Revista En Femenino

Plan para enfrentarse a una betaespera

Por Clara Ingeniera @mamaingeniera

Si hay algo que he aprendido con mi experiencia en las betaesperas, es que no hay nada escrito.

Desde que comencé el ciclo sustituido para poder recibir a Bolita, tuve claro que quería una betaespera diferente, positiva y sobre todo, relajada. Porque una vez el embrión ha sido transferido, lo único que está en nuestras manos es administrarnos la medicación de forma correcta. Lo que esté pasando dentro de nosotras, no se puede controlar.

También es verdad que ya no cuento con ese positivismo del que os hablo, y el motivo es el que ya sabéis, la pésima calidad de Bolita después de la descongelación. Fue un jarro de agua fría el que nos echaron por la espalda ayer en el laboratorio. Pero tampoco estoy hundida, no os equivoquéis. Estos 10 días que me separan hasta la beta hay que pasarlos y, ¿por qué no pasarlos de la mejor manera posible?

Este va a ser el plan:

No existen los síntomas de embarazo en la betaespera

Puede ser que si, pero vamos, yo me niego a pensar que lo son, y mucho menos después de mi última betaespera, según la cual, yo estaba embarazada. La progesterona es muy traidora. MUCHO. Cualquier síntoma extraño será asociado a la progesterona.

No hay aburrimiento

Para evitar darle demasiadas vueltas a la cabeza, intentaré tener todo mi tiempo libre ocupado. Esto incluye diversos subplanes:

  • Películas: tengo descargadas unas 10 películas que, o ya he visto y son de buen rollo, o aún están por ver.
  • Libros: tengo el libro de Marian Cisterna que he empezado hoy mismo y pinta muy bien.
  • Audios: Me refiero a los picnics online que hacen Eva María Bernal y Marian Cisterna, que creo que son interesantísimos. Hasta ahora solo he oído un audio y me quedan unos cuantos. Tengo faena por delante.
  • Máster: Tengo un máster pendiente de acabar, y no estaría de más coger algún libro, que me lo quiero quitar de encima pronto.

No autocastigarme

Últimamente había entrado en una espiral muy negativa, en la que daba por hecho que debí de ser muy hija de puta en una vida anterior para que en esta me pasen tantas cosas malas. Pues he decidido que estoy cansada de pensar eso, así que cuando aparecen ese tipo de pensamientos, me pongo delante del espejo cual persona bipolar y me hablo desde otra perspectiva. De momento parece que funciona, aunque no negaré que me asusta un poco ver dos yos ¬¬

Dar el paso e ir al psicólogo

Ya os conté que he descubierto, a estas alturas, que en mi clínica el psicólogo entra con el tratamiento. Y aunque durante toda mi vida me he negado a visitar uno, esta vez realmente lo necesito (así debo estar). Tengo la cita el próximo jueves 2 de abril y estoy deseando ir.

Leer frases positivas

A través de Instagram y Twitter os propuse que me dijerais frases positivas para que las pusiera en nuestra pizarra de la cocina cada día. Parece una chorrada, pero me sacan una sonrisa.

Instagram Photo

 

¿Qué os parece?

Posiblemente penséis que mi plan es una chorrada, y es que, ¡realmente lo es! Pero si no me propongo cumplir algo a rajatabla, no lo haré, y ya me veo tumbada en el sofá mirando al techo y lamentándome en mi tercera betaespera. Intentaré seguirlo y disfrutar de que tengo una diminuta posibilidad de conseguir quedarme embarazada. Diminuta, pero ahí está, mi Bolita :)


Plan para enfrentarse a una betaespera
Plan para enfrentarse a una betaespera
Plan para enfrentarse a una betaespera

Volver a la Portada de Logo Paperblog