Magazine

Perros de protección de ganado.

Publicado el 08 diciembre 2015 por Silvia Silvia Garcia

La jornada sobre los Perros de Protección de Ganado fue muy interesante ya que contaba entre los asistentes con la presencia de ganaderos y pastores de la zona que contaban con diferentes necesidades funcionales y aportaban su experiencia con perros de este tipo.
Se hizo un repaso alrededor del mundo comentando cómo se han utilizado en diferentes países los perros de protección a lo largo de la historia y sus resultados, así como la opinión de diferentes ganaderos y si sus expectativas se han cumplido o no.
Muchos ganaderos de diferentes partes del mundo, aún sin haber tenido contacto entre si, afrontan los mismos problemas con soluciones similares y en países sin tradición en el uso del perro en la ganadería, se han adoptado estas medidas con resultados satisfactorios repeliendo los ataques de diferentes depredadores.

Para la zona en la que vivimos, con una gran red de senderos accesibles y una cantidad de turistas que debemos tener en consideración, al cabo de los años, la experiencia de estos ganaderos nos dice que la raza más apta para este trabajo es el Montaña de los Pirineos.
El Montaña de los Pirineos destaca por su instinto de protección y guarda del ganado pero no se muestra excesivamente agresivo con la gente que no demuestra ser una amenaza, evitando así sustos y desgracias innecesarias. Por otro lado su tendencia a quedarse con el ganado le hace ganar puntos en comparación con otras razas de protección.

La presentación de la jornada fue a cargo del Sr. Marc Garriga. Director del Parc Natural de l'Alt Pirineu.
Las diferentes ponencias fueron a cargo de:

  • "Gossos de protecció de ramats, races, caràcters, orígens i funcionalitats".
    Sr. Xavier Manteca. Servei d'Etologia de l'Hospital Clínic Veterinari. Universitat Autònoma de Barcelona.

  • "El muntanya dels Pirineus, alimentació, atencions, i vigilància sanitària".
    Sra. Marta Amat. Servei d'Etologia de l'Hospital Clínic Veterinari. Universitat Autònoma de Barcelona.

  • "Introducció del gos de protecció al ramat".
    Sr. Gabriel Lampreave. Cos d'Agents Rurals.

La charla "Experiència pràctica de l'impromta de Gossos de protecció en un ramat d'ovelles" a cargo de Sr. Dirk Madriles, Ramader se tuvo que suspender por motivos personales del ponente.

Perros de protección de ganado.

Dentro de la jornada que fue muy interesante en su totalidad, me quedo con este resumen que hago del contenido: Para que le perro de protección sea realmente una herramienta de utilidad y compense el desembolso económico que resulta ser su compra y mantenimiento, el proceso de impronta o troquelado debe hacerse de forma minuciosa, controlada y teniendo en cuenta cada detalle sin excepción:

  • El periodo de impronta y creación de vínculo con las ovejas debe ser continuo preferiblemente desde el nacimiento del perro y no podrá realizarse después de las 8 semanas. Si no puede hacerse desde el primer momento, en el momento que llega a nuestras manos debe tener contacto con las ovejas día y noche.
  • El perro debe tener un corralillo de unos 16m2 en el cual tendrá una zona en la que las ovejas no puedan entrar para que pueda estar tranquilo cuando quiera. Debe tener su comida a parte para que no se la coman las ovejas.
  • Las ovejas con las que le pondremos, no deben ser ovejas muy dominantes o agresivas para evitar crear traumas al perro, tampoco deberemos ponerle a madres con corderos muy pequeños para que el instinto de protección de la madre no haga que cabecee al perro.
  • El contacto humano con el perro debe ser muy reducido aunque debe estar acostumbrado a la manipulación para sus cuidados posteriores. El vínculo del perro de protección debe establecerse con las ovejas, no con las personas, por lo que no debe recibir a penas caricias aunque si debe tener una mínima obediencia.
  • El perro de protección de ganado no debe tener a penas contacto con perros para que no prefiera su compañía aunque debe respetar al perro pastor.
  • No debe estar a solas con las ovejas sin supervisión para evitar malos hábitos o juegos bruscos. Las visitas del ganadero o pastor al perro deben reducirse a cortos momentos durante el día para controlar la situación. A partir de los 4 meses empezaremos a alargar los ratos en los que el perro pasa tiempo con las ovejas.

Considero el perro de protección de ganado así como el perro pastor como herramientas esenciales para la vida de los ganaderos y pastores actuales que se enfrentan a diferentes problemas debido a la mala gestión gubernamental de la convivencia de los animales domésticos y los animales salvajes.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossier Paperblog