no sabemos muy bien que pensará Don McLean de la utilización de este título para una película sobre la urgencia de perder la virginidad y practicar masturbandose con pasteles, cuando él solamente quería hacer una pequeña epopeya de la historia del rock y sobre ese día en que “la música murió” (el accidente de aviación que causo la muerte de Buddy HollyRitchie Valens y The Big Bopper).

‘Can´t buy me love’ (Steve Rash 1987)

Los Beatles otra vez. La verdad es que ya estaba tardando en aparecer un título de esta banda ya que no será por canciones conocidas las de estos cuatro ingleses. Paul McCartney siempre dijo que esta canción puede ir sobre miles de cosas, pero que jamás se podría interpretar como si hablase sobre la prostitución. La película trata sobre como un pardillo de institulo americano paga a una chica para que salga con él y le haga popular. Saquen sus propias conclusiones.

‘Someone to Watch Over Me’ (Ridley Scott 1987)

Uno de los heroes de Brian Wilson, el compositor George Gershwin compuso este clásico que hizo éxito mundial Frank Sinatra y que ha versionado gente tan dispar como Amy Winehouse. De nuevo en un alarde de originalidad  y “olfato comercial” en España esta cinta se tituló ‘La sombra del testigo’. Por cierto, ¿dónde se ha metido Tom Berenger?

‘You’re The One’ (José Luis Garci 2000)

José Luis Garcies un ser que todos pensamos que vive en el pasado, recreando una y otra vez un tiempo idealizado en el que todo se vivía y sentía de otra forma (para muchos de una forma aburrida por como lo cuenta él). Aquí decide agarrar del brazo a Frank Sinatra para pasear por esta clásica historia de amor.

 


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas