Revista Cultura y Ocio

Poems & roll

Publicado el 10 abril 2014 por Portman918 @ecosdelvinilo
Dejad que los poetas del rock & roll tomen la palabra
Poems & roll
[Ricardo Portmán] @ecosdelvinilo
Son (o fueron) músicos pero antes poetas. Las palabras sobran, las presentaciones son una pérdida de tiempo. Dejarse llevar por la métrica de estos versos del rock & roll es el antídoto ideal para cualquier esquirla del monótono tic tac laboral. Que hablen los poetas.


Desierto (por Patti Smith)

¿Los animales emiten un chillido humano

cuando su amado se tambalea
abatido como un pájaro arrastrado
por la corriente de un río veteado de azul?

¿La hembra solloza

imitando el sufrimiento del lobo?
¿Los lirios gritan a los cuatro vientos cuando al cachorro
lo despellejan para cuero y madejas?

¿Los animales gritan como los humanos

como yo cuando te perdí
aullé desfallecí
me enrollé como un ovillo?

Así es como

vagamos por el campo helado
descalzos y con las manos vacías
apenas humanos

Sorteando un desierto

que aún no conocemos
aquí es donde el tiempo se detiene
y no tenemos adónde ir.


Oda a L.A. pensando en Brian Jones, muerto (por James Douglas Morrison)

Soy habitante de una ciudad

Acaban de escogerme para representar
al Príncipe de Dinamarca

Pobre Ofelia

Todos esos fantasma que él nunca vio

Flotando hacia la fatalidad
Sobre un candelabro

Vuelve, valiente guerrero

haz la zambullida
en otro canal

Fondo caliente engrasado

donde está Marrakech
en las cascadas
de la tormenta salvaje
donde los salvajes lucharon
a última hora de la tarde
monstruos del ritmo.

Has abandonado tu

Nada
para completarla con
Silencio

Espero que te hayas ido sonriendo

Como un niño
En los serenos vestigios
de un sueño.

El hombre ángel

con serpientes compitiendo
por sus palmas
y sus dedos
finalmente reclamó
su benévola
Alma

Ofelia

Hojas, empapadas

en la seda

Sueño

de cloro
Loco sofocado
Testigo

El trampolín, la zambullida

El fondo

Eras un luchador

una musa adamascada de almizcle

Eras el desteñido

Sol
durante una tarde de TV

sapos cornudos

disidente de un lunar amarillo

Mira ahora hacia donde te trajo

A ti

Al cielo de la carne con los caníbales y judíos

El jardinero

encontró
el cuerpo, endémico, flotando

Afortunado cadáver

qué es esta materia verde pálida
de la que estás hecho.

Haz agujeros en la diosa,

en su piel.

¿Él apestará

llevado al cielo
a través de los pasillos
de la música?

No hay oportunidades.

Réquiem por un duro

Esa sonrisa
esa mirada de gordo sátiro
lascivamente
saltó hacia arriba

hacia el barro.


Un sueño (por Tom Waits)

Todo está numerado

Todo
Sólo hay una cierta cantidad
de todo
Risas
Afeitados
Rodillas peladas
Bebés
Lágrimas
Filetes
Humos
Canciones
Todo
Y quizá en 
la cima del cielo
encontrarás el fondo
de una barco,
y en él hay un
Dios sin afeitar
sujetando un poste
un cable
y un flotador
y colgando de
un anzuelo dorado
una joya azul
aquella con la que soñaste
y la joya azul
es como tu ojo azul
destellando bajo tus
párpados soñolientos
y hacia abajo, por la madriguera de conejo
te deslizas
y te zambulles en el mar
y el Sol sale
y sólo tienes siete años
En ese momento tira de ti hasta el barco
y eso es el Cielo.


Él dejó una nota (por Clara Plath)

Ese día tenía que llegar.

Fragmento anguloso
de certeza ida.

Ya no era él.

Sus manos borrosas

olvidaron el tacto.
Sus ojos
bailaban lejos
de la ciudad.

Muñeco encerrado

en caja de trapo.

En el umbral

de la deserción,
templó sus enseres.

La miró

cautivo,
y dejó una nota...


...junto al tabaco de Larry.



Copyright ©2014 Ecos del Vinilo.Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción total o parcial sin previa autorización del autor.

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossier Paperblog