Revista Cultura y Ocio

Poema XX de Pablo Neruda

Publicado el 09 diciembre 2019 por Concha
De los recuerdos que me quedan de mi papá, está que desde pequeña me encantaba leer, gracias  a la influencia de él, quien me transmitió su amor por los libros.
Yo tenía mi colección de libros de cuentos infantiles y mi papá (que amaba la poesía) tenía una colección de libros de poemas.
Cuando crecí me fuí leyendo los libros de poesía, que aunque no eran tanto lo mío, si encontré algunos que me gustaron mucho.
Siguiendo con el tema de Pablo Neruda, que se me ha quedado en la mente después de ver la película "Il Postino", les cuento que mi poema favorito es el POEMA XX (Poema Veinte).  Y es que en su libro "Veinte poemas de amor y una canción desesperada", los pemas no van titulados sino que enumerados, pero el veinte es simplemente hermoso. Fue publicado en 1924 y lanzó a la fama a este gran poeta que en esa época tenía 19 años, es decir, son escritos de su juventud (Genial!).
No voy a hablar de métrica ni de estilo del verso, ni de la rima. Pero el "Poema XX" ha sido mencionado en múltiples producciones, Alex Ubago y Alejandro Sanz se han animado a grabarlo, La Oreja de Van Goth, entre otros. Más abajo les comparto el poema y aquí la versión (resumida) de la sería "Cuéntame cómo pasó" de TVE (Televisión Española):
  
  
  
  
      Poema XX de Pablo Neruda
  

     
   Carlos y Karina recitan a Neruda
     

  
Poema XX del genial Pablo Neruda:
PUEDO escribir los versos más tristes esta noche.
Escribir, por ejemplo: » La noche está estrellada,
y tiritan, azules, los astros, a lo lejos».

El viento de la noche gira en el cielo y canta. Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
 
Yo la quise, y a veces ella también me quiso. En las noches como ésta la tuve entre mis brazos.
 
La besé tantas veces bajo el cielo infinito. Ella me quiso, a veces yo también la quería.
 
Cómo no haber amado sus grandes ojos fijos. Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
 
Pensar que no la tengo. Sentir que la he perdido. Oír la noche inmensa, más inmensa sin ella.
 
Y el verso cae al alma como al pasto el rocío. Qué importa que mi amor no pudiera guardarla.
 
La noche está estrellada y ella no está conmigo. Eso es todo. A lo lejos alguien canta. A lo lejos.
 
Mi alma no se contenta con haberla perdido. Como para acercarla mi mirada la busca.
 
Mi corazón la busca, y ella no está conmigo. La misma noche que hace blanquear los mismos árboles.
 
Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos. Ya no la quiero, es cierto, pero cuánto la quise.
 
Mi voz buscaba el viento para tocar su oído. De otro. Será de otro. Como antes de mis besos.
 
Su voz, su cuerpo claro. Sus ojos infinitos.
Ya no la quiero, es cierto, pero tal vez la quiero.
Es tan corto el amor, y es tan largo el olvido.

Porque en noches como ésta la tuve entre mis brazos,
mi alma no se contenta con haberla perdido.

Aunque éste sea el último dolor que ella me causa,
y éstos sean los últimos versos que yo le escribo.



Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista