Revista Talentos

Perseguido

Por Majelola @majelola

Perseguido
Antes de salir a la calle, espió, como cada día, tras los visillos. Nadie vigilaba el portal. Es decir, parecía que nadie vigilaba, porque él sabía que estaban ahí, esperándole. Le seguían a todas partes, ineludiblemente, desde hacía años. Cuando caminaba escuchaba los pasos a su espalda, y era obvio que le seguía más de una persona, y quizá más de dos. ¿Qué pretendían obtener de él con tanta insistencia? Sin embargo, aún no le habían abordado. 
Aquello no solo lo agobiaba sobremanera, sino que poco a poco había logrado enfermarlo. La ansiedad se le disparó de tal modo que casi le impedía comer, dormir, respirar. 
Quizá solo esperaban a que se volviese a plantarles cara para abalanzarse sobre él y aniquilarlo. Estaba seguro de que así era, porque a pesar de tanto tiempo persiguiéndole —casi desde que podía recordar—, no le habían atacado. Por eso se había determinado a volver jamás la cabeza. Todo lo que hacía era intentar despistarlos. 
Apenas salía de casa, y cuando lo hacía trataba de pasar desapercibido. Se buscaba entretenimientos que le ayudasen a olvidar su situación. Y su salud se resentía más y más. Necesitaba de un inhalador para respirar, y de bastón para caminar, porque sus piernas ya no resistían el peso de tanta angustia. 
Un día sucedió lo inevitable; su debilidad llegó a tal extremo que perdidas todas las fuerzas cayó de bruces en la acera. Dolorido, con la nariz rota, sintió que alguien se inclinaba hacia él para darle la vuelta. Lo dejó tendido sobre su espalda; era uno de sus perseguidores. A su lado le observaban los otros dos. Los reconoció a todos: eran sus fantasmas. 
En ese instante se disolvieron y tomaron una nueva forma, esta vez material. 
Desde entonces ellos caminaron a su lado, como compañeros de camino, y él, que había aprendido a mirar a sus fantasmas a la cara, ya no necesitó bastones ni ayudas químicas para respirar.  
Mariaje López©Tu escritora personal por Mariaje López se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial.

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas